Centro cultural beneficiará a barrio vulnerable de La Habana

Una instalación brindará talleres para la infancia y la tercera edad en una comunidad desconectada a pesar de estar muy céntrica.

Una pista para patinetas, recién estrenada, ayuda a divertirse y practicar deporte a los muchachos de La Timba y zonas aledañas.

Foto: IPS-Cuba

La Habana, 5 sep.- Cuando se concluya y queden abiertos al público todos sus servicios, un nuevo centro en La Habana promoverá la cultura en una comunidad donde no existen ofertas de este tipo, La Timba, que es vecina de la emblemática y turística Plaza de Revolución.

“Es una suerte que hayan hecho algo así aquí, en el corazón de este barrio, que durante muchos años estuvo entre los de peor reputación en la ciudad. Ahora la composición de la gente y muchas casas han mejorado, pero aun así la gente se asusta un poco cuando oye hablar de La Timba”, dijo a la Redacción IPS Cuba Alejandro, de 43 años, quien se mudó allí desde hace 17 años.

En el área de un antiguo taller de maquinado en las proximidades del Cementerio de Colón, se alza ahora La Plaza de 31 y 2, que tiene ya en funcionamiento una sala de vídeo de 3D y la librería Raíces, donde puede encontrarse una edición cubana de 1984, de George Orwell, una novela que estuvo vetada en el pasado reciente de la isla caribeña.

De acuerdo con el operador, la sala de cine, para 76 espectadores y equipada con los espejuelos requeridos, tiene en el horario de verano cuatro funciones, a un precio de cinco pesos cubanos (equivalentes a 25 centavos de dólar) para niñas y niños, y 10 pesos para adultos.

En estos momentos se trabaja en el montaje de las salas de apreciación musical y de artes plásticas, así como de la tienda La Paila, que estará destinada a la comercialización de productos culturales.

Para adultos, en el horario nocturno, el centro cuenta también con el piano-bar Convergencia y una nueva filial de la Casa de la Música, donde se presentan agrupaciones y solistas de la llamada alta convocatoria popular o primera línea, junto a otros conocidos.

El proyecto estatal incluye la reconversión de una antigua gasolinera y taller de reparación y pintura de autos en un espacio para obras de arte contemporáneo cubano.

Foto: IPS-Cuba

Aún sin terminar varios de sus espacios, la noticia de la instalación fue divulgada en el noticiero estelar de la televisión cubana, durante una inauguración en la que participaron autoridades partidistas, de gobierno y del Ministerio de Cultura.

Justo frente al nuevo espacio cultural se encuentra el edificio de una desaparecida posada, como se le llama aquí a los locales que hace 20 años alquilaban habitaciones por horas a parejas, cuyos cuartos fueron entregados a familias que perdieron sus casas por peligro de derrumbes o derrumbes.

“Hace falta que quieran seguir creciendo y se extiendan hacia acá”, dijo una vecina, en alusión al deseo de salir del estrecho edificio y recibir una vivienda de verdad.

Vista exterior del nuevo centro cultural La Plaza de 31 y 2

Foto: IPS-Cuba

Este nuevo centro se inserta en un programa, que no es público, dirigido a mejorar la imagen de los alrededores de la Plaza de la Revolución, donde se encuentran las sedes del gobierno y del Partido Comunista, así como de los ministerios del Interior y de las Comunicaciones.

Este plan cambió el uso de varios locales. Carpinterías y tiendas para la venta de materiales de la construcción fueron convertidas en parques, un organopónico (huerto) devino en parque infantil con aparatos rústicos, mientras un solar aledaño al nuevo centro cultural es ahora una pista para patinetas, adonde acuden los muchachos de La Timba y zonas aledañas.

“Antes aquí solo había basura y hierbas, ahora podemos venir a patinar, y también ir al cine al lado”, comentó Josiel, de 10 años.

El proyecto incluye la reconversión de una antigua gasolinera y taller de reparación y pintura de autos en un “espacio para obras de arte contemporáneo cubano”, atribuido al arquitecto Jean Nouvel, indica un cartel en la cerca que rodea el sitio. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.