No caer en el mismo error

“Hay que evitar caer en los mismos errores”, concluyó Tomás Fernández Robaina, escritor y cófrade de la negritud.

Tomás Fernández Robaina, Escritor y cófrade de la Cofradía de la Negritud

Me sumo a los que deseamos y confiamos en que este congreso del Partido tomará las medidas pertinentes para el mejoramiento económico y social de nuestro país. No dudo en el éxito si el Partido ha tomado en cuenta las observaciones y propuestas emanadas a lo largo y ancho de nuestro país  como consecuencia del análisis  de los temas a discutir en el congreso.

Pienso que la visibilidad de esas sugerencias levantará la creencia de que realmente se está trabajando, teniendo en cuenta las opiniones de los que solamente deseamos el mejoramiento de nuestra sociedad y hacer menos crítica la crisis económica que asola a toda la sociedad contemporánea. Ese hecho, sumado a las medidas correctas fortalecerán más la creencia de que un mundo mejor es posible.

Pero tenemos que estar alerta, para no caer en las trampas del pasado, como ya he dicho en otros textos, cuando se creyó que con la abolición de la sociedad dividida en clases antagónicas todos los problemas sociales, políticos y culturales desaparecían.

Este medio siglo y algo más de nuestra historia nos ha demostrado todo lo bueno que se hizo, pero también todos los errores cometidos, como lo evidencia nuestro presidente cuando subrayó que estábamos al borde del abismo. Y por lo tanto, hay que evitar que caigamos en el.

No por ello debemos  cerrar los ojos a los problemas sociales que aquejan a los históricamente sectores de nuestra población mas requeridos de atención, entre los cuales los afrodescendientes están en primera línea. Siempre los problemas sociales han sido desplazados  por los problemas económicos y políticos, no caigamos una vez más en el mismo error, e independientemente de cuáles sean los desafíos, estoy seguro que saldremos triunfante  si se tiene bien claro este aspecto.

Estoy convencido que habrá que hablar de antes y después del congreso, independientemente de lo más acertado o no, de las decisiones que se tomen, igual que la historia de los pueblos de América no fue igual a partir de la revolución cubana de 1959, la historia y la vida social y política de nuestro país no podrá ser la misma que la tenida hasta este momento, en vísperas del congreso.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.