Embajada noruega apoya más proyectos cinematográficos en Cuba

Recibirán financiamiento 17 propuestas audiovisuales para su terminación.

La cifra de 17 proyectos ganadores del apoyo del Fondo Noruego para el Cine cubano en 2016 es superior a los 14 y 12 beneficiados en 2014 y 2015, respectivamente.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 9 dic.- Diversidad de miradas, presencia de varias generaciones y el alto valor artístico del cine producido en Cuba, fueron algunos de los argumentos emitidos por el jurado de la tercera edición del Fondo Noruego para el Cine Cubano, concurso anual que apoya la realización de audiovisuales en la nación caribeña.

Un total de 17 proyectos, entre cortos y largometrajes, resultaron ganadores de la subvención nórdica, información ofrecida el pasado 6 de diciembre, en el espacio Cine bajo las Estrellas, efectuado en la sede diplomática noruega en La Habana.

En 2016, los proyectos ganadores del Fondo Noruego para el Cine Cubano fueron:

  • Las señoritas de Aviñón, de Reynier Cepero
  • Reencuentro, de Raúl Capote
  • Bongo Itá, de Mayckell Pedrero
  • Adolece, Daiyán Francisco Noa
  • A media voz, de Patricia Pérez y Heidi Hassan
  • Margarita, de Jorge Molina
  • Los cercanos días del amor, de Yosiri López-Silvero
  • Cuba, oferta especial, todo incluido, de Enrique Colina
  • 1959, de Daniel Arévalo
  • El pescador, de Ana Alejandra Alpízar
  • Paco y Lucía, de Francisco Rafael Castro
  • Nitrox, de Lena Hernández.
  • Descompuesto, de Jarol Cuéllar
  • Cuando truena, de Sisy Gómez
  • Lobos, de Camila Carballo
  • Guaguancó, de Carlos Daría Sarmiento
  • Campeonato Nacional Femenino de Ajedrez, de Enmanuel Martín

El comité de selección estuvo integrado por la directora de la Muestra de Cine Joven, Marisol Rodríguez, el director y guionista Arturo Infante, y Yumey Besú, integrante del equipo del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

El dictamen divulgado a la prensa resaltó “la mejoría en la presentación de los proyectos, así como la diversidad temática, la búsqueda formal, la presencia de distintas generaciones, así como la participación de varias provincias del país”.

De igual modo, Andreas Haakonsen, coordinador de la actividad, comentó que en 2016 “se presentaron 75 proyectos, que mediante distintos géneros, temas y formatos han mostrado el alto valor artístico del cine cubano actual”.

Una de las ganadoras

La cineasta y fotógrafa Heidi Hassan, cubana que desarrolla la mayor parte de su trabajo en las ciudades europeas de Madrid y Ginebra, fue una de las ganadoras del fondo con el proyecto de largometraje A media voz, codirigido por Patricia Pérez.

“Agradezco al jurado y a la Embajada de Noruega por la confianza que tuvo en este proyecto en el que llevamos trabajando tres años”, dijo la documentalista a la Redacción IPS Cuba.

Sobre la historia del filme, la directora de Tierra Roja (2007) y Otra Isla (2014) señaló que la obra “cuenta dos trayectorias de emigración, una hacia Suiza y otra hacia España”.

Subrayó, además, que “es un documental autobiográfico, con mucho de cine ensayo y que aborda el tema de la amistad, de cómo vivir lejos y reconstruirse fuera de la tierra natal”.

Hassan afirmó también que “si bien todos sus trabajos no giran alrededor del tema de la migración, ese tópico siempre está presente”.

De igual modo, refirió que “A media voz tiene similitudes con Tierra Roja, porque en ambas se recurre a la utilización de las cartas y el intercambio epistolar”.

Sin embargo, en la obra actual “la correspondencia genera un diálogo en dos direcciones —España y Suiza—, que viene de ambos lados, de una nación a otra, mientras que en el filme anterior los mensajes solo iban desde Suiza hasta Cuba, de una madre a una hija”.

Estrenos

Más allá de dar a conocer los ganadores del Fondo Noruego para el Cine Cubano, el espacio Cine Bajo las estrellas, que usualmente tiene lugar los últimos martes y miércoles de cada mes, propone la proyección de dos obras audiovisuales en cada una de las jornadas.

El martes 6 de diciembre se estrenaron los cortos cubanos Rebecca (2016), de Jorge Molina, y Luxemburgo (2016), de Fabián Suárez.

La primera de las cintas aborda el tema del placer a través de la historia de Josefa y Abelardo, “un viejo matrimonio sumido en la monotonía, que cómo la llegada a la casa de la joven Rebecca, sobrina de él, desata un torbellino de inquietantes pasiones”, describe la sinopsis.

Molina agradeció a su equipo de trabajo y comentó que el corto de 19 minutos “forma parte de una trilogía sobre mujeres insumisas, que conformarán un largometraje”.

Por su parte, Luxemburgo cuenta la historia de Aristóteles Moore, un hombre obeso que está haciendo una terapia para bajar de peso y se enamora de un joven agente de seguridad de lo que será la primera fábrica de McDonalds en Cuba.

 Juan Miguel Más, director de Danza Voluminosa, ha trabajado con Fabían Suárez en Kendo Monogatari (2012), Caballos (2015) y Luxemburgo (2016).

Juan Miguel Más, director de Danza Voluminosa, ha trabajado con Fabían Suárez en Kendo Monogatari (2012), Caballos (2015) y Luxemburgo (2016).

Foto: Archivo IPS-Cuba

Juan Miguel Más, director del proyecto Danza Voluminosa y protagonista del filme de Suárez, comentó que su personaje “se enamora de un estereotipo, sin detenerse a mirar los valores que pueda o no tener el muchacho”.

Asimismo, mencionó que el material de ficción de 29 minutos es “solo un avance de lo que será una película con muchos más elementos, en el cual se mantienen los personajes principales, pero se agregan otras subtramas y situaciones dramáticas muchos más fuertes”. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.