Entrevista de Peter Tschumi con IPS Cuba

Es el director residente de cooperación internacional, de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude), en Embajada de Suiza en La Habana.

Peter Tschumi, director residente de cooperación internacional de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, durante su entrevista con IPS en la embajada de su país ante La Habana.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana.- IPS Cuba ofrece el texto de la conversación sostenida por el diplomático con Ivet González y Patricia Grogg, acerca de los objetivos y alcance de la colaboración suiza en Cuba, presente en prácticamente todo el territorio de la nación caribeña.

IPS CUBA:Cosudeestá en Cuba desde 1997, aunque establece su oficina en el 2000. ¿Cómo valora estas casi dos décadas de colaboración? ¿Qué insatisfacciones y lecciones deja este periodo?

PETER TSCHUMI (PT):Dos décadas parece mucho tiempo,aunque no lo es para la cooperación. Hemos trabajado duro y casi es una casualidad política que Cosude empezara a trabajar en Cuba. Tuvo que ver con algunas acciones humanitarias antes del 2000 y después por las buenas relaciones que hemos mantenido. Por eso la parte cubana planteó algunas ideas para empezar un programa de cooperación más amplio.

Desde los años 1960, 1970, Suiza tiene un programa sustancial para América Latina. Queríamos expandir nuestra incidencia en esta región por las dinámicas políticas y económicas y la solidaridad de Suiza hacia Latinoamérica.

En el caso de Cuba, empezamos poco a poco. Algunos programas tenían que ver con la cultura, que aquí tiene una orientación muy fuerte. Trabajamos con el cine cubano, algunos pequeños proyectos de la Oficina del Historiador de La Habana y dimos seguimiento a acciones de ayuda humanitaria. Poco a poco se desarrolló el programa. Uno de los proyectos importantes de primera hora era para la conservación pos cosecha de granos en silos metálicos, que luego se diversificó.

Pero en verdad, solo a partir de 2013 la cooperación suiza se ha vuelto una cooperación de prioridad, un país de prioridad. Eso está basado en los buenos resultados y la colaboración y el pedido de Cuba de hacer más. También depende del parlamento en Suiza, que cada cuatro años decide los países prioritarios con que trabajamos.

El parlamento aprobó en 2016 que Cuba continúe entre las prioridades de la colaboración suiza durante el período 2017-2021.  La cooperación proviene de impuestos del pueblo suizo y esa decisión es una muestra de la solidaridad con el pueblo cubano.

IPS CUBA:A Ud. le ha correspondido la estrategia trazada para 2017-2021. ¿Cuál es el enfoque central en este periodo? ¿Qué sectores abarca?

PT: Trabajamos mucho en iniciativas que tienen que ver con el desarrollo local, y en el caso de Cuba con la agricultura local. Al mismo, tiempo con la organización descentralizada a nivel municipal, siempre alrededor de la vida productiva, pero incluyendo también lo social y descentralizar ciertos espacios de la vida política. Tenemos muchas iniciativas que han brindado resultados, aunque nos enfocamos aún más en esta estrategia de 2017-2021.

El enfoque siempre es en consulta con el gobierno cubano. El desarrollo local es un concepto bastante general que incluye acceso a alimentos, desarrollo económico local y temas de participación, género y equidad.

IPS CUBA: ¿Está satisfecho con lo que ha podido lograr en este tiempo?

PT: Sí. He trabajado mucho en América Latina. He visitado Cuba varias veces, la primera en 1984 y vine para talleres como encargado de Políticas de Cosude, en lo referido a empleos e ingresos. Indirectamente, he podido sugerir algunos temas a nivel productivo sobre este último tema. Viendo la nueva estrategia y tras 15 meses de trabajo con ella, sí, estoy muy satisfecho valorando el contexto muy complejo en el cual estamos trabajando.

A inicios de 2017, vino a Cuba nuestro director general, el embajador Manuel Sager, y acordó con la ministra cubana de Educación, Ena Elsa Velázquezque empezáramos a trabajar en la formación profesional.

Desde entonces estamos armando un nuevo programa de formación profesional y en la estrategia de desarrollo económico local, porque no solo tiene el objetivo de formar a la gente –objetivo social-, sino también el objetivo económico de articular a los capacitados con un mercado laboral. Por la experiencia suiza reconocida a nivel mundial, podemos contribuir mucho en Cuba, que ha mostrado disposición a actualizar su sistema de formación profesional.

