Dramaturga alerta sobre afectaciones patrimoniales en La Casona de Línea

Se trata de una institución cultural habanera, que recientemente fue rebautizada como Centro Vicente Revuelta.

La Casona de Línea, construida entre 1892 y 1901, resulta una de las primeras residencias erigidas en el Vedado y tiene un enorme valor histórico y simbólico.

Foto: Cortesía de Esther Suárez Durán

La Habana, 2 feb.- Los trabajos de restauración del centro cultural La Casona de Línea, desarrollados desde hace más de un año, incluyeron transformaciones sustanciales en sus espacios sin contar con el criterio de especialistas, criticó la dramaturga Esther Suárez Durán por correo electrónico.

En un mensaje titulado “La Casona de Línea“, al que la Redacción IPS Cuba tuvo acceso, la intelectual divulgó las irregularidades y atropellos cometidos a su juicio en las obras, que tenían “por objetivo la reconstrucción del lugar, no su transformación”.

“Esas labores constructivas no fueron informadas o consultadas con quienes tuvieron responsabilidades al frente de la institución en los últimos años, ni tampoco con los especialistas del Centro de Investigaciones que velan por la conservación del patrimonio histórico con resultados tangibles en esa línea”, apuntó.

Muchas de las estancias del centro, que cuenta con una sala de teatro, jardines y otros espacios de uso cultural, han quedado irreconocibles, recalcó la dramaturga.

Una vista del espacio donde estuvo por décadas la oficina de Raquel Revuelta, irreconocible luego de los trabajos de restauración.

La otrora oficina de la afamada actriz Raquel Revuelta (1925-2004), quien recibió en 1970 la casona de manos del gobierno revolucionario para los ensayos de su grupo Teatro Estudio, “se mantuvo tal y como la conocimos, con sus muebles y sus cuadros”, puso como ejemplo Suárez.

Ahora se han hecho reformas allí, “al parecer para colocar un Salón de Protocolo pues el Consejo Nacional de las Artes Escénicas (Cnae) no cuenta con uno adecuado”, añadió Suárez.

Recordó que la oficina de Revuelta había funcionado “como un sitio museable, a la vez que funcional y todos teníamos conciencia de la necesidad de cuidar aquel lugar en uso, por su enorme valor histórico y simbólico”.

“El Cnae contrató a una brigada para realizar labores constructivas en La Casona de Línea, pero en el contrato no está muy claro la fecha de terminación ni aparecen planos relacionados con el mismo, según me explicaron mis compañeros de trabajo”, escribió la trabajadora del consejo.

Según refiere, ella misma planteó sus preocupaciones al respecto a la presidencia del Cnae.

“Algunas de las modificaciones nos hacen pensar si en esos lugares se podrán volver a realizar lo que usualmente se hacía antes, pues los cambios impiden algunas de ellas”, lamentó.

“Las labores de construcción invadieron casi todos los espacios, aunque en el comienzo no fue esto lo que se dijo que sucedería. Los activos de algunos departamentos como los del Centro de Investigación tuvieron que ser embalados en cajas de cartón, lo cual hace imposible su uso y consulta no sabemos hasta cuándo”, explicó.

La dramaturga cuestionó la política de cuadros y funcionarios que toman decisiones sin escuchar a especialistas y trabajadores y denunció a modo de metáfora la “impunidad rampante con la cual los mercaderes invaden, una vez más, el templo”.

También se refirió a “los problemas que se crean cuando no hay jerarquías reales, ni orden, ni control, ni legalidad verdadera”.

“Los problemas del Cnae de mayor importancia y profunda huella son los que se expresan en la parcialidad y arbitrariedad de sus juicios, en el descreimiento, la falta de fe y la apatía, la desidia y el envilecimiento de los teatristas a su cargo”, remarcó. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.