Dibujos inéditos de Cabrera Moreno ven la luz

Hace poco más de cuatro décadas, el Museo Nacional de Bellas Artes censuró varias de las piezas eróticas del pintor cubano que hoy integran la muestra Epifanía del cuerpo.

Archivo IPS-Cuba

La exposición estará abierta al público hasta el 21 de julio próximo.

La Habana, 24 jun.- Rostros andróginos junto a torsos, pelvis, extremidades de mujeres y hombres desnudos, escenas orgiásticas o en reposo, aparecen en varios dibujos del artista de la plástica Servando Cabrera Moreno (1923-1981), que llegan por primera vez al público a través de la muestra Epifanía del cuerpo.

La exposición, que fue posible gracias al apoyo del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, la embajada de Noruega y coleccionistas privados, estará abierta hasta el próximo 21 de julio, en el capitalino Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno, como parte de las actividades por el 90 aniversario del natalicio de Cabrera Moreno.

La selección reúne 34 dibujos “la mayoría de carácter inédito”, “del mayor renacentista de Cuba”, como lo calificó en la inauguración, el 20 de junio, de la actividad Miguel Barnet, etnólogo y presidente de la no gubernamental Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.

La Antorcha, Como cruje la vida y Como un veinticinco de mayo, de la serie La soledad de un autorretrato, son algunos ejemplos de las obras eróticas del creador exhibidas por primera vez gracias a Epifanía del Cuerpo.

Desde su tránsito hacia el erotismo, en la década de los 70’s del siglo pasado, hasta  dibujos en acrílico, realizados en Europa entre 1977 y 1978, sitúan a Servando Cabrera como un precursor del arte erótico y homoerótico en la nación caribeña.         
Barnet destacó el amor por los cuerpos y rostros masculinos y también femeninos que caracterizó el ciclo erótico de Cabrera Moreno. La creación sobre el tema erótico del artista coincidió con el llamado “quinquenio gris” en Cuba, que en realidad se extendió mucho más tiempo que durante la década de los 70.

Según observadores, el pintor fue una de las primeras víctimas de ese período, donde se impusieron “parámetros” para la producción artística que afectaron a todas las esferas de la cultura y el pensamiento cubanos, por el cierre de agrupaciones teatrales, la marginación de dramaturgos, poetas y narradores, y la censura a múltiples obras.

Asimismo, existía entonces a nivel nacional la homofobia institucionalizada, que tuvo su reflejo en el también conocido como “el decenio negro”. Intelectuales y artistas fueron acusados por tener una orientación no heterosexual y su obra fue vetada en el país.

En 1971, “la tan lacerante censura impidió que pudiera exponer sus cuadros en el Museo Nacional de Bellas Artes”, indicó la curadora de Epifanía…, Rosemary Rodríguez.

Aunque fue prohibido en muchas galerías cubanas, Servando Cabrera “continuó desarrollando la temática necesaria”, precisó Barnet para el que esta exposición es, además, una “lección de belleza”.

“Estas obras escandalizan aún porque existen muchos prejuicios en torno al erotismo, al placer, a los cuerpos”, dijo un estudiante universitario, que prefirió el anonimato.

Él confía en que hechos culturales como este, sumados a las campañas por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género, lideradas por el estatal Centro Nacional de Educación Sexual, le permitan en unos años dar declaraciones con su nombre propio.   

Como parte de los festejos por el aniversario del natalicio de Cabrera Moreno, el museo editó 12 reproducciones de obras del afamado pintor cubano, para la venta en moneda nacional. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.