IPS CUBA: ¿Ese programa está en preparación?

PT: Empezamos algunas acciones de manera piloto. Queremos trabajar sobre lo real, hacer algo, ya empezamos acciones en una escuela agrícola de Pinar del Río, también tenemos algunas cosas en la construcción y vamos a entrar en el turismo.

IPS CUBA:¿En qué nivel de enseñanza sería, universitaria o técnico profesional?

PT: Técnico profesional y sus puentes a la educación universitaria.  También se trata de apoyar la actualización de la educación técnica profesional que lleva a cabo el MINED en el sentido de mejorar la propuesta del sistema cubano a las demandas del sector productivo. Se necesita más flexibilidad, permeabilidad en el sistema para las personas que salen de la educación normal, secundaria, y para las que van a la universidad.

Queremos fortalecer toda la formación profesional en el sistema para brindar conocimientos en profesionales que les sirvan en el mercado laboral. Por ejemplo, cursos en el sector del turismo, modulares, por tres meses; otros más amplios, que no se imparta en 10 años el mismo curso de tres años, cuando haya cambiado mucho el mercado laboral. Trabajamos en esta actualización.

También queremos articular a autoridades e instituciones cubanas con las suizas para que haya intercambio. Yo llevé a Suiza una delegación de cinco cubanas y cubanos a un congreso internacional de formación profesional al cual asistieron 34 países, porque Suiza tiene fama de contar con una formación profesional muy buena. Fue convocado por nuestro ministro de Economía y Educación.

IPS CUBA: Es interesante lo de adecuarse al mercado laboral, no estar eternamente haciendo lo mismo, sino revisar.

PT:Revisar con los profesionales, cuentapropistas, formadores; no hacer una cosa teórica que se ve muy bien en los libros, pero que tiene que ver poco con la realidad. Se puede incluso trabajar con alumnos, con expertos. Muchas veces resulta difícil para las instituciones cubanas movilizar u organizar intercambios internacionales, por eso vamos a trabajar en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

IPS CUBA:¿Este proyecto se desarrolla con el Ministerio de Educación?

PT: Con Educación, pero en segundo plano con el ministerio de Trabajo y los sectores de Construcción, del Turismo y Agricultura. Esta fase no incluye directamente el tema medioambiental, pero en los currículos siempre hay que verlo, sobre todo en la agricultura, sustituir algunos insecticidas y pesticidas, o reducir el mal uso de estos productos, por ejemplo.

IPS CUBA: ¿Cosude tiene en cuenta actores no estatales en sus programas de cooperación en Cuba? ¿Cómo se lleva a cabo esta colaboración, específicamente en ese sector social? ¿Qué significa incluir al sector privado para la cooperación en Cuba?

PT: Por la organización de Cuba trabajamos con el Estado, con el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (Mincex), Ministerio de Relaciones Exteriores y en el marco de lineamientos y acuerdos mutuos. Estamos convencidos y claros de que en nuestros programas incluimos a todos los actores de cambio. Por ejemplo, en programas de acompañamiento de la descentralización tenemos PRODEL (fortalecimiento de capacidades para el desarrollo local) y PADIT (plataforma articulada para el desarrollo integral territorial), en la innovación agrícola tenemos el PIAL (Programa de Innovación Agrícola Local) y el PAAS (Proyecto Apoyo a una Agricultura Sostenible en Cuba), que trabaja cadenas de valor de productos agrícolas orgánicos como frutas, hortalizas y miel de abeja.

Además, recién incursionaron en la cadena de ganado menor como la cabra.Mandamos una delegación grande a Murcia para conocer el potencial de la cabra en el país, hay mucho marabú y la cabra puede compartir con esta especie y aprovechar mejor la tierra, producir leche y carne. Trabajamos con estas cadenas, con el gobierno e instituciones especiales de investigaciones aplicadas y agrícolas.

Pero también trabajamos con cuentapropistas y algunos productores que ahora tienen su propia tierra para producir hortalizas, venden una parte al Estado o la entregan a instituciones sociales como escuelas y hospitales, pero una parte la venden al mercado, otros cuentapropistas, restaurantes pequeños.

También ocurre en el tema de la construcción en las provincias, pues algunos tienen licencia para la producción de materiales locales y allá también está el programa de formación profesional, y los incluimos de acuerdo con el gobierno.

