Participación ciudadana para ampliar los derechos

El Centro Nacional de Educación Sexual analizó en un taller los retos de Cuba en materia de los derechos sexuales.

Jorge Luis Baños - IPS

Los medios masivos de comunicación y la educación constituyen espacios claves para abordar los derechos sexuales y de las mujeres, según especialistas.

La Habana, 11 dic.- Investigadores y activistas ofrecieron sus puntos de vista sobre los espacios de participación ciudadana que deben ser más aprovechados para cambiar mentalidades y promover modificaciones legislativas que garanticen los derechos de las mujeres, juventudes, infancia y personas LGBT (lesbianas, gays, bi y transexuales).

Ante la consulta de la Redacción de IPS en Cuba, el grupo de profesionales que asistió al taller Sexualidad y derechos humanos, celebrado el 10 de diciembre en la sede del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), aportó diversas opiniones:

Yamila González, jurista: “Estos próximos años, sobre todo 2013 y 2014, traen cambios en materia legislativa muy importantes. Se trabaja en modificaciones del Código del Trabajo y la ley de procedimiento penal. Ahora, cada vez que se presenta un proyecto legislativo al Consejo de Ministros y el parlamento, se debe visualizar su trasfondo económico para la toma de decisiones de las y los diputados.

“Esos pasos, ya fueron transcurridos por la política de nuevo Código de Familia y esperamos la respuesta sobre su aprobación por parte del parlamento cubano. Llevamos tantos años trabajando en ello que ya tenemos casi todo el anteproyecto elaborado, el paso a seguir después de su discusión en la asamblea.

“La Unión Nacional de Juristas de Cuba también creó una base de datos de investigaciones que pueden tributar a cambios legislativos necesarios para la población cubana, para que sirva de insumos a los diferentes grupos implicados en la elaboración de las leyes del país”.

Mariela Castro, sexóloga: “No solo se trabaja en el espacio legislativo. También el Cenesex promueve con mucha fuerza estrategias educativas y de comunicación. Se está rediseñando y analizando el Programa Nacional de Educación Sexual con la participación de especialistas y funcionarios comprometidos con esta tarea en organismos estatales, gubernamentales y la sociedad civil. Estamos escribiendo esta estrategia para que queden establecidas claramente sus bases y se vea el verdadero compromiso de cada sector en ese sentido”.

Natividad Guerrero, investigadora: “Desde la academia, hemos pedido en varias ocasiones que se modifique el código de la niñez y la juventud, que se hizo en 1975 y nada tiene que ver con la realidad del 2012. Habría que reformular capítulos y contenidos que han perdido su vigencia.

“Tenemos que educar y cambiar mentalidades, para que los cambios legales sean efectivos en la práctica. Además, debemos de crearles un pensamiento crítico a las juventudes para que decidan libremente qué quieren ser y hacer con respecto a su sexualidad”.

Manuel Vázquez Seijido, abogado: “Falta por explotar más las posibilidades de los medios masivos de comunicación a la hora de colocar estos temas a debate social. Deben ir de la mano las modificaciones legislativas, la educación y la divulgación de los derechos sexuales en la televisión, la radio, Internet y la prensa impresa”.

Ada C. Alfonso, psiquiatra: “Solemos distanciarnos de espacios de participación ciudadana, donde se ejerce el derecho a opinar y proponer como las reuniones barriales con las y los representantes de los gobiernos locales o de la (no gubernamental) Federación de Mujeres Cubanas. Estos deben ser aprovechados para analizar asuntos como la discriminación de la mujer o los derechos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bi y transexuales). La construcción de la política es de todos y se hace desde todos los ámbitos, como la universidad y los barrios”. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.