Crean en La Habana prototipo de museo para el arte contemporáneo

La propuesta integra diversidad de formas artísticas y sus creadores intentan salir del cliché de producir para las galerías.

Jorge Luis Baños - IPS

MAC SAN espera contribuir al desarrollo económico, social y cultural de San Agustín

La Habana, 24 may.- El primer prototipo de museo dedicado al arte contemporáneo en Cuba, creado en esta capital por un colectivo de artistas de Canadá, Estados Unidos, Europa y América Latina, se propone explorar la función y alcance de la obra artística en el espacio público.

Inaugurado el 14 de mayo con el nombre de MAC SAN, el proyecto se dedica a las prácticas artísticas en el contexto social, a tono con uno de los ejes centrales de la Oncena Bienal de La Habana que se extenderá aquí hasta junio próximo.

La idea original de Stephan Shankland, Candelario, Erik Göngrich y la curadora Aurelie Sampeur, surgió a partir de una residencia del equipo en el Laboratorio de las Artes de San Agustín (LASA), por lo que en este territorio del Oeste de la capital, se ubica el edificio sede y tienen lugar las principales acciones del MAC SAN.

Al ocupar un inmueble sin paredes y proponer intervenciones fuera de ese espacio físico, los promotores del proyecto plantean un análisis sobre las características que debe tener un museo en el siglo XXI y se cuestionan a su vez el valor actual del estilo occidental tradicional para coleccionar arte.

Por tal motivo, tampoco excluyen la posibilidad de que el Museo cambie de enclave o se extienda a otras áreas del país. Igualmente, está por ver si este trabajo tendrá continuidad en el futuro.

Sampeur, responsable de la curaduría junto a Catherine Sicot, señala: “consideramos que el MAC SAN debe permanecer primero en el plano del debate. Es importante analizar si todo lo que se muestra e interactúa con el público fuera de la galería es arte comunitario o puede manifestarse desde prácticas de otro tipo”.

El artista cubano Candelario agrega: “Las acciones que acometimos antes en el territorio como parte de LASA nos permitieron comprender la necesidad de un espacio como el que estamos proponiendo, y reconocer que nuestra propuesta debía ser cada vez más pragmática y más real”.

A pesar de que la población de San Agustín excede la cifra de 37.000 habitantes, no existen allí proyectos culturales permanentes enfocados de manera directa desde el campo artístico. Teniendo en cuenta esta necesidad, el MAC SAN se planteó el propósito de contribuir al desarrollo económico, social y cultural de la comunidad, explorando las posibilidades de incidir en la planificación urbana sustentable y la preservación del patrimonio.

La propuesta, pluriforme desde las temáticas abordadas hasta las soluciones prácticas de cada obra (11 en total), integra esculturas, instalaciones, maquetas, performance, un canal de televisión y una plataforma culinaria.

“BIOCUB (comida para artistas)”, es una obra de arte escultural en la que los creadores y los habitantes de San Agustín producen frutas secas para la venta en el Museo. Por otro lado, “MAC SAN TV” transmite vía USB programas sobre el arte, el territorio, el patrimonio y el medio ambiente, al tiempo que “SAN Café” y “Botellas curadas” invitan a recorrer los puntos de venta y producción de alimentos y elementos de la medicina tradicional en el municipio.

Sobre el carácter sui géneris de esta propuesta, Erik Göngrich declara que el interés de los artistas involucrados no tiene que ver sólo con el placer estético y la decoración, sino con la exploración de una zona del arte que necesita mucho tiempo para ser pensada y desarrollada y que se sale del cliché de producir para las galerías. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.