Consejo universitario se pronuncia sobre internet

RESUMEN DE LA RELATORÍA ACERCA DE LA REUNIÓN CONJUNTA DEL CONSEJO CIENTÍFICO DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA CON LA SECCIÓN DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE CUBA Y OTROS INVITADOS CELEBRADA EN LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA EL 26 DE FEBRERO DE 2015

Vista frontal de la Universidad de La Habana

Foto: Tomado de internet

 

universidad-sello

La Habana, 31 de marzo de 2015

Objetivos:

Contribuir, desde lo académico y con una visión multidisciplinaria, al propósito de la máxima dirección de nuestro país de informatizar la sociedad y utilizar internet y otros aspectos de la informatización para enaltecer al pueblo de Cuba en su participación consciente para desarrollar un país socialista, próspero y sostenible. Del análisis cuidadoso, respetuoso y revolucionario del tema, se ha preparado una relatoría, de la cual se exponen brevemente los principales aspectos. Una lectura de todo el documento permitirá una idea más completa de lo que a continuación se resume:
Propuestas:

  1. Las pérdidas económicas y perjuicios culturales derivados de la poca penetración actual de la informática en la sociedad cubana requiere de acciones urgentes para recuperar lo perdido y avanzar mucho más.
  2. Las leyes, regulaciones y el calendario acelerado del plan para dar acceso a internet a los cubanos deben ser públicos y transparentes.
  3. Las instituciones encargadas de viabilizar lo expuesto por el compañero Díaz-Canel en la clausura del pasado Primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad deben consultar a expertos calificados de diversas disciplinas en universidades, centros de investigación, sociedades científicas y la Academia de Ciencias de Cuba para obtener los mejores resultados en su gestión. La informatización de la sociedad requiere de las opiniones de los mejores expertos del país.
  4. Sugerimos tener en cuenta el “Informe de Diagnóstico del Estado de la Ciencia en Cuba” elaborado por la ACC en 2012.
  5. La introducción de tecnologías cubanas en este sector debe favorecerse y hacerse en presencia y competencia con las más avanzadas tecnologías internacionales.
  6. Las inversiones que deben realizarse probablemente se recuperen rápidamente al evitar las pérdidas millonarias que debe significar el atraso existente actualmente para nuestra economía.
  7. Debe potenciarse el desarrollo de una “industria de contenido científico” donde las universidades puedan desempeñar el papel que les corresponde y se les permita colaborar con la integración de la ciencia a las decisiones gubernamentales.
  8. Las plataformas de “navegación” deben diseñarse sobre la premisa del pleno acceso y sin restricción alguna, sin segregación entre las nacionales y las internacionales, de acuerdo con las características globales contemporáneas. La máxima seguridad posible se debe alcanzar a partir de esta premisa.
  9. Los sitios web y los servicios asociados de carácter nacional deben alcanzar la máxima calidad requerida para poder posicionarse adecuadamente en el mundo y permitir la presencia de las verdades revolucionarias cubanas en todas partes a partir de sus propios méritos.
  10. Un programa sólido y adecuadamente colegiado para la automatización y robotización de la economía pudiera paliar la disminución en fuerza de trabajo y el envejecimiento de la sociedad.
  11. Deben ensayarse formas de competencia entre empresas estatales y con otras formas de propiedad para beneficio de los que reciben el servicio y facilitar el avance tecnológico en el futuro.
  12. El país debe ser el principal beneficiario de las formas productivas no estatales asociadas a este sector.
  13. Es muy aconsejable crear condiciones y perspectivas de vida y trabajo que estimulen la permanencia, desempeño y resultados para nuestro país de la fuerza laboral calificada en el sector de la informática y otras necesarias para el desarrollo de la nación.
  14. Ninguna medida para establecer la necesaria seguridad debe impedir el libre acceso a la información o uso de los medios de informatización por los ciudadanos, ni convertirse en obstáculo al desarrollo o utilización de cualquier nueva tecnología o procedimiento, de forma que no se convierta en aliada de los enemigos que pretende neutralizar.

