Expo inaugura la estética del error y el accidente en Cuba

El Estudio Figueroa-Vives y la Embajada de Noruega organizan la muestra Glitchmix, not an error, donde participan creadores nacionales y foráneos.

Desde el 24 de marzo y hasta el próximo mes de mayo está abierta la exhibición que reúne piezas de una tendencia poco conocida en Cuba, la del _glitch art_.

Foto: Jorge1 Luis Baños_IPS

La Habana, 31 mar.- Cuba acoge por primera vez una exposición de _glitch art_ (arte del error) que incluye obras del estadounidense Mark Amerika y los jóvenes creadores locales Yonlay Cabrera y Fidel García, bajo la curaduría del Estudio Figueroa-Vives y colaboración con la Embajada de Noruega en La Habana.

“El Estudio Figueroa-Vives siempre propone temas novedosos y con un lugar central dentro del contexto cubano e internacional”, destacó la jefa de la sede diplomática, Ingrid Mollestad, durante la inauguración.

Glitchmix, not an error es el título de esta muestra, la novena realizada como parte de la colaboración de ambos y que en mayo próximo cumplirá tres años, destacó. “Este tema del error es una vertiente del arte digital que también nos incita a pensar en otros errores en otros ámbitos, como la sociedad o la cultura”, instó.

Emplazadas en su mayoría en el lobby de la Embajada de Noruega, las obras de Mark Amerika (1960) atraen al público por su carácter interactivo en la primera vez que ese veterano expone en la isla caribeña.

Grammatron (1997), una de las piezas más antiguas del llamado net art y aún existente en línea, es definida como un entorno narrativo de dominio público y está disponible en www.grammatron.com pues fue generada a través de links, hipertextos, imágenes y banda sonora.

Otras emplean software de navegación en Internet como Google Maps y Google Street View, y manipulan esas capturas en función de un concepto. Tal es el caso de Lake Como Remix_ (2012) y su serie _8-Bit_ (Reino Unido, 2012; Brasil, 2016), en la que hace referencia nostálgica a los primeros gráficos digitales, señala el texto curatorial.

En tanto, Crapshoot (2015) califica como art-app o net art, y está basado en la literatura electrónica: remezcla teorías filosóficas, artísticas, y el deseo de manipular el lenguaje.

“Me ha encantado venir a Cuba, estoy feliz de traer un proyecto como este, con obras que nunca antes se han visto aquí”, dijo en la apertura de la exhibición Mark Amerika, uno de los pioneros del arte digital en el mundo y fuerte exponente del denominado _glitch art_.

En la actualidad, Mark es profesor de Arte e Historia del Arte en la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos.

A solo unos pasos de la Embajada de Noruega, la casa-galería del Estudio Figueroa Vives reúne las propuestas de dos artistas cubanos.

Llama la atención del público la titulada Cuba20170127, video instalación de Yonlay Cabrera (1988) que muestra el fragmento de una transmisión del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana, con fallas e interferencias.

La decodificación de la frecuencia de analógica a digital se traduce en una señal corrupta multicolor y abstracta que al ser reproducida en diversos soportes adquiere una apariencia que podemos definir como “autonomía de la imagen”, según palabras del catálogo.

Cabrera, Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, desarrolla su trabajo fundamentalmente en el campo de los nuevos medios.

Mientras Prisionización (2016), del Fidel García (1981), enfatiza las brechas psicológicas y fallos sociales ocurridos a individuos de una misma generación que, aunque contrarios en posiciones ideológicas, han sido víctimas de iguales situaciones de conflicto y decepción en sus respectivos entornos, argumenta la curaduría.

Este graduado del Instituto Superior de Arte (ISA) ha participado durante los últimos años en varias residencias artísticas en China y Estados Unidos.

A juicio del estudiante del ISA Nosley Salas, estas son obras poco vistas y conocidas en Cuba y por eso resultan tan atractivas e interesantes para los jóvenes.

El _glitch art_ (arte del error) es conocido como la práctica artística de usar y apropiarse de los errores digitales o analógicos mediante la manipulación física de dispositivos electrónicos, televisores, videos, música, sitios web… corrompiendo datos y softwares.

Precisamente en ese tipo de investigaciones se basa Glitchmix, not an error que agrupa obras sonoras, video, net art, fotografías e instalaciones con el tema del error y la estética del accidente, ya sea provocado o espontáneo, en el arte contemporáneo. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.