Disco de rock también tuvo un homenaje en La Habana

En la capital de Cuba y otras ciudades del país se realizaron conciertos para rendir tributo a un disco de la banda británica The Beatles.

El parque John Lennon, en el céntrico barrio del Vedado habanero, fue el lugar escogido para el espectáculo-homenaje al disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 3 jun.- La capital de Cuba, al igual que otras ciudades del mundo, fue escenario de un tributo especial a The Beatles al cumplirse 50 años de la publicación de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, una de las producciones más recordadas de la mítica banda británica.

El concierto homenaje en el parque John Lennon, donde una estatua del músico descansa desde hace años sentada en un banco, acogió en la noche del primero de junio a varios cientos de personas de diferentes generaciones y lugares de procedencia.

Aunque se llamó a sí mismo “El Nene”, un padre de familia, de 59 años, convocó a todos los integrantes de su prole y los vecinos de su casa en San Antonio de los Baños, en la cercana provincia de Artemisa.

“Yo soy un seguidor de los del tiempo de antes. Me gusta mucho esta música, cuando los Rolling (Stone) vinieron a Cuba hicimos lo mismo y hasta salí en el noticiero. Me encanta el rock y eso le transmití a mis hijos”, dijo a la Redacción IPS Cuba.

“El Nene” fue de los que bailó con versiones tropicales de temas antológicos de The Beatles como Mr Postman y Let it be, ambas interpretadas por la compañía de teatro infantil La Colmenita.

Más sobre el disco

Según la crítica especializada, The Beatles alcanzó con Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band una madurez tal que trascendió la agrupación y marcó a sus contemporáneos.

El fonograma salió al mercado el 1 de junio de 1967 y fue su octavo trabajo de estudio. Un año más tarde, se alzaron con cuatro Premios Grammy y, hasta la fecha, se registran alrededor de 32 millones de ventas.

La banda compuesta John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, concibió este trabajo como algo distinto a una habitual recopilación de canciones y es considerado en la actualidad como un antecedente del denominado disco conceptual.

Sweet Lizzy Project y el guitarrista Héctor Tellez Junior con su banda estuvieron entre los jóvenes músicos que interpretaron legendarias composiciones de los Fab Four.

Mientras entre los veteranos, muchos de ellos con plantillas renovadas, figuraron La Vieja Escuela, Eddy Escobar y su grupo, Los Kent y Los Gen, bandas que durante mucho tiempo se han dedicado a hacer covers de rock.

Pablo Menéndez y Mezcla ofrecieron versiones de Ticket to Ride y Norwegian Wood. Y para cerrar llegó La Flota, un proyecto musical entre amigos, como lo definen sus propios integrantes: Yissy García, X Alfonso, David y Ernesto Blanco.

Después de interpretaciones “a lo cubano” de canciones como Lucy in the sky with diamonds, With a little help from my friends y Fixing a hole, el concierto concluyó con la pieza que da nombre al disco homenajeado: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Este fue un álbum muy revolucionario a nivel tímbrico y musical. Además, transgredió límites y géneros, destacó el presentador del concierto Juanito Camacho, conductor y director de programas musicales en la radio cubana

“Solo en muy raras ocasiones tenemos la oportunidad de presentar este tipo de espectáculos, esto es como un sueño”, expresó.

Algunos de los asistentes compartieron ese entusiasmo, otros consideraron que todavía quedan detalles por arreglar en estos espectáculos, que no son muy frecuentes en la isla caribeña.

El diseñador Lester Espinosa, de 36 años, llegó bien temprano y ya desde antes de la cinco de la tarde había personas en el parque Lennon, de todas las edades, comentó.

“La idea es muy buena, para próximas ocasiones hay que perfeccionar todavía algunas cosas, dejar a un lado la improvisación, evitar los largos espacios sin música”, opinó.

Karla Fernández, estudiante de la Universidad de La Habana, se alegró de ver a personas de tantas edades, madres y padres junto a sus hijos e hijas.

“Mis padres sufrieron porque no debían escuchar a The Beatles y a otros artistas extranjeros ya que era mal visto en aquella, ahora los tiempos cambiaron y un concierto como este lo demuestra”, apuntó.

En una esquina del parque, varias carpas ofrecían servicios gastronómicos, venta de discos, artesanías y pulóveres con imágenes de The Beatles.

La calle 17 estuvo cerrada por varias cuadras, desde 12 hasta 6, en esta última y bien cerca del club estatal Submarino Amarillo se instaló el escenario con grandes pantallas que proyectaron imágenes de los cuatro fantásticos.

A juicio del crítico Guille Vilar, uno de los principales promotores del rock en la isla, realizar un homenaje a The Beatles desde La Habana es un reconocimiento al movimiento cultural que ese cuarteto originó y una oportunidad para reiterar el llamado del pueblo cubano a la paz.

El parque John Lennon es un lugar muy significativo para los seguidores del rock y no es casual que haya sido el lugar escogido, apuntó.

Para David Blanco, esta presentación resultó también una oportunidad para demostrar la riqueza cultural cubana y la influencia aquí de la agrupación británica.

El concierto producido por la Fábrica de Arte Cubano y organizado por el Ministerio de Cultura de Cuba se transmitió en vivo por  la televisión digital local (Canal Clave), mientras en otras ciudades del país se producían espectáculos similares con mensajes de paz. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.