Monseñor Dionisio García Ibañez, arzobispo de Santiago de Cuba agracede al papa Francisco

Palabras de monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba en la misa oficiada por Francisco en la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, el 22 de septiembre de 2015.

Querido Santo Padre:

Quiero expresarle nuestro agradecimiento por haber llegado como peregrino hasta este bello lomerío en el oriente cubano, a presidir la Eucaristía y a orar ante la bendita imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, en su Basílica Santuario Nacional. En nombre de la Iglesia que está en Cuba y de los cubanos que la veneramos como Madre y Patrona, gracias Santo Padre. Al peregrinar a su Santuario de El Cobre a encontrarnos con la Madre, estamos continuando una tradición de 400 años, la más antigua de las tradiciones cubanas que permanece vigente, crece, se recrea y actualiza con el pasar de los años en medio de las cambiantes circunstancias sociales que ha vivido el país en su historia.

 

En la pequeña y hermosa imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, los cubanos experimentamos la misericordia de Dios para con nuestro pueblo; es fuente de inspiración y ante ella naturalmente brota la oración por el bien de todos. La sentimos cercana y sabemos que es fuente de unión, consuelo y esperanza. Los cubanos en la Patria o lejos de ella la llevamos en el corazón porque sabemos que es la madre de todos sin hacer distinción. Creyentes y no creyentes la consideramos un símbolo evidente de cubanía, pues en Ella vemos reflejados los mejores anhelos y aspiraciones de nuestro pueblo.

Santo Padre, la Virgen María de la Caridad es la primera evangelizadora en Cuba. Al pronunciar su nombre se abren los corazones y los hogares de los cubanos para que su Hijo Jesús sea conocido, escuchado, y adorado. Por tal motivo, hemos querido que fuesen miembros de las pequeñas comunidades sin templo, que, en gran número, han surgido en las periferias, campos y barriosde nuestras ciudades y los misioneros, principalmente laicos que las evangelizan, los que estén hoy aquí presentes junto a usted. Ellos son los verdaderos protagonistas de la nueva evangelización en Cuba. Aquí están representadas todas las diócesis del país.

Es también para nosotros motivo de gozo, Santo Padre, que con esta Santa Misa que usted ha presidido haya quedado inaugurado el Año Jubilar Mariano con motivo de los 100 años de la proclamación de la Virgen de la Caridad como Patrona de Cuba, por el Papa Benedicto XV, a petición de los mambises y de neutro pueblo. Este Año Jubilar concluirá el 24 de septiembre de 2016.

Desde el Santuario, casa de todos los cubanos, donde late el corazón de Cuba, le prometemos orar por su persona y su ministerio.

 

Basílica del Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.

22 de septiembre de 2015.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.