 

REUNIÓN TEMÁTICA CONJUNTA DEL CONSEJO CIENTÍFICO DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

CON LA SECCIÓN DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE CUBA

 

Asunto: Reunión temática acerca de la necesidad de informatización de la sociedad cubana en los momentos actuales, tomando como base el Primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad realizado entre el 18 y el 20 de febrero de 2015.

Fecha: 26 de febrero de 2015, 2:00 pm. Salón 250 Aniversario de la Universidad de La Habana

PARTICIPANTES:

POR EL CONSEJO CIENJTÍFICO DE LA UH

1) Luis Alberto Montero Cabrera. Presidente. Fac Química. UH. Académico

2) Carlos Álvarez Valcárcel. Fac. Biologìa. UH. Académico.

3) Sira Allende Alonso. Fac. Matemática Computación. UH

4) Héctor Ayala Castro. Fac. Turismo UH.

5) María del C. Barcia A. Fac Filosofía e Historia. UH. Académica.

6) María de los A. Chávez Planas. Fac. Biología. UH. Académica.

7) Juan R. Ferrera Vaillant. FENHI

8) Norma Galego Fernández. Fac. Química. UH. Académica.

9) Jorge E. Gutiérrez Amaro. JBN.

10) Mayra Hernández. IMRE.UH.

11) Miguel Katrib Mora. Fac. Matemática-Computación. UH. Académico.

12) Lizette Morejón Alonso. Biomat. UH.

13) Eduardo Ortega Delgado. Fac. Biología. UH. Académico

14) Ricardo Seco Hernández. Fac. Geografía, UH

15) Magda León Santos. Fac Comunicación Social. UH.

POR LA SECCIÓN DE CIENCIAS NATURALES Y EXACTAS DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE CUBA

1) Carlos Cabal Mirabal. CIGB.

2) René P. Capote López. IES. CITMA.

3) Francisco Calderón Piñas. IMRE. UH.

4) Augusto González García. ICIMAF. CITMA.

5) Hugo Pérez Rojas. ICIMAF. CITMA.

6) Margarita Suárez Navarro. Fac. Química. UH.

 

INVITADOS:

1) Yuduvian Almeida Cruz. ViceDecano Fac. Matemática-Computación UH.

2) Aylin Febles Estrada. Vicerrectora UCI.

3) Alina Ruiz Jhones. DDI. UH

4) Déborah Torres Ponjuán. Fac.Comunicación Social. UH.

 

RELATORÍA

En la intervención que realizó el Vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la clausura del “Taller sobre la Informatización y la Ciberseguridad”, expresó que “(…) la Informatización e Internet deberán acompañar la oportunidad de todos los cubanos de participar de forma activa en la construcción del país socialista, próspero y sostenible”. Para los científicos cubanos, cualquiera que sea su campo de investigación, esta frase se vincula con la imperiosa necesidad de mantener una actualización en los conocimientos de cada una de nuestras especialidades ya que como dijera Martí “hay que poner al hombre a nivel de su tiempo para que flote sobre él, y no dejarlo por debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote”.

A continuación se relaciona la opinión de los miembros del Consejo Científico y otros invitados que participaron en la reunión en que se abordó el tema. También se incluyen algunos criterios aportados a partir de la Lista de Discusión del CCUH. Se ha tratado de recoger las opiniones que tuvieron el consenso de los participantes.

