Cineastas mueven los caracoles por la Ley de Cine

Se discutirá al respecto en encuentros previos al encuentro teórico Caracol, convocado para noviembre próximo por la Unión de Artistas y Escritores de Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS-Cuba

G-20 insiste en actualizar el sistema cinematográfico cubano.

La Habana, 24 jun.- En el espacio Moviendo los caracoles, que se efectúa el segundo martes de cada mes en la sede de la no gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), está previsto que los cineastas continúen dialogando sobre la necesidad de crear una Ley de Cine.

“Este es uno de los puntos candentes debatidos en el (VIII) Congreso (de la Uneac, celebrado en abril pasado) y que debe analizarse mucho más”, comentó a un grupo de periodistas Manuel Herrera, miembro de la comisión organizadora del encuentro teórico Caracol 2014 y las actividades previas, como Moviendo los caracoles, a la cita prevista para noviembre.

Este espacio aspira a contribuir con los diálogos que desde mayo de 2013 entabla una asamblea de cineastas, conocida como g-20, con funcionarios del Ministerio de Cultura y el estatal Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, que rige la producción y distribución del séptimo arte en el país.

G-20 presenta desde entonces propuestas como la legalización de las productoras independientes para  transformar la política y la producción de la industria cinematográfica nacional e insertar a Cuba en el mercado del séptimo arte.

Pero hasta el momento se desconocen los resultados prácticos de estas conversaciones, calificadas de inéditas por observadores.
En la primera conferencia de prensa donde se puntualizaron algunos detalles de la edición 36 del festival y encuentro teórico, que se realizará del 12 al 14 de noviembre en esta capital, Herrera adelantó algunos tópicos a debatir en Moviendo los caracoles en los meses venideros.

Informó que en la agenda se incluyen las interrogantes: “¿Cómo ve nuestro cine la realidad inmediata de Cuba?” y “¿Responde a las expectativas del público o es un cine de catarsis del creador?”.

Al respecto, el artista valoró que “se está haciendo un cine de andar por casa”, el cual, a su juicio, muchas veces no se comprende fuera de Cuba porque “le falta universalidad”.

Durante el encuentro con la prensa, el pasado 13 de junio, en la Sala Rubén Martínez Villena de la Uneac, Herrera también mencionó como tópicos de análisis las posibilidades de recuperación del cine cubano y las diferencias entre las propuestas de los realizadores más jóvenes y los de más experiencia.

Aseguró que “se va a problematizar sobre la producción cinematográfica del país”.

En torno al temario previsto para el Caracol, Pedro de la Hoz, vicepresidente de la Uneac, apuntó que los temas de cine son los mejor definidos.

Asimismo dijo que se diseña “una agenda muy variada” para debatir “temas importantes, acuciantes y que necesitan ser discutidos”.
“Tan importante como los temas es el enfoque que se les dará”, advirtió.

A juicio del destacado periodista y crítico, el Caracol tendrá que aspirar a que “el debate sea sobre la base de conceptos, de la aplicación de la ciencia, del mayor rigor de las discusiones”.  

Destacó que el encuentro se inscribe dentro de la agenda post congreso de la Uneac. “Estamos trabajando para cumplir los acuerdos del congreso”, declaró, al tiempo que anunció que en breve volverá a ser convocada la Comisión de Cultura y Medios.

Explicó De la Hoz, que esa comisión “trabajará sistemáticamente” para abordar “con mayor fuerza” las propuestas de la Asociación de Cine, Radio y Televisión que trascendieron durante el cónclave efectuado los pasados 12 y 13 de abril, en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Para el periodista, el marco legislativo de la producción cinematográfica en Cuba deberá establecerse “más temprano que tarde”.

Inconformes con el tratamiento del problema en el citado congreso, donde las autoridades del sector pidieron esperar por el “momento adecuado” para aprobar una Ley de Cine, varios cineastas, críticos y académicos intercambiaron ideas tras la magna cita en el blog Cine cubano: La pupila insomne.

Antonio García Borrero, autor de la bitácora, valoró en uno de sus post que “un Congreso debe medir su eficacia no por lo que en los instantes que duró se dijera, sino por los debates que siguió generando y las cuestiones prácticas que sea capaz de resolver a posteriori”. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.