Cienfuegos defiende su patrimonio

Esta ciudad emblemática de la costa sur cubana fue declarada Monumento Nacional en 1995.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

Esta es la única villa en América Latina fundada por franceses bajo la corona española.

Cienfuegos, Cuba, 20 Jul.- La Oficina del Conservador de la ciudad de Cienfuegos prioriza el mantenimiento de las 70 manzanas, cuando se cumplen ocho años de que fueran declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Cuando una ciudad recibe ese nombramiento, todo visitante exige que cada acción tienda a la excelencia del espacio construido y esté en función del mejoramiento de la calidad de vida de quienes la habitan”, declaró a la Redacción de IPS Cuba el arquitecto Irán Millán Cuétara, director de la Oficina del Conservador de esta urbe, a 232 kilómetros de La Habana.

Cienfuegos, fundada el 22 de abril de 1819 y bajo el nombre de Fernandina de Jagua, es el primer y excepcional ejemplo de un conjunto arquitectónico representativo de las nuevas ideas de modernidad, higiene y orden en el planeamiento urbano en América Latina durante el siglo XIX.

La categoría de Monumento Nacional, en 1995, fue “un reconocimiento a estas ciudades más contemporáneas y modernas: las primeras ocho villas fundadas por los españoles fueron reconocidas como Monumento Nacional. Sin embargo, Cienfuegos es la única que ostenta esa categoría entre las surgidas en el siglo XIX”, explicó Millán.

“Luego de concedernos la categoría de monumento, nos dimos cuenta que debíamos incrementar las acciones de rescate. La declaratoria de la Unesco, producto del trabajo preservación del patrimonio heredado que se venía haciendo desde la década del 90 (del siglo XX), nos obliga cada día a la excelencia”, dijo.

La Oficina del Conservador, como órgano rector dela actividad de gestión del patrimonio, fue creada en 2007 y es una autoridad en todo el accionar que se realiza en el Centro Histórico.

“Una de las experiencias más lindas es la voluntad política que existe en el territorio por conservar el Centro Histórico. Gracias a ello, todas las entidades que lo viven tributan al plan de inversión, mantenimiento y reparación de esa área, que está subordinado al plan de manejo de la oficina”, indicó.

A su juicio, ese es el precio que deben pagar por tener esa posición privilegiada. También este debe ser visto como un aporte que le entregan a su ciudad, al contribuir a resolver sus necesidades y subordinándose al plan de rescate integral del Centro Histórico, añadió.

El accionar de los diferentes organismos con su plan de inversiones y su presupuesto favorece enormemente en diferentes vertientes de rescate de edificaciones.

La oficina centró su mirada en la creación de una escuela de oficios, hecha realidad con el concurso de la cooperación internacional y la labor del gobierno provincial

“Allí ya hemos graduado tres grupos de jóvenes, hoy insertados en el quehacer diario de la restauración de Cienfuegos. Eran jóvenes entre 18 y 25 años sin vínculo laboral, y que se han graduado como hombres dignos y de bien, con un oficio que les ha permitido insertarse en la vida social”, explicó el conservador.

Bañada por una de las mayores bahías de bolsa en el archipiélago cubano- de 88 kilómetros cuadrados-, la ciudad tiene varias peculiaridades.

Fue fundada por Don Luis de Clouet, nacido el 8 de febrero de 1766, en Nueva Orleáns, antigua colonia de Francia, y por 46 colonos franceses, lo que la convirtió en la única villa en América fundada por franceses bajo la corona española.

Este hecho propició la llegada de personas de diversas nacionalidades y la creación de más de 18 consulados extranjeros, una muestra del florecimiento que paulatinamente vivieron sus primeros pobladores gracias a tres factores fundamentales: el azúcar, el ferrocarril y su puerto, que le permitió abrirse al mundo.

En Cienfuegos, que adoptó su actual nombre en 1829, creció una burguesía comercial muy vinculada con el exterior, que atraía a artistas, escultores y arquitectos de distintas nacionalidades, quienes dejaron su huella en el lugar.

“La ciudad es un mosaico de las diferentes culturas”, dijo Millán.

Al caminar por sus calles, las y los visitantes pueden admirar una catedral realizada por un ingeniero militar estadounidense, un ayuntamiento diseñado por un arquitecto italiano, un teatro premiado en París y el único arco del triunfo que existe en Cuba, entre otras singularidades. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.