Especialistas y creadores piden transformar la industria musical

El sector aspira a colocar más los productos cubanos en las plataformas digitales.

Tomado del sitio web Suenacubano

Internet es un espacio aún inexplorado por la industria musical cubana, indican especialistas.

La Habana, 30 may.- El sistema empresarial de la música cubana necesita reordenarse y potenciar la promoción y comercialización de sus productos en el mercado internacional, sobre todo en Internet, valoraron musicólogos, artistas y empresarios en un coloquio sobre el tema.

En el espacio de intercambio teórico desarrollado en el estatal Centro de Investigación y Desarrollo de la Música (Cidmuc), el cantautor Arnaldo Rodríguez estimó que “Cuba no forma parte del mercado global de la música”.

Instó a que se revisen las estrategias de la industria musical, los promotores y comercializadores de la música, así como de las y los artistas, en la cita celebrada en la sede del Cidmuc, en La Habana, el pasado 23 de mayo. “Creo que los creadores nos estamos reinventando a la hora de crear para ese nuevo mercado y dinámica”, amplió.

El director de la agrupación El Talismán, perteneciente al catálogo de la casa disquera estatal Egrem, expresó su confianza en este tipo de entidades empresariales.

Sin embargo, valoró que las disqueras deben favorecer más la entrada al mercado musical de los artistas de la nación caribeña.

A su juicio, “para entrar a ese gran mercado tenemos que organizar nuestro sistema empresarial”.

Rodríguez apuntó la necesidad de reordenar un escenario donde, a su modo de ver, “aún las disqueras no tienen coherencia en sus catálogos ni poseen sellos”. También exhortó a llevar a la práctica voluntades políticas encaminadas a reorganizar ese sistema.

Recordó que a inicios de los años 2000, cuando las grandes disqueras internacionales se dieron cuenta del decrecimiento progresivo de la producción y venta de discos compactos, empezaron a crear, asociados a ellas, las agencias de representación artística.

En Cuba, Egrem y Artex (también estatal) fueron las primeras en implementar tales estructuras con la formación de las agencias Musicalia y Clave Cubana respectivamente.
Según Rodríguez, esas empresas y agencias son las que mejor funcionan y ostentan mayores resultados culturales y comerciales.

Para el músico, “el resto de las empresas en el país se encuentran desorganizadas, nadie sabe qué venden ni hacen. A veces, incluso, ni promueven la política cultural ni logran vender eficientemente la música cubana”.

Por su parte, Mario Escalona, director de la Egrem, aseguró que su entidad “apuesta a esta modalidad de difusión de la música y su comercialización”.

El ejecutivo insistió en que las disqueras requieren cambiar “en función de cómo se está moviendo la industria. Hoy el tema de la venta digital es decisivo analizarlo en cifras para saber hacia dónde debemos proyectarnos”.

Anunció que el Ministerio de Cultura está proyectando la creación de una plataforma global “que debe acercarse a un puente cultural”, donde confluyan músicos, especialistas e investigadores.

En tanto, llamó a homogenizar conceptos y líneas de expresión, así como a preparar una base de datos del mercado musical.

Por su parte, la musicóloga Gretel García pidió reflexionar acerca de cómo el artista puede condicionar su discurso por la dinámica del mercado y hasta qué punto esta acción limita o favorece su creación.

“Debemos articular esos elementos”, recomendó la especialista.

Asimismo, instó a “analizar cuáles artistas y manifestaciones musicales se graban, cuáles se quedan rezagadas” e invitó a “pensar en qué hacer con estas últimas para que también se comercialicen”.

Observó que “el disco es un producto bien caro de mantener y realizar debido a los elevados costos de producción y fabricación”.

La musicóloga estimó que “no es ya el disco la única vía para promocionar la música cubana, sino una herramienta más para promocionar al artista y su obra”.

Al respecto destacó el aporte del proyecto Suenacubano a la Egrem en la difusión de la música en distintas plataformas digitales.

Esta iniciativa, que aúna a varios especialistas en materia de software y comunicación, colabora desde hace alrededor de tres años con las instituciones y empresas estatales para dar a conocer la música local. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.