Es algo que consideramos importante en este tiempo. Cuba puede aprovechar mucho más sus recursos y trabajar con el sector productivo y también con la sociedad civil. Siempre existe una sociedad civil y sector privado, independientemente de la organización del Estado donde una parte será más o menos importante que la otra. Para mí es muy importante trabajar con toda la sociedad.

IPS CUBA:Cuba es un país singular en la región por su sistema político diferente; no puede acceder a créditos de organismos internacionales debido al embargo, una realidad que no puede obviarse y por la cual pasa toda la economía; existe además dualidad monetaria y cambiaría. Lleva además un proceso de transformación que se define como actualización del modelo económico y social cubano. ¿Qué desafíos representan todas estas singularidades para la cooperación?

PT: Nada es eterno. El embargo tampoco lo será. Es un proceso a largo plazo, pero que siempre hay que tener en mente. Nosotros nos conformamos con el contexto en que trabajamos, muy intenso para la cooperación. Tenemos muchos desafíos. Tenemos de 14 a 15 programas grandes y un presupuesto de alrededor de 11.000.000 de francos suizos al año, que son poco más de 11.000.000 de CUC.

Una parte típica de la contribución nuestra es para la importación de materiales, porque aquí hace mucha falta modernizar inventarios y obtener materiales adicionales para prácticas que se quieran aplicar. Eso implica procesos más largos y trabajosos para nuestra oficina, que no es una oficina de implementación, sino de gerencia general en el contexto de una embajada.

No queremos proyectos que sean solo financiados por Suiza, sino proyectos con apoyos e iniciativas locales cubanas que le den un empuje o apoyo especial para que sean sostenibles, para que tengan un alcance mayor o nacional. Ese es uno de mis objetivos estratégicos aquí. Tenemos muchas experiencias en estos 20 años, pero también muchas lecciones aprendidas y buenas prácticas que aplicamos en algunas provincias y municipios que se puede aprovechar más para el país, para aplicar a nivel nacional y cambiar políticas públicas. Incluso en este panorama complejo.

IPS CUBA:¿Nos pudiera mencionar algunos ejemplos de buenas prácticas?

PT: Puedo mencionar muchos. Por ejemplo, un proyecto de biomasa para usarla no solo como fertilizante, sino también para transformarla en gas en biodigestores locales. Somos líderes en Cuba con los proyectos que apoyamos para producir biogás y biodiesel aquí en el país. Ahora hay interés para multiplicarlo. Recientemente conversé con una delegación de empresarios alemanes que están trabajando en el sector del reciclaje y hay que ver si Cuba quiere producir biogás a una escala más comercial, porque a escala local tenemos bastante éxito.

Creo también en el concepto de trabajar en cadenas de valor en la agricultura. Mencioné las cadenas de miel de abeja, hortalizas, frutas. Cuba siempre dice que quiere actualizar y usar más su potencia agrícola, pero aquí se importa más de 60 por ciento de los alimentos y algunas cifras señalan que hasta 80 por ciento. Hay mucho potencial, pero hay que agilizar la agricultura. Cuba tiene objetivos sociales muy altos, nutrición infantil, de personas en desventaja y para satisfacer esos objetivos necesita una agricultura sólida. En Suiza decimos: primero hay que hornear el que antes de distribuirlo.

Otro ejemplo sería con la Plataforma PEGIN (Equidad de Género), donde contribuimos en temas de género, que incluye a mujeres y hombres; temas de masculinidad, comportamiento de hombres y la integración de mujeres. Trabajamos con la Federación de Mujeres Cubanas, con la Unión Nacional de Juristas de Cuba, con la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades, el Centro Nacional de Educación Sexual, con Mincex y en temas que están en debate para la nueva Constitución. Siempre hay interacción con los actores locales. Nos interesan las buenas prácticas y nos insertamos en dinámicas y procesos nacionales relevantes para el país.

IPS CUBA:¿Podría abundar en los aportes del acompañamiento de Cosudea la descentralización municipal que ahora mismo se está debatiendo en la Constitución, y sobre las potencialidades de valor para todos estos procesos que vendrán?

PT: Aunque en el público no se identifica a Cosude con este tema, siempre ha estado en el centro de la cooperación e interés mutuo la descentralización. Suiza es un estado federal y tenemos una descentralización casi única en el mundo. Hace años, hemos enviado delegaciones cubanas para estudiar el modelo suizo; no para exportar el modelo, sino para inspirarlo y ayudar a buscar su propia solución.