Criterios y propuestas:

  1. Las pérdidas económicas y perjuicios culturales derivados de la exigua penetración actual de la informática en la sociedad cubana requiere de acciones intensas y urgentes para recuperar lo perdido y avanzar mucho más.
  2. Nuestro país cuenta en la actualidad con miles de profesionales universitarios formados por la Revolución que, en su mayor parte, han alcanzado un alto grado de especialización. Su responsabilidad social es contribuir al desarrollo de la sociedad cubana aportando soluciones a las necesidades y problemas que existen actualmente y están prestos a cumplir con ese compromiso. La calidad de cada una de sus contribuciones estará sin duda relacionada con la actualización de sus conocimientos. Por esta causa es imprescindible contar con el acceso rápido, fluido y eficiente a las redes informáticas. Se recomienda a las instituciones encargadas de viabilizar lo expuesto por el compañero Díaz-Canel, que consulten a expertos calificados de las universidades, centros de investigación, sociedades científicas y de la Academia de Ciencias de Cuba para obtener los mejores resultados en su gestión.
  3. La informatización de la sociedad en Cuba debe evitar su deshumanización por lo que proponemos que a la par ocurra la socialización de la información; ambas son una necesidad de la vida moderna.
  4. Cuba se ha propuesto la informatización de la sociedad, pero el desarrollo de este aspecto tiene que estar íntimamente vinculado al desarrollo de todas las ramas del saber. La ciencia en Cuba se desenvuelve actualmente sobre la base de una infraestructura obsoleta y deteriorada al margen de los éxitos que se hayan podido obtener, lo que da una idea de lo que se hubiese podido alcanzar con mejores condiciones. En esta dirección se recomienda a los decisores gubernamentales que tengan en cuenta el “Informe de Diagnóstico del Estado de la Ciencia en Cuba” elaborado por la ACC. Sería un grave error aislar el análisis de la informatización de nuestro contexto científico, económico y social.
  5. La informatización de la sociedad exige una visión sistémica y por lo tanto integral. Paralelamente a la formación de nuevos recursos humanos, debe impulsarse su introducción para el desarrollo tecnológico de la industria y de los servicios, potenciar el desarrollo del mercado interno, propiciar la innovación permanente y apoyar al más alto nivel posible las investigaciones científicas en sus diversos campos.
  6. Se debe promover el diseño, producción, comercialización e introducción de productos autóctonos, desarrollados a partir del potencial científico del país. Para ello es preciso también importar todos los medios, efectos y tecnologías posibles que permitan la competitividad de nuestros productos en comparación con sus similares extranjeros por poder de reunir las condiciones requeridas para nuestras necesidades.
  7. El concepto planteado por la dirección del país de que el acceso pleno a Internet es un derecho de todos los ciudadanos cubanos es clave. Se debe implementar en tiempo breve mediante acciones concretas y con un calendario de dominio público para que Cuba se recupere del atraso acumulado en este aspecto.
  8. La inversión de recursos económicos debe conllevar necesariamente el uso de la tecnológica más moderna en materia informática y conectividad que garantice un salto cualitativo, que permita salvar el abismo tecnológico actual que tiene el país. Tales recursos de inversión probablemente se recuperarían en breve plazo gracias a la eficiencia que este desarrollo implica. Es una inversión de bajo riesgo, alta productividad y de rápida recuperación, según la experiencia internacional.
  9. Aparejado con la informatización de la sociedad debe privilegiarse que desarrolle una moderna estrategia de información y comunicación que tenga en cuenta los nuevos escenarios asociados al desarrollo de las TICs y que no solo se vincule con la información mediática asociada a la TV, la radio o medios de prensa.
  10. Debe potenciarse el desarrollo de una “industria de contenido científico” donde las universidades puedan desempeñar el papel que les corresponde y se les permita colaborar con la integración de la ciencia a las decisiones gubernamentales.
  11. La vinculación entre redes informáticas preexistentes pueden constituir la base de una plataforma de “navegación”, sin segregación de las nacionales y las internacionales. En la internet de la actualidad los escenarios locales son la excepción y la regla está en el pleno acceso sin restricción alguna a la red mundial (WWW).
  12. Los cubanos deben estar presentes con sus realidades y verdades revolucionarias en el escenario globalizado tanto actual como futuro. Los sitios web y los servicios asociados de carácter nacional deben alcanzar la calidad requerida para ocupar un lugar adecuado en los intereses de nuestra población. En esta dirección se debe tener en cuenta su actualización y calidad, así como la idiosincrasia del cubano y de sus expectativas y necesidades.

