Cardenal Ortega considera señal de humildad renuncia papal

Se trata de la primera reacción en Cuba al anuncio de Benedicto XVI de que dejará vacante el pontificado.

La Habana, 11 feb.- El cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, consideró este lunes una gran sorpresa y una “invaluable lección de humildad” la decisión del Papa Benedicto XVI de renunciar a su alta investidura debido a su avanzada edad y falta de fuerzas para cumplir sus responsabilidades.

“El Papa rompe una vez más los patrones y no teme anunciar al mundo que está débil y cansado para continuar la gran responsabilidad de gobernar la Iglesia Católica”, dijo Ortega en la primera reacción desde Cuba al anuncio de Benedicto XVI, dado a conocer en un comunicado distribuido en las últimas horas por el Vaticano.

“Solo un gran amor a Jesucristo, a su Iglesia, y una gran humildad, pueden impulsar un paso semejante”, afirmó el arzobispo habanero. “Los católicos cubanos, y creo que todo el pueblo, lo recordamos con cariño por su decisión de visitarnos en una ocasión tan especial para la historia de nuestra Iglesia y de nuestra Patria”, agregó.

Benedicto XVI visitó Cuba del 26 al 28 de marzo de 2012, ocasión en que sostuvo entrevistas con el presidente Raúl Castro y el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro. Al recibirlo en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, Raúl Castro, se refirió a los 76 años relaciones de su país con la Santa Sede “basadas en el respeto mutuo y en la coincidencia en asuntos vitales para la Humanidad”.

Al anunciar su decisión, el Papa dijo haber llegado a la certeza de que “por la edad avanzada”, ya carecía de fuerzas para ejercer adecuadamente sus funciones como jefe de la Iglesia Católica. Benedicto XVI asumió el papado en abril de 2005 y sucedió a Juan Pablo II (1978-2005), quien viajó en enero de 1998 a este país caribeño para una visita de cinco días.

En el mundo de hoy, “sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”, afirmó.

A continuación anunció que “desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice”.

De nacionalidad alemana, Joseph Ratzinger, nació el 16 de abril de 1927 y se convirtió en el pontífice 265 de la Iglesia Católica. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.