Recuerdo que hubo uno aquí en La Habana, en el municipio Playa, donde empezamos a trabajar con pequeños fondos, con decisiones de consejos populares usando los fondos para actividades sociales de desarrollo. Poco a poco llamó la atención de las autoridades.

Ahora está trabajando mucho a nivel de municipio con fondos y decisiones y recursos locales; también es parte de la gestión participativa del Centro Histórico de La Habana con la Oficina del Historiador bajo el liderazgo de Eusebio Leal, una personalidad internacional. Pero también empezamos a trabajar en las provincias. Hoy tenemos relaciones con las 14 provincias y ellos toman decisiones descentralizadas, implementan trabajos con la inspiración y experiencia de la Cosude. En los centros históricos del país, a través del proyecto GEPAC (Gestión participativa en el centro histórico)muchos de estos trabajos son con los cuentapropistas, de construcción, turismo, restauración. Se apoya emprendedores con asesoría, capacitación e información.

IPS CUBA:Como país insular, Cuba es uno de los países vulnerables al cambio climático. ¿Cómo se desarrolla y en qué pone mayor acento la colaboración de Cosude en esta área?

PT: A nivel mundial, el cambio climático es para Cosudeuna de las orientaciones estratégicas. Tenemos recursos para esto, incluido en Cuba.Cuba es vulnerable a sequías y huracanes. En la agricultura, por ejemplo, continuamente adaptamos nuestras actividades para prever y mitigar los daños. Tenemos un proyecto implementado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, BASAL (Bases ambientales para la adaptación al cambio climático en la agricultura) para desarrollar herramientas, métodos, medidas respectivas. Los aprendizajes de BASAL están siendo muy útiles para la implementación de la Tarea Vida en el sector agrícola urbano e informa todo nuestro portafolio de la cooperación suiza.

Recién llegado a Cuba el año pasado, me fui a Baracoa a ver lo que hicieron con nuestros fondos, 500.000 francos suizos adicionales. Trabajamos allá con el PNUD y las autoridades locales y lo usaron bajo el lema “Reconstruir mejor”. Vi a muchos pequeños agricultores que perdieron el techo, parte de su casa y sus semillas que se han recuperado de mejor manera. Ahora los techos son mejores, con mejores técnicas, nuevos amarres para enfrentar los próximos huracanes.

En el caso de Irma, invertimos en total 3.000.000 de francos suizos adicionales, a través de proyectos existentes en la agricultura, para comprar semillas, reponer infraestructura y usamos proyectos existentes para hacer más. En las provincias afectadas usaron más fondos para la reconstrucción; y operamos también a través del Programa Mundial de Alimentos, la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Cáritas Suiza. Entregamos ayuda de emergencia para familias necesitadas.

A propósito, como apoyo a soluciones de viviendas resistentes, a través de los Hábitat (estrategias para la gestión área del hábitat) y PRODEL (desarrollo económico local), Cosude ha financiado la creación o ampliación de más de 40 talleres de producción local de materiales de construcción.

También queremos trabajar más en la prevención. Tenemos experiencias en América Central y del Sur, en Perú, Bolivia, y también tenemos una representación muy fuerte en Haití. Allá estamos trabajando para hacer este intercambio Sur-Sur, y Cuba tiene interés en esto para la prevención. Hay que reconocer que las autoridades cubanas hacen un buen trabajo.

Si se compara con las pérdidas de vidas en los EE.UU, Irma dejó muy pocos muertos aquí, y hay que reconocer esto. Por suerte, Cuba tiene muy buena organización contra desastres, pero siempre se puede reorganizar y tener estas relaciones internacionales establecidas en caso de emergencia para aprovecharlas más. Cuba tiene interés de cooperar más con su vecino Haití, porque ellos pueden aprender muchos de los cubanos y nosotros podemos facilitar algunos recursos. Son ideas que queremos desarrollar. La Cosude es muy activa en Haití, por ser un país con muchas necesidades.

IPS CUBA:Ahora se pone mucho acento en la prevención y la resiliencia en el tema del cambio climático.

PT:Eso va bien con la Tarea Vida, que es la nueva estrategia multisectorial de Cuba. La resiliencia no solo ve los desastres, sino que tiene que considerar la vida entera, las poblaciones, incluye la parte social, política y económica. Si trabajamos de esta forma y con la Tarea Vida, siempre lo veremos de una manera holística.

