Creadores latinoamericanos defienden sus derechos

Un encuentro en Casa de Las Américas devino espacio para socializar inquietudes, aspiraciones y proyectos de jóvenes artistas y escritores.

Jorge Luis Baños/ jlbimagen@gmail.com

Casa de las Américas reunió durante cuatro días a cerca de 60 invitados, una de las convocatorias más grandes desde los inicios del evento.

La Habana, 21 sep.- Los imperativos de las grandes industrias culturales, el escaso financiamiento y el poco apoyo institucional frenan hoy la joven creación latinoamericana, según trascendió en los debates de Casa Tomada 2013, que sesionó en La Habana del 17 al 20 de septiembre.

Por tal motivo, muchos participantes en ese tercer encuentro de jóvenes artistas y escritores de América Latina y el Caribe defendieron los proyectos independientes y los mercados alternativos como la opción más viable.

Incluso, aunque en algunos países el Estado ofrece ayuda monetaria, no suele desarrollar una política cultural a largo plazo, indicó el escritor chileno Rodrigo Landaeta.

También hay mercados alternativos de circulación en los cuales predomina una producción artesanal muy rústica y limitada, que termina por restar calidad a la obra, señaló a su vez el poeta y narrador uruguayo Jorge Alfonso.

Para el escritor argentino Enzo Maqueira, si bien la creación joven latinoamericana goza hoy de mayor reconocimiento mundial, varios proyectos neoliberales del área representan un retroceso en la esfera de la cultura y una vuelta a lo foráneo.

“De hecho, a veces al artista le preocupa más posicionarse en los circuitos internacionales que triunfar en su propio continente”, comentó.

A juicio de la musicóloga mexicana Natalia Bieletto, dejar a un lado las comparaciones con el viejo continente es liberador, reprime el ego eurocéntrico y da un giro a la tragedia colonialista.

Pero las grandes industrias mediáticas y del entretenimiento radicadas en Estados Unidos y Europa dificultan la circulación de las obras, su posicionamiento en el mercado y su visibilidad, apuntó el cineasta puertorriqueño Arí Maniel Cruz.

Cambiar esas corrientes dominantes de comunicación está “precisamente” en manos de gente joven, uno de los sectores más afectados por la crisis económica, dijo en un mensaje escrito enviado al evento el periodista estadounidense Michael Levitin, editor de The Occupied Wall Street Journal.

Según la periodista cubana, Miriela Fernández, el enfrentamiento también puede darse en las prácticas cotidianas y en la producción de otros sentidos desde la literatura y las artes.

En ese empeño, el uso de las redes sociales y los medios públicos contribuyen a amplificar las voces de los de abajo, pero todavía golpea la falta de recursos y personas preparadas, consideró.

Además de los espacios teóricos, Casa Tomada 2013 acogió la presentación de obras teatrales, conciertos, talleres prácticos y una exposición dedicada a vertientes actuales de las artes plásticas como video y net art.

La presencia cubana fue preponderante en la tercera edición de este evento dedicado a fomentar el vínculo entre creadores de hasta 40 años y promover su obra en circuitos de circulación cada vez más cerrados.

En 1983, la capitalina Casa de las Américas acogió por primera vez el encuentro, pero no fue hasta 2009 que retomó la idea en ocasión del aniversario 50 de esa institución. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.