Escuela de Cine y Televisión busca alternativas económicas

Directivos de esa institución situada en San Antonio de los Baños señalan la necesidad de contar con más financiamiento para enriquecer los proyectos de la institución.

Uno de los mayores logros de la EICTV consiste en promover la creación de la industria cinematográfica a nivel regional.

La Habana, 30 sep.- Mientras busca nuevas fórmulas de sobrevivencia, la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) continúa desarrollándose sobre la base de la idea fundacional de formar a creadores del audiovisual para incorporarse al esfuerzo por el rescate de las culturas autóctonas, sobre todo de la región latinoamericana.

Tales valoraciones fueron expresadas este lunes por Jerónimo Labrada, director de ese centro docente, durante un encuentro con un grupo de periodistas  reunidos en San Antonio de los Baños, en la sede de la EICTV, unos 35 kilómetros al sureste de La Habana, para recibir información sobre la actualidad y los proyectos de la institución.

Según comentó el directivo, con el propósito de ampliar el trabajo del colectivo docente y de dirección, y para procurar el incremento de los proyectos de colaboración con organismos y gobiernos de la región latinoamericana, la escuela puja por obtener el reconocimiento universitario para su curso regular de tres años.

Aseguró Labrada que este tipo de cursos se distinguen por el alto grado de especialización y de concentración del maestro en el alumno, que puede disponer de avanzadas tecnologías para la producción cinematográfica.

“En general, hemos logrado manejar más el criterio de enseñar, compartir, desarrollar, el espíritu creativo en las especialidades y en el tema de la tecnología no quedarnos obsoletos, pero no pensar ni inculcarle a los alumnos que si no tienen lo último de la tecnología, no pueden hacer un documental o una película”, acotó.

Asimismo explicó que una de las grandes fuentes de ingresos para la institución son los talleres internacionales y de altos estudios, además de que los alumnos del curso regular pagan 15.000 euros por los tres años de estudios.

Apuntó también que “algunas ayudas contribuyen no tanto al sostenimiento de la escuela, sino al pago de la matrícula de sus becarios, como es el caso de las cuotas erogadas por Brasil, Venezuela, Dominicana y Panamá, que cubren la cifra mencionada antes.

“Ese pago solo representa el 30 por ciento de los gastos en que incurre cada estudiante a lo largo de tres años”, expuso Labrada, quien aclaró que el 70 por ciento restante lo aporta la escuela y el estado cubano.

Otra de las vías para obtener financiamiento consiste en la impartición de los Talleres extramuros, que el centro oferta con sus profesores en el exterior.

De igual modo, la iniciativa de crear este año una maestría en escritura audiovisual contribuye al proceso de consolidación económica de la escuela.

A juicio de Labrada, “la EICTV es de los pocos proyectos de los años 80 que ha logrado sostenerse, a pesar de las inmensas dificultades que han atravesado, en diferentes momentos, proyectos similares. Este, de una gran complejidad, ha logrado encontrar las fórmulas, las vías para sobreponerse a las dificultades y salir adelante”.

Destacó que “Cuba, históricamente uno de los principales sostenes de la escuela, ha tenido y tiene problemas económicos que se reflejan en el quehacer de la institución”.

No obstante, aseguró que la EICTV “no está en bancarrota” y que se ha logrado que su cuenta del financiamiento en divisas, la cual garantiza el pago del boleto de avión de los maestros extranjeros y sus salarios, así como el pago a los docentes cubanos que cobran divisas, se produzca íntegramente de la actividad docente.

Por su parte, María Julia Antuña, especialista de Relaciones Internacionales del centro, comentó a la prensa que este año el gobierno cubano destinó 12 millones de pesos para la escuela, cuya estructura constructiva sufre el deterioro de casi tres décadas de uso, al tiempo que dispone de un parque de transportación obsoleto y muy dañado.

A las dificultades anteriores se suma el encarecimiento de la compra de tecnología para hacer cine y TV, solo accesible a Cuba en mercados europeos, debido a las restricciones comerciales del bloqueo de Estados Unidos a la nación caribeña.

Considerada una de las instituciones más importantes de su tipo, la EICTV fue fundada en 1986 por la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Entre sus creadores y profesores fundacionales se destacan el recién fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez, el poeta y cineasta argentino Fernando Birri y el cineasta y teórico cubano Julio García Espinosa.

Dichas personalidades concibieron el centro docente para desarrollar el talento creativo de estudiantes de América Latina, África y Asia.

Pese a las dificultades económicas, en la EICTV se producen anualmente entre 12 y 14 largometrajes, cantidades que superan los niveles de producción de varias industrias cinematográficas latinoamericanas como el estatal Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Múltiples premios en festivales internacionales avalan la calidad de esas producciones, la mayoría tesis de graduación de los alumnos del curso regular, en el cual se imparten actualmente las especialidades de dirección de ficción, dirección de documental, producción, guión, cinematografía, edición, sonido, TV y nuevos medios.

Hasta julio del 2013, se han graduado 841 alumnos, pertenecientes a 23 promociones diferentes, los egresados de los cursos regulares representan a 60 países del mundo. Los graduados de otros cursos suman miles y algunos de ellos son hoy personalidades del cine y el audiovisual, como Patricia Villegas, presidenta del canal multinacional Telesur y Waldo Ramírez, vicepresidente de dicha televisora latinoamericana. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.