En mi opinión, que Cuba sea resiliente ante el cambio climático es decisivo para el país y su desarrollo.Por eso tiene que enfocarse más, porque la economía es dañada por estos eventos y cada vez le cuesta más recuperarse, las pérdidas son mayores, y entonces hay que prever esto, cambiar tal vez donde viven algunas poblaciones, adoptar medidas fuertes para contrarrestar los perjuicios.

IPS CUBA:¿A qué otros países de América Latina y el Caribe llega Cosude? ¿En qué se asemeja o diferencia a la que se desarrolla en Cuba?

PT: Históricamente trabajamos mucho en El Perú, pero hoy día solo en algunos programas de cooperación económica e iniciativas regionales. También tenemos programas en Bolivia, sin embargo, cada vez disminuyen más y se hace cooperación económica.

En Centroamérica tenemos a Honduras y Nicaragua. En este último es difícil ahora trabajar porque tiene una situación política complicada. Allá se trabaja más con pequeños productores y el sector privado, la sociedad civil. Además, en esos países el desarrollo económico local está más orientado al mercado. En Honduras, trabajamos también el tema de derechos humanos, debido a índices de violencia muy fuertes; tenemos cierta capacidad y voluntad de las autoridades de trabajar en esto. Allá trabajamos mucho con ONGs locales, que aquí casi no existen. Esas son diferencias.

En Haití hay muchos emprendimientos de agricultura y ayuda humanitaria, lo que marca otra diferencia. Aquí hay más desarrollo desde la parte institucional, Cuba tiene una idea clara de donde quiere la cooperación y en Haití es más ayuda humanitaria, falta organización en el Estado.

IPS CUBA:¿Cuáles son los programas más relevantes de Cosude en Cuba, tanto en lo económico como en lo social? ¿Cumplieron sus objetivos los que ya se desarrollaron?

PT:Aquí cualquier programa cumple el objetivo, aunque a veces no en el tiempo establecido. Hay afán de las autoridades por cumplir con los objetivos, al igual que nosotros como suizos que somos, tenemos esta noción de la importancia del factor tiempo en la economía.

IPS CUBA: Uds. desarrollaron una experiencia interesante con el proyecto BASAL, en alianza con la Unión Europea (UE). Tenemos entendido que era la primera vez que Cosude emprendía un proyecto en alianza con otra instancia de cooperación internacional y había interés en mantener esa práctica.

PT: Sí, pero hay que ponerlo en contexto. En otros países Cosude trabaja siempre con otras cooperaciones. Pero aquí, el gobierno prefiere tener más programas por agencias en el país y menos las colaboraciones. Sin embargo, nos permitieron trabajar con la Comunidad Europea; y ahora tenemos otros programas, como en AGROCADENAS. En el área de acceso a alimentos, la Comunidad Europea trabaja con iguales objetivos que los nuestros.La UE cuenta ahora con un acuerdo de cooperación más establecido así que estamos explorando nuevas colaboraciones y aprovechar aún más la rica experiencia que tenemos. Cuba prefiere que no se mezclen los fondos, pero no tenemos problemas con eso. Podemos tener el mismo marco lógico y objetivos que queremos lograr, pero dos fuentes de financiamiento paralelas.

IPS CUBA: ¿Considera beneficiosas estas alianzas? ¿Cree que con eso se pueden obtener mejores resultados?

PT: Sí. Si hay más expertos y expertas que contribuyen se puede mejorar su propia manera de trabajar. Por otra parte, hay que ver a las autoridades cubanas que tienen que seguir procesos de aprobación largos. Si el mismo programa junta los fondos se tienen que hacer los trámites para proyectos más grandes y menos carga administrativa. Ahora las autoridades son más abiertas a ideas de colaboración entre las agencias.

IPS CUBA: Al parecer hay más conciencia de que la cooperación es importante.

PT: Diría que ante todo, la cooperación trae nuevas ideas y experticia. Sabemos la metodología, como trasferir estas ideas al contexto nacional, sabemos que hay que trabajar con el factor humano, institucional, económico. En el pasado, a veces se trajeron innovaciones buenas y no funcionaron, y no era porque la tecnología o las ideas estuviesen mal, sino por la subestimación de los procesos.

IPS CUBA:En ambos países hay una buena formación de capital humano, su principal valor.

PT:Nuestros programas viven de los recursos humanos cubanos. Damos una formación adicional, pero también trabajamos mucho en los procesos de cambio, en lo que tenemos mucha experiencia y podemos ser socios de provecho para Cuba. (2018)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.