Exposición reflexiona desde Cuba sobre el mítico 1968

Bodas de Oro. 1968-2018 estará abierta al público hasta julio en el Estudio Figueroa-Vives y la Real Embajada de Noruega, en La Habana.

La muestra dedica un lugar especial a las obras de Studios Korda (1954-1968)

Foto: Tomada de la página de Facebook de los Estudios Figueroa- Vives.

La Habana, 6 may.- “¿Dónde estás, 1968? Aquí, mientras sea necesario recordarlo”, resume el catálogo de la exposición Bodas de Oro. 1968-2018, que invita a través de las miradas y sensibilidades de artistas cubanos a repensar la impronta de uno de los años más simbólicos del siglo XX.  

Una muestra colectiva vuelve a unir los espacios del privado Estudio Figueroa-Vives y la Real Embajada de Noruega, que son vecinos del barrio habanero de Vedado.

Se trata de la exposición número 12 que desde mayo de 2014 han auspiciado ambas entidades, un “testimonio de la madurez de ese proyecto de colaboración y de la manera en que ambas partes entendemos el arte”, resaltó la jefa de la sede diplomática, Ingrid Mollestad, al inaugurar la muestra en abril.

Recordó que casi todos los continentes y países fueron influidos por los eventos de 1968, “uno de los años del siglo XX que más transformó la manera en que veíamos el mundo y nos ayudó a entender los cambios que ese mundo necesitaba y que todavía hoy necesita”.

La selección de instantáneas y hojas de contacto del estudio que revolucionó la fotografía en la publicidad al desarrollar exitosas campañas para grandes empresas, provienen de archivos de la Casa de las Américas, Ministerio de Cultura y del estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Foto: Tomada de la página de Facebook de los Estudios Figueroa- Vives.

Cristina Vives, curadora de la exposición, explicó que la muestra toma su nombre de una de las obras expuestas, la de los jóvenes artistas Celia González y Yunior Aguiar (Celia-Yunior). Se trata de una instalación con la cual repasan en síntesis el devenir de la economía cubana de 1968 a 2017.

Vives también agradeció a su esposo, el fotógrafo José A. Figueroa, por la idea original, “porque fue él quien a inicios de este año nos recordó que el 14 de marzo se cumplirían los 50 años de la conocida como Ofensiva revolucionaria en Cuba y, como consecuencia, la intervención y cierre de los Studios Korda, estudios fotográficos en los que se formó de 1964 a marzo de 1968”.

A partir de esa fecha, el gobierno del entonces primer ministro Fidel Castro (1926-2016) abolió los pequeños negocios privados y estatalizó casi totalmente la economía.

La curadora aclaró que “una idea nos fue llevando a otra y los eventos de 1968 en el mundo comenzaron a pasar frente a nosotros”, como la guerra de Vietnam (1959-1975) y el asesinato del reverendo estadounidense Martin Luther King Jr. (1929-1968).

Se refirió a manifestaciones (Primavera de Praga, Mayo francés, Matanza de Tlatelolco) “reprimidas por la fuerza, de estudiantes y trabajadores en muy diversas partes del mundo, reclamando derechos y enarbolando millones de pancartas con la icónica fotografía del Che (Ernesto Guevara, 1928-1967) que paradójicamente había salido de los propios Studios Korda cerrados ese año”.

También fue el año de ver la Tierra completa por primera vez fuera de la órbita del planeta gracias a la nave Apolo 8 y del lanzamiento de la legendaria canción Hey Jude, de The Beatles, que en esos años no circulaba en Cuba, complementó.

Para la especialista en Historia del Arte, el mundo hoy dista mucho de haber resuelto los problemas o aspiraciones de hace medio siglo; “también la guerra es tan actual ahora como lo fue entonces. Por eso pensamos que 1968 no ha saldado sus deudas y vale la pena repensarlo desde el arte y nuestro contexto”, indicó.

Homenaje a Studios Korda

La muestra dedica un lugar especial a Studios Korda (1954-1968), fundado por quien devendría uno de los maestros de la fotografía cubana Alberto Díaz (Alberto Korda, 1928-2001), junto a sus amigos Luis Peirce Byers (Luis Korda, 1912-1985) y Newton Estapé (1913-1980).

La selección de instantáneas y hojas de contacto del estudio que revolucionó la fotografía en la publicidad al desarrollar exitosas campañas para grandes empresas, provienen de archivos de la Casa de las Américas, Ministerio de Cultura y del estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Asimismo, se incluye el testimonio de José A. Figueroa, “el último de los Korda” al decir de Vives, como parte de una investigación en proceso.

Consideramos que nuestro mejor homenaje es el intento de reconstruir en lo posible los rastros de su trabajo perdido en miles de negativos, como resultado de la intervención del local en 1968, puntualizó la curadora.

También agradeció el respaldo de Diana y Norka Díaz, hijas del fotógrafo que en marzo de 1960 tomó la famosa fotografía del Che.

Performance ausente

En otra parte de la inauguración, Vives lamentó la imposibilidad de presentar como estaba previsto el performance Hijos del silencio, del novel artista Reynier Leyva.

La sui géneris obra pretendía reconstruir con la participación de jóvenes sordos e hipoacúsicos un concierto silente con temas musicales vetados en los medios nacionales como Cuando salí de Cuba (interpretado por Celia Cruz), Revolution 1 (de John Lennon) y Nuestro día (Ya viene llegando) de Willy Chirino, entre otros.

El performance, puntualizó, “ha motivado preocupación y quejas oficiales por parte de la asociación que dirige la política de trabajo con esta comunidad de discapacitados. En nuestra opinión, esas preocupaciones y quejas son infundadas”.

Dentro de las obras sobresale una instalación de 178 ventiladores de equipos electrónicos que forman la frase “…cambio”.

Mediante ella, su autor, Alejandro González, “re-edita inteligentemente una de sus obras de 2009, un ejercicio tautológico en el que una palabra reproduce un contenido que sigue siendo el reclamo de muchos, en muchas latitudes”, precisa el catálogo.

De las investigaciones tecnológicas de Fidel García nació Socialización, una estructura modular de aluminio a escala real para ser instalada en la Antártida, provista de un sistema autónomo de energía que garantiza el libre acceso a Internet, sin margen a la censura. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.