Por una infancia sin diferencias

Entrevista a Alina Alerm, inmunóloga y profesora consultante de la Facultad de Ciencias Médicas “Victoria de Girón”.

Jorge Luis Baños - IPS

Realizar actividades comunitarias para fomentar la solidaridad entre la niñez sana y con dolor contribuye a la inclusión social

Alina Alerm, inmunóloga y profesora consultante de la Facultad de Ciencias Médicas “Victoria de Girón”, conversó con IPS sobre la necesidad de integrar a la niñez con dolor en la comunidad.

IPS: ¿Cómo se siente el niño o la niña que sufre o padeció dolor al volver a su comunidad?

Alina Alerm: El niño que sufre dolor y ha estado tanto tiempo hospitalizado se siente apartado y rechazado, aunque no lo reciba directamente. Cuando se reincorpora, como tuvo y tiene limitaciones para la actividad física junto con los otros niños, empieza a aislarse espontáneamente.

Además, los niños a veces son crueles y alguien desvalido puede ser objeto de burla. Entonces, se refugian en su mundo interior, dentro de su casa y evaden el contacto con sus compañeros. Su desarrollo se ve limitado porque el aprendizaje no solo es el de la escuela. También está el aprendizaje social, de vida compartida, en común y de intercambiar con los amigos y compañeros.

La sensibilización de las personas sobre qué hay que hacer con un niño que sufrió dolor es una parte consustancial para su reinserción en sociedad, sobre todo de aquel que vuelve a su casa y tiene que recibir cuidados especiales, y podría ser considerado diferente.

IPS: ¿Qué se está haciendo en el país para integrar socialmente a la niñez con dolor?

AA: Con niños con dolor de forma general, no tengo referencia que se esté haciendo nada. Hay proyectos sobre todo para niños con cáncer, sobre todo dentro del hospital para alegrarlos, mejorarles esa percepción negativa y reducir en algo su hospitalización. Cuando hay optimismo, el sistema inmune mejora y es una forma de aliviar también su enfermedad y dolor. No se hacen actividades con el objetivo de mejorar su reinserción y el uso de otras terapias que no sean las puramente médicas, para hacer que el niño tenga algo de bienestar y felicidad.

IPS: ¿Cómo se puede enfrentar este problema en el ámbito comunitario?

AA: Se pueden realizar actividades artísticas. El comité organizador del taller (III Taller de Calidad de Vida en dolor, dolor infantil y su rehabilitación) piensa que esta biblioteca (la Biblioteca Pública “Rubén Martínez Villena”, del municipio capitalino Habana Vieja) pudiera ser un centro de referencia para desarrollar actividades, donde los niños que están sanos se solidaricen con los que tienen dolor, les brinden su apoyo y amistad.

También se pueden buscar alternativas para que todos puedan divertirse, como por ejemplo, lecturas comentadas, canciones…

¿Sabías que no hay cuentos para hacer lecturas comentadas donde se aborde el tema del dolor en el niño, ni de la solidaridad de otros niños con los que sufren dolor?

La narradora cubana Mayra Navarro estuvo indagando sobre el tema para que la lectura comentada como parte de las actividades del taller fuera de un cuento con esos componentes, y no encontró ninguno de autores contemporáneos.

Hasta eso hay que hacer. Se podría convocar a talleres literarios y concursos en los cuales este tema fuera abordado. Ser visto como diferente no solo pasa por las preferencias sexuales: también sucede cuando una persona no está en las mismas capacidades para incorporarse a la sociedad y hacer lo que los otros hacen.

Este es un tema que está muy poco tratado y casi olvidado en el mundo de la narrativa y de la plástica contemporánea. Si repasamos a los clásicos de la pintura, siempre se ve reflejado el dolor, el sufrimiento y la muerte en los adultos, nunca en los niños. La idea que tenemos del niño es que siempre está feliz, pero no es así en la realidad.

Considerando que el alivio al dolor es un derecho humano del niño por el que hay que luchar, sería maravilloso si pudiéramos contar con organizaciones no gubernamentales interesadas en la problemática, movimientos literarios y pictóricos y que, incluso, se hicieran canciones para fomentar la solidaridad de los niños que están bien con los que sufren. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.