Declaración del Centro Oscar Arnulfo Romero de Cuba

A propósito del Día Internacional de la Mujer.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer, se celebra  cada año el 8 de marzo, fecha  que sirve para conmemorar la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Para Cuba, es un día de fiesta por tantos derechos conquistados, sin embargo también debe ser motivo para reflexionar sobre lo que queda por hacer, sobre aquellas demandas justas que debemos tener presente  todas y todos en esta sociedad socialista que busca la justicia social y la igualdad.

Hay reclamos de sectores de mujeres que van desde  el avance hacia la reducción inequidades de género presentes aun en nuestra sociedad, como la sobrecarga doméstica, la sub representación de mujeres en el grupo de personas que cuentan con recursos de partida para ejercer el trabajo por cuenta propia, donde la mayoría de las actividades autorizadas, son las que se asocian a lo masculino y se reproducen estereotipos de género en la contratación, hasta la profundización del  diálogo con los contenidos que se producen y socializan en los medios de comunicación social y que denigran a las mujeres, exhibiéndolas  como objeto de deseo y subordinadas  a los hombres y concretar

Finalmente urge, la búsqueda de salidas a la violencia machista contra las mujeres, modificando los imaginarios sociales que perpetúan las manifestaciones de violencia que se ejercen de forma naturalizada hacia ellas y que se concrete  la aprobación de un protocolo de atención integral e integrada a las mujeres víctimas y el reclamado protocolo de actuación para la fertilización asistida de las mujeres (lesbianas o solteras) que desean tener descendencia; el reconocimiento legal de las uniones entre mujeres lesbianas y la terapia hormonal para las mujeres trans, que deseen someterse a las mismas, sin mediaciones patologizantes.

Es un compromiso ético y humanista sumarnos cada día al reclamo de millones de voces de mujeres que en el mundo dicen “Ni Una Menos” consigna que brotara al calor de una década que se caracterizó, entre otras cosas, por la visibilización y conquista de muchos derechos en cuestiones de género como la Ley de Identidad de Género y la de Matrimonio Igualitario, Programas de Salud Sexual y Procreación Responsable; la inclusión en el Código Penal de la figura de femicidio, entre otras.

Unirnos a las voces que expresan en nuestro continente “Basta de femicidios” es una responsabilidad por la Justicia y un acto de solidaridad. Decir “Basta a la impunidad” pensando en Berta Cáceres y en las mujeres líderes sociales en Colombia, el juicio político a Dilma Rouseff, la violencia a que está sometida la ex presidenta de Argentina por parte del poder político por ser mujer y progresista, compañera Cristina Fernández, el encarcelamiento de una mujer originaria como Milagros,  y una mujer tucumana como Belén, condenada a 8 años de prisión por haber tenido un aborto espontáneo, es muestra del compromiso de hombres y mujeres a favor de la igualdad de géneros.

En muchas partes hoy habrá un paro para visibilizar de una manera masiva, como nunca antes, la larguísima lucha del movimiento de mujeres por la igualdad, pero también un recordatorio de que todavía hay mucho por qué luchar en cuestiones de género.

Este 8 de marzo debe servir a cubanas y cubanos para redoblar las fuerzas,  no bajar nunca los brazos y seguir defendiendo y conquistando los derechos que todavía les faltan a las mujeres en el mundo.

Gabriel Coderch Díaz

Director

Centro Oscar Arnulfo Romero.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.