Editoriales locales en riesgo por la pérdida del hábito de lectura

El Sistema de Ediciones Territoriales (SET) ha permitido la publicación y promoción de muchos jóvenes escritores, fundamentalmente desde las comunidades.

El SET ha publicado obras de más de 3.000 jóvenes escritores.

La Habana, 29 ago.- Un proyecto de ediciones territoriales, que ha publicado obras de más de 3.000 jóvenes escritores, se enfrenta al reto de la escasa demanda por el acceso gratuito a literatura en formato digital y el languidecimiento del hábito de lectura en parte de la población cubana.

“El Sistema de Ediciones Territoriales (SET) ha permitido la publicación y promoción de muchos jóvenes escritores, fundamentalmente desde las comunidades, quienes durante este tiempo han desarrollado experiencia y obtenido premios nacionales e internacionales”, dijo Alberto Hernández, especialista del estatal Centro Provincial del Libro en La Habana.

Gracias a la labor de 15 años del SET, se han publicado textos de ficción, sobre el rescate de “historias locales y tradiciones” y “estudios sobre personalidades de la cultura y otros ámbitos”, apuntó Hernández.

Sin embargo, luego de varias décadas de auge de la lectura en el país, donde el gobierno socialista impulsa campañas para incentivar ese hábito desde los años sesenta del siglo XX, las editoriales territoriales y nacionales se ven frente al mismo precipicio que sus pares en el resto del mundo.

El principal desafío de las casas editoras en el orbe, según Hernández, radica en alcanzar mayor índice de lectura mediante la creación de libros atractivos en temática y visualidad, para “que se difundan no solo los valores de la literatura desde el punto de vista estético, sino también humano y personal”.

Gracias a la labor de 15 años del SET, se han publicado textos de ficción, sobre el rescate de historias locales y tradiciones.

Gracias a la labor de 15 años del SET, se han publicado textos de ficción, sobre el rescate de historias locales y tradiciones.

En el caso de Cuba, consideró, se suma además el hecho de ser “un mundo aparte en muchos sentidos, desconectado de los mercados internacionales del libro y la literatura”.

“Los autores cubanos apenas se conocen y las tiradas habitualmente rondan los 2.000 ejemplares, que no pueden competir con editoriales internacionales”, amplió.

“Aun con nuestras carencias y dificultades, debemos lograr libros atractivos, temáticas novedosas y autores que se van imponiendo, además de mejorar los procesos de derechos de autor e impresión con grandes editoriales”, propuso.

Solo unas pocas casas editoras, entre ellas la de la no gubernamental Asociación Hermanos Saiz, han publicado audiolibros en el país, para tratar de emplear las nuevas tecnologías en función de la literatura y el libro, reconoció Hernández.

Para el Sistema de Ediciones Territoriales, los retos son mayores y se arriesga perder los aportes alcanzados desde su creación en 2000.

Para el escritor y asesor del estatal Instituto Cubano del Libro, Enrique Pérez, esas editoriales “dieron salida a las obras de autores residentes en ellas y quienes hasta entonces no habían tenido la posibilidad de legitimarlas en el mundo del libro”.

A su juicio, el sistema “sí cumplió con esa premisa, pues editoriales de oriente a occidente y del municipio especial Isla de la Juventud fueron dando a conocer a sus talentos locales”.

Las editoriales locales –que coexisten con una decena de entidades nacionales-, han publicado más de 5.000 títulos, con casi cuatro millones de ejemplares de ficción, narrativa, poesía, literatura infantil, historias y tradicional locales, biografías de personalidades locales, y textos de ciencia y técnica, entre otros.

“Hoy en día ya no se puede hablar del SET como editoriales de provincia, porque muchas de sus ediciones tienen el mismo rango de una editorial nacional al ser de obras de premios nacionales de literatura”, enfatizó Pérez.

Esa opinión la comparte Luis Vaillant, médico devenido escritor, quien público en 2014 la antología de cuentos Un pedazo del alma, título tomado de un relato de uno de los escritores cubanos más importantes, Miguel de Carrión (1875-1929).

“Desde el punto de vista social, estas editoriales han dado a conocer gente nueva, que siempre quiso escribir y no veía adónde dirigirse para encausar su talento y deseo”, dijo. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.