 

  1. Se debe tener en cuenta que compartir recursos y aplicaciones, como el acceso a complejos de cálculo y el almacenamiento de información de alto rendimiento (clusters) entre instituciones nacionales, puede contribuir al ahorro en el pago de servicios que actualmente se realizan en el extranjero.
  2. Un programa sólido y adecuadamente colegiado para la automatización y robotización de la economía pudiera paliar la disminución en fuerza de trabajo y el envejecimiento de la sociedad.
  3. Las empresas estatales del sector de la informática y las telecomunicaciones deben brindar servicios de telefonía, internet y otros de alta tecnología, similares a los que existen a nivel mundial, teniendo en cuenta la relación precio – salario, para posibilitar su acceso a los ciudadanos. Puede resultar conveniente que más de una empresa estatal o mixta proporcione esos servicios a la población y a la economía nacional, de forma que la concurrencia ayude a promover el progreso y facilitar los accesos con precios competitivos. Si es eficiente la infraestructura pudiera ser única.
  4. Los especialistas cubanos en el campo de la informática se insertan con facilidad en los mercados laborales de otros países por su alto nivel y capacidad demostrada. También se ocupan con éxito en empresas privadas, más atrayentes, competitivas, productivas y redituables. Además de impulsar la industria estatal de software deben crearse las bases para que el país sea el principal beneficiario de las formas productivas no estatales asociadas a pequeñas y medianas empresas en este sector.
  5. Nuestro país está perdiendo un gran número de jóvenes graduados universitarios imprescindibles para el desarrollo económico y científico del país, incluido el de la informatización. Cuidar y preservar a los recursos humanos formados, es una tarea que requiere una política coherente del Partido y del Gobierno que incluya una reforma salarial capaz de garantizar con condiciones y perspectivas de vida y trabajo que estimulen la permanencia, desempeño y resultados para nuestro país de una fuerza laboral calificada
  6. La seguridad informática es imprescindible, y ninguna medida de seguridad debe impedir el libre acceso a la información o uso de los medios de informatización por los ciudadanos, ni convertirse en obstáculo alguno al desarrollo o utilización de cualquier nueva tecnología o procedimiento, pues entonces se convierte en aliada de los enemigos que pretende neutralizar. La Resolución 127 del MIC es esencialmente obsoleta y debe revisarse para no constituir un freno al uso de las técnicas de informatización en beneficio del desarrollo de los ciudadanos, de las ciencias y del país.
  7. El proceso de informatización de la sociedad necesita de leyes y reglamentos, simples y transparentes, que regulen adecuadamente los derechos y deberes de los ciudadanos para garantizar el bienestar en este aspecto y así promuevan el desarrollo.
  8. La televisión digital que se “prepara” en Cuba se ha implantado con normas de tecnología que no tiene homologa en el mundo. Aunque su procedencia es china, trasmite en una frecuencia diferente a la de ese país. Esa tecnología nos aísla de la televisión digital del resto del mundo, incluyendo a la propia China, a los países de la CELAC y del ALBA y a otros países de la región. A corto, mediano y sobre todo a largo plazo pudiera resultar mucho más costosa al país y desde luego a sus ciudadanos por demandar una tecnología no estandarizada y por lo tanto fuera de las cadenas de producción y comercio que abaratan los precios de trasmisores y receptores.
  9. En el país hay orientaciones que impiden o regulan centralmente la adquisición de “activos fijos tangibles” a las organizaciones estatales lo cual es aplicable también a los equipos de cómputo y de tecnología para la informatización. Es también significativo el ínfimo surtido y relativa desactualización del mercado interno cubano. Es necesario que se levanten las restricciones existentes que impiden adquirir estos medios, aún cuando entidades estatales, como los centros de educación superior, por ejemplo, dispongan de los recursos necesarios. Tampoco existe un comercio minorista competitivo con los estándares mundiales actuales que tenga en cuenta las existencias y la variedad que se requieren para obtener un desarrollo independiente y ubicuo del uso y aplicaciones de las TIC, a precios accesibles a la mayoría de los cubanos.
  10. El acceso libre a Internet, a las redes sociales, a bases de datos nacionales o de instituciones públicas debe ir acompañado de una estrategia de ciberseguridad que imposibilite el ciberespionaje y acciones delictivas que afecten a los recursos del estado y de las personas, la soberanía nacional o afecten los derechos individuales de los ciudadanos.
  11. Debe establecerse un plan emergente de conexión a internet en las viviendas con los recursos disponibles y haciendo las inversiones necesarias, sobre la base de que los costos económicos y sociales de nuestra desconexión deben de ser mucho mayores que lo que pueda costar aumentar el ancho de banda del país. Las tarifas a las personas pueden ser comerciales, pero se debe tener en cuenta los aportes sociales de sectores como el de los profesores, los académicos, los médicos, los maestros, los artistas, etc. sobre la base de los salarios medios de cada sector.

