Arquidiócesis habanera recibe a la Virgen peregrina

La Caridad del Cobre es considerada madre y Patrona de Cuba desde 1914 a petición de los veteranos de la independencia.

Jorge Luis Baños - IPS

La Caridad del Cobre es considerada madre y Patrona de Cuba desde 1914

La Habana, 4 sep.- La imagen de la Virgen de la Caridad llega este domingo al pequeño asentamiento rural de Niña Sierra, procedente de la vecina provincia de Matanzas, en continuación de su peregrinaje por todo el país iniciado el 8 de agosto de 2010 en el Santuario del Cobre, ubicado en la oriental provincia de Santiago de Cuba.

El recorrido por Matanzas, a unos 100 kilómetros de La Habana, incluyó una visita de la comitiva que conduce a la Virgen, al Hospital Provincial Comandante Faustino Pérez, en las afueras de la ciudad, al cementerio y comunidades barriales, entre otros sitios donde fue recibida por creyentes y no creyentes.

La imagen corresponde a la llamada Virgen mambisa, expuesta al culto en la iglesia de santo Tomás Apóstol en Santiago de Cuba, la misma llevada en peregrinación también por toda Cuba en 1952, para conmemorar el cincuentenario de la República. Ese acontecimiento contribuyó a fortalecer la fe en toda la isla y propició además un sentido de unidad y de oración, dijeron fuentes católicas.

La Caridad del Cobre es considerada madre y Patrona de Cuba desde 1914 a petición de los veteranos de la independencia. En Niña Sierra, un caserío de no más de 200 habitantes, el arzobispo de la Arquidiócesis de La Habana, cardenal Jaime Ortega, recibirá la imagen de manos del obispo de Matanzas, Manuel Hilario de Céspedes.

Tras una breve ceremonia de recibimiento en ese lugar, la comitiva irá hasta Madruga, cabecera del municipio del mismo nombre perteneciente a la provincia de Mayabeque, donde está prevista una misa oficiada por el cardenal Ortega. El peregrinaje incluye varias localidades de Mayabeque y Artemisa hasta el 2 de octubre.

Con esas dos provincias concluye la primera etapa del recorrido por la arquidiócesis de La Habana. El 2 de octubre, la imagen será entregada a la diócesis de Pinar del Río, donde permanecerá hasta el 5 de noviembre. Al día siguiente, llega nuevamente a la arquidiócesis habanera por el norte del Mariel hacia Playa Baracoa, para una segunda fase que incluirá la zona urbana.

En entrevista a la revista católica Palabra Nueva, monseñor Ramón Suárez Polcari afirmó que para el desarrollo de las procesiones, la Iglesia ha contado con “una gran colaboración” por parte del Estado cubano. “Los gobiernos municipales han brindado facilidades (….) Hemos trabajado de conjunto, hemos conversado, todo ha ido bien, sin grandes dificultades”, dijo.

La peregrinación termina en La Habana, el 30 de diciembre, en coincidencia con la celebración de los 30 años como arzobispo del cardenal Jaime Ortega. “Por esa fecha la Virgen estará en la Habana Vieja”, agregó Suárez Polcari, canciller de la Arquidiócesis y miembro de la Comisión Nacional por la celebración de los 400 años del hallazgo de la imagen de la virgen de la Caridad.

Según el Arzobispado de la oriental Santiago de Cuba, la fecha aceptada del hallazgo de esta imagen es 1612. Los hermanos Juan y Diego de Hoyos y el negro libre Juan Moreno la encontraron en aguas de la Bahía del Nipe. “Yo soy la Virgen de la Caridad”, decía, según la leyenda, en una tablilla sobre la cual venía la figura.

La Iglesia Católica de Cuba ha dado especial importancia al cuarto centenario de ese singular encuentro a cuya celebración, en 2012, convocó a “todos los cubanos” sean o no creyentes, “católicos o protestantes” e inclusive a quienes profesen “una devoción popular que pueda ser más o menos sincrética”.

“La imagen de la Virgen de la Caridad se ha convertido en un símbolo religioso que expresa y manifiesta de manera privilegiada la religiosidad del pueblo cubano; es, a su vez, símbolo de la Patria, vínculo de unidad de nuestras familias, de nuestro pueblo”, consideró Suárez Polcari. (2011).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.