Debate sobre músico cubano abarca la relación arte-mercado

Sendos trabajos periodísticos sobre el popular músico cubano Descemer Bueno suscitan una polémica sobre la política cultural del país.

En el material publicado en el diario Granma se critica la censura a populares reguetoneros de Cuba.

Foto: Print Screen de Granma

La Habana, 3 mar.- Declaraciones del multifacético y popular músico cubano Descemer Bueno al oficial diario Granma sobre su obra y el mercado musical en la isla caribeña, generan un creciente debate en las redes sociales de Internet y sitios web de medios de prensa.

Voces de la prensa estatal, instituciones artísticas, sociedad civil y representantes gubernamentales del Ministerio de Cultura, tomaron portales web y perfiles de Facebook para polemizar sobre la entrevista concedida por Bueno y publicada el pasado 25 de febrero en el oficial diario Granma.

En el material titulado “No hay que temerle al éxito”, el artista consideró que es “muy inteligente hacer concesiones, porque es muy penoso ver a músicos que tienen un gran talento, pero ni tan siquiera pueden mantener a su familia”.

El compositor, con una obra creativa marcada por diversas etapas, aseguró al periodista cubano Michel Hernández, ser una persona que mantiene su carrera de acuerdo con las exigencias del mundo.

Consideró, además, que los creadores no pueden seguir un solo patrón musical. “Eso es indicativo de no asumir la realidad de la vida y pensar que un artista debe quedarse congelado en el tiempo”, valoró.

En ese sentido, aseveró que se “enganchará” de géneros hoy en boga como el trap y el reggaetón.

“Quien me pida que deje de darle a la masividad lo que la masividad quiere, creo que a mi juicio está en un grave error”, recalcó.

La polémica digital asociada al popular cantante había comenzado días antes, cuando en su edición del 25 de enero al 22 de febrero, el portal cultural La Jiribilla publicó el texto “Descemer Bueno o el problema es que el sirope vende”, al cual incluso la oficina del cantante envió una declaración oficial.

En el artículo, la periodista Gisselle Morales criticó el enfoque mercantil de las últimas creaciones del autor de éxitos comerciales internacionales como Bailando (2013), que catapultó la música cubana en las listas globales de éxitos con la interpretación del cantante español Enrique Iglesias y el dúo cubano Gente de Zona.

Bueno declaró que le dará “a la masividad lo que la masividad quiere”.

Foto: Print Screen de Granma

“El problema es crear para darle al mercado únicamente lo que el mercado quiere; meter en una coctelera las matrices exprimidas de siempre y zarandearlas bien, hasta que esté lista una canción que pase por nueva”, opinó Morales sobre la última etapa del reconocido productor, arreglista y compositor, calificado de inigualable por su capacidad fusionar ritmos de todo el mundo.

Aunque declaraciones no oficiales de la dirección del diario Granma desmienten que la entrevista concedida por Bueno respondiera al artículo de La Jiribilla, participantes de la polémica observan claras reacciones al texto de Morales.

Tal discusión digital generó sendos materiales que Granma publicó un comentario de Alexis Triana, el director del Centro de Comunicación Cultural de la cartera de cultura.

En el trabajo, Triana confesó no comulgar con las recientes afirmaciones de Bueno, aunque defendió su talento y define su música como “renovadora y sustanciosa”.

“El camino de las concesiones no llevará jamás a otro sitio que a más y más concesiones. En el alma de un creador tiene que habitar mucho la honestidad, para forjar una obra que sea auténtica”, indicó.

Al debate sobre mercado, arte y cultura en Cuba se sumó otro comentario de Michel Hernández, que criticó la censura en los medios cubanos, casi todos en manos del Estado, a la obra musical de populares reggaetoneros de la isla caribeña.

“No se pueden silenciar las fórmulas musicales que calan ahora mismo en el seno de la sociedad cubana”, consideró Contreras

“Llámense Yomil y el Dany, El Chacal, Los Cuatro, o el Micha, son artistas con un amplio poder de convocatoria que no deben ser obviados del panorama insular ni bajados bruscamente de los medios”, alertó

Para el también crítico cultural su propuesta debe ser tomada en consideración y abordada sin temores, de forma crítica en toda la amplitud del concepto.

“Y sobre todo adentrarse en las razones por las cuales tienen esa enorme popularidad especialmente entre los adolescentes y jóvenes de esta Cuba del siglo XXI”, apuntó.

Conocida a nivel internacional por la elevada calidad de su música, este arte es considerado un patrimonio cultural símbolo de la nación.

La irrupción contemporánea de géneros urbanos como el reggaetón continúa siendo en la actualidad un asunto polémico, que con frecuencia provoca debates sobre política cultural en el país caribeño.  (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.