Los cambios en los lineamientos

El Congreso refrenda el curso de los cambios propuestos y discutidos en la consulta popular.

José Ramón Vidal, psicólogo y comunicador

Queda pendiente ver en sus detalles los cambios en los lineamientos. No obstante, de los documentos ya publicados se puede identificar el escenario que se desea alcanzar.

Una institucionalidad fortalecida, una ruptura del monopolio estatal sobre todas las actividades económicas, desembarazándose  de aquellas que no resultan fundamentales para el desarrollo del país, para ello se legitiman y eventualmente se promoverán las inversiones extranjeras, las cooperativas en diferentes sectores, los arrendamientos y entregas en usufructo de propiedades estatales y el denominado trabajo por cuenta propia, que en algunos casos serán microempresas privadas.

Se apuesta también por una mayor autonomía a las empresas estatales y una descentralización administrativa que favorecerá las posibilidades de gestión de los gobiernos municipales. Lo que se busca es incentivar  a las personas a trabajar, restableciendo el nexo,  entre trabajo y bienestar personal y familiar y mejorar el desempeño económico y social de todas las instituciones. Se apuesta sobre todo a lograr esto con un uso de políticas y mecanismos económicos, una legislación actualizada y un mayor control administrativo sobre la gestión de los cuadros.

Se continua limitando la participación popular, a las consultas, a estar atentos a sus reclamos, pero no aparecen en los textos nuevas ideas de cómo incrementar el papel de los ciudadanos de manera orgánica en las decisiones políticas ni de cómo incrementar el control popular sobre las instituciones y los dirigentes, ni tan siquiera sometiendo a análisis crítico el cumpliendo en la práctica lo que está escrito en la legislación vigente. Esos serían, desde mi punto de vista, medidas esenciales para fortalecer y garantizar la continuidad del proyecto socialista. Creo que podría ser un buen tema para la Conferencia del Partido anunciada para enero del 2012.

Saludo las referencias al papel de la prensa, según mi manera de apreciar este asunto esta cumplirá adecuadamente su responsabilidad social cuando supere  su rol actual, centrado esencialmente en labores  de propagandista para reforzar sus funciones informativas, educativas y sobre todo de vehículo de intercambio de ideas y opiniones que contribuyan al mejoramiento social y a la construcción de consensos inclusivos en nuestra sociedad.

La política de cuadros fue sometida a duras críticas y evidenció en la composición de los órganos de dirección sus falencias. Esperemos cambios sustantivos también en esa dirección.

Creo de importancia los párrafos del informe central dedicados al tema de la espiritualidad y el llamado a desterrar los prejuicios  y actitudes no inclusivas aún presentes en nuestra sociedad, sobre todo en personas con responsabilidades de dirección,   hacia los creyentes y las instituciones eclesiales.

Creo que los cambios anunciados tendrán que vencer múltiples escollos, pero los más importantes, como señaló el Presidente Raúl Castro, son de mentalidad. Muchos años de esquematismos, de reduccionismos y simplificaciones, de voluntarismo pesan sobre la actuación de quienes deben impulsar los cambios. La conciencia de estas limitaciones y

barreras, será la primera condición para evitar que  ellas distorsionen o frustren los cambios propuestos.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.