Arte corporal cubano busca trascender sus fronteras

Es una de las metas del equipo de Zenit Tatoo Studio, para quienes tatuar es también una forma de crear redes artísticas y comunitarias.

Ana Lyem es una de las pocas mujeres tatuadoras reconocidas en una actividad ocupada mayormente por hombres. En esta foto, la fundadora de Zenit Tatoo Studio posa junto a dos modelos y Tinta, su perrita chihuahua; durante un evento de Body Painting celebrado en la Casa de las Américas, en La Habana.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 10 ene.- Tatuar más que un negocio es un estilo de vida y una forma de conectar con otras personas y manifestaciones artísticas, al menos para Ana Lyem Lara, que es la fundadora de Zenit Tatoo Studio.

Los integrantes de este estudio, ubicado en Santa Fe, una playa del oeste capitalino, enlazan su trabajo diario con diversos proyectos artísticos y comunitarios.

“Mi interés es crear conexiones, dentro de Cuba y con otros países que puedan venir y enseñarnos su arte”, dijo a la Redacción IPS Cuba la arquitecta convertida en artista del body art.

El último resultado de este empeño fue la participación de La Banda, un grupo de grafiti creado en 2011 por los integrantes de Zenit, en la exposición Ceda el paso, que hasta el mes de abril acoge la sala Santiago Feliú de la Fábrica de Arte Cubano.

Las paredes de este espacio muestran la particular forma de concebir el paisaje urbano de artistas cubanos y estadounidenses, unidos por Bridges not walls, un proyecto que desde 2017 busca la confluencia y el intercambio artístico entre ambos países vecinos.

No es la primera vez que el estudio colabora con esta iniciativa. Anteriormente habían realizado una exposición con diseños alegóricos al empoderamiento femenino en el Día Internacional de la Mujer, y una actividad dedicada a las Pinup Girl como estilo de tatuaje.

Ceda el paso reunió 12 artistas de la fotografía, cubanos y estadounidenses, y contó con la intervención de La Banda en las paredes de la sala Santiago Feliú de la Fábrica de Arte Cubano

Foto: Zenit Tatoo

“Las cuestiones de género siempre están presentes en lo que hacemos, a veces hasta de forma inconsciente. Tal vez por eso nos hemos vinculado con tantas mujeres”, remarcó Lara, quien es conocida en el gremio como la tatuadora más establecida de la capital.

Yalianis Guerrero es una de las mujeres que encontró en el estudio un punto de apoyo para conformar un taller de surf y skate en el que enseña a niños y niñas de las zonas costeras de Santa Fe y Jaimanitas.

“Colaboramos en lo que haga falta, ya sea limpiar la playa, servir de espacio de encuentro o coordinar talleres de dibujo”, comentó Lara.

La relación con la comunidad de Santa Fe, donde se ubica el estudio, es incluso anterior a este.

“Mucho antes de que empezáramos con los tatuajes la gente nos conocía. Con La Banda comenzamos una especie de reanimación a pequeña escala y los vecinos lo agradecen, se brindan a ayudar incluso antes de pedírselo”, contó la artista, de 34 años.

Otro de sus más recientes aliados es el sello discográfico autónomo Bandera con el que aspiran a demostrar la confluencia artística entre el arte corporal y la música.

Para Osvel Sanabria, miembro de Zenit, el tatuaje fue la excusa que encontraron para unificar esa gran familia de músicos, poetas, pintores, grafiteros, y “para acercar a los clientes al mundo del arte, que sin duda te hace mejor persona”.

Zenit Tatoo se ha mantenido como uno de los estudios más reconocidos de la capital cubana donde esta forma de emprendimiento ha crecido considerablemente, a pesar de que se encuentre en un limbo legal. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.