OBSERVACIONES RELATIVAS AL TALLER NACIONAL DE INFORMATIZACIÓN Y CIBERSEGURIDAD, CELEBRADO EN EL CENTRO DE INVESTIGACIONES DE TECNOLOGÍAS INTEGRADAS (CITI) DEL 18 AL 20 DE FEBRERO 2015.

Del Taller sólo fue divulgada y tuvo una participación numerosa la sesión plenaria inicial, la que fue informativa y no propició el debate. El Taller real fue lo que ocurrió en el CITI, que no ha sido socializado con la comunidad informática del país, en particular con expertos que no estuvieron en el CITI.

Se recomienda aumentar la transparencia real de estas deliberaciones con una información tan importante para todo el país y donde los expertos son tan abundantes en Cuba, en muchas ramas de la economía nacional, que pueden hacer aportes relevantes. Por ej. en el caso de la UH no participaron expertos del área de la información de la Facultad de Comunicación Social ni todos los expertos posibles de la Facultad de Matemática y Computación. Por ello se considera que:

  1. El Taller no fue todo lo inclusivo que debió ser. La participación de la Universidad de La Habana y la Academia de Ciencias de Cuba fue menor de la necesaria y la esperada por sus miembros.
  2. Aunque el Taller pueda haber resultado muy positivo, por sí mismo no puede solucionar las grandes deficiencias acumuladas a nivel nacional que afectan el uso de la informática en beneficio del desarrollo del país y del pueblo cubano. Se sugiere la creación de un Consejo Asesor formado por un número reducido pero representativo de los mejores expertos en diferentes ramas del conocimiento en todos los sectores que no solamente tenga integrantes en las tecnologías directamente vinculadas con la informatización sino que incluya suficientes en las ciencias sociales, económicas y humanidades; este Comité asesorará a las altas instancias del Partido y el Gobierno a tomar las decisiones de forma rápida y eficaz.
  3. En el Taller se partió de una política de informatización desactualizada, que repite aspectos que se han recogido en documentos anteriores de política, que no establecen como primordial el acceso pleno de todos los ciudadanos a las tecnologías de la informatización y los servicios vinculados a ella.
  4. Se requiere de un plan de acción a corto y mediano plazo, que no quedó esclarecido.
  5. El foro comenzó sin que se conocieran las bases de lo que se iba a discutir, fue excluyente del debate a los grandes sectores de la sociedad que no tienen acceso online. El filtrado de las opiniones en el foro le restó frescura, efectividad y democracia al mismo.

 

Consejo Científico de la Universidad de La Habana

31 de marzo de 2015

 

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.