Cuentos estimulan participación ciudadana

El rescate de la tradición oral cubana se ha mantenido entre los objetivos del Festival Contarte a lo largo de sus 15 ediciones.

Foto tomada de la web de Radio Enciclopedia de Cuba

Son mayoría las mujeres entre las personas que se dedican al arte de la narración oral.

La Habana, 16 may-. El grupo de artistas cubanos que participa cada año en el 15 foro internacional Contarte, cree en el poder transformador de la narración oral y defiende su importancia como práctica cultural comunitaria.

Entre el 4 y el 11 de mayo, narradores de distintas regiones de esta isla caribeña que se reunieron en La Habana para intercambiar experiencias e intervenir en acciones culturales diversas, manifestaron su optimismo sobre las posibilidades de desarrollo que tiene esta modalidad.

La fundación de nuevos grupos artísticos en varias provincias del país, la experiencia ganada en los talleres de formación de profesionales y la creciente incorporación de creadores y especialistas extranjeros a los festivales, son algunas de las razones que entusiasman a estos promotores culturales.

Después de jubilarse como especialista de la sección de programas infantiles de la Televisión Cubana, CelmiraRiquenes se incorporó al grupo Contarte que lidera la actriz Elvia Pérez. Desde este proyecto, la narradora ha podido comprobar cómo aumenta también el público que asiste a los espectáculos de este tipo.

“El trabajo con niñas y niños es muy hermoso”, señaló Riquenes, para quien este segmento poblacional es el destinatario más importante de sus propuestas. “La interacción que se logra con ellos también se alcanza con los adultos si uno se lo propone”, agregó.

En la contada para adultos mayores, que tuvo lugar el 7 de mayo en el Convento de Belén de la Habana Vieja, decenas de personas de la tercera edad interactuaron con los narradores. Para el creador argentino Eduardo Chaves, este encuentro “fascinante” demostró el carácter movilizador de la narración oral y sus posibilidades de llegar a todo tipo de receptores.

Para el arte de contar historias, hacer que el público se involucre resulta fundamental, dijo una de las actrices del proyecto Artecuento, que se presenta en comunidades rurales y de bajos ingresos económicos, en la occidental provincia Pinar del Río.

Su grupo reúne a mujeres que abandonaron la actuación profesional para dedicarse exclusivamente al trabajo comunitario. Apoyadas por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y las representaciones territoriales del Ministerio de Cultura, estas mujeres promueven el interés por la lectura y el amor por las tradiciones orales.

El actor Waldo Franco, del grupo Argos Teatro, consideró también que rescatar una tradición tan antigua como la del cuento es uno de los principales valores de este trabajo.

La edición 15 de Contarte presentó por primera vez a Franco como narrador, en una versión de la leyenda “Proyé”, que el escritor Rafael Calderón tomara de la raíz afrocubana de la cultura nacional.

Al decir del actor, el hecho de que el Festival tuviese una sección como “Cuento con Africa”, en la que se escucharon historias vinculadas a la religión y la música de ese continente, es un paso importante “para comprendernos en nuestra diversidad y conocer la historia de quienes no la pudieron escribir”.

Además de las actuaciones y talleres en la Casa del Alba Cultural de la Habana, la Sala de Teatro Adolfo Llauradó, la Casa de la Poesía, el Convento de Belén y el Centro Hispanoamericano de Cultura, Contarte realizó una caravana de cuentos hacia las afueras de la ciudad,  en el municipio San Miguel del Padrón.

En el Centro Hispanoamericano, el único Fondo de Narración Oral conocido en América Latina, recibió una donación de materiales por parte de los participantes del encuentro. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.