Fátima, una película contra la transfobia

El último filme del actor y director Jorge Perugorría se suma a las propuestas comunicativas que visibilizan a la comunidad LGBTI cubana.

Mariela Castro resaltó el valor del audiovisual para "reconocer los problemas, cambiar la realidad y buscar sensibilidades".

Mariela Castro resaltó el valor del audiovisual para "reconocer los problemas, cambiar la realidad y buscar sensibilidades".

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 9 may.- La VIII Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, que comenzó esta semana en la capital, incluyó la discusión de la película “Fátima o El Parque de la Fraternidad”, inspirada en un cuento del escritor Miguel Barnet, en la sede de la no gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

La cinta, que no ha sido hasta ahora difundida en los circuitos generales de exhibición nacional, se presentó por primera vez en el 36 Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano en diciembre pasado y desde ese momento genera visiones polémicas.

Fátima, el personaje principal de la película, es un transexual que se prostituye para ganarse la vida en La Habana y debe sortear numerosos obstáculos y la discriminación para reafirmar su identidad y libertad individual.

La película recrea el mundo en que se desenvuelve un grupo de la sociedad cubana que no ha sido lo suficientemente abordado desde los medios de comunicación. Las historias de vida en las que se inspira están atravesadas en la mayoría de los casos por la violencia, marginalidad y pobreza.

“Me gustan los personajes que están en la esquina de la vida, que les cueste trabajo echar para adelante, que tienen que luchar”, dijo el director del filme, Jorge Perugorría, para quien era imprescindible hablar de la “condición de resistencia y la espiritualidad” que no dejan rendirse a Fátima.

El personaje ha sido visto como una alusión al pueblo cubano, pero para su realizador “el filme pretende mostrar los conflictos de los seres humanos y de defenderlos más allá de las diferencias sexuales”.

El conocido actor del cine cubano afirmó que su intención fue mostrar a una persona optimista, con disposición para enfrentar los problemas y que no fuera presa de ellos. Ese sentido, expresó, debe atravesar la lucha de la comunidad de lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) en el país, que ya cuenta con el reconocimiento y el apoyo del Estado.

Barnet, por su parte, señaló que el tema del respeto a la diversidad sexual “ha logrado tener en Cuba un lugar capital dentro de nuestras preocupaciones sociales y culturales”.

Esto se debe, afirmó, a la labor de Mariela Castro desde el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), pero también a la historia de Cuba y de su cultura.

“Nunca olvidemos a los muchos artistas que abordaron el tema con profundidad”, dijo el también presidente de la Uneac.

“Es un tema tan complejo, tan controvertido, que aún aquellas personas con más nivel cultural y mucha sensibilidad, a veces tienen reticencias y vacilación en torno a él”, señaló Barnet.

René de la Cruz, otro de los actores de la película, comentó que el equipo de realización era consciente de tener  en la mano “un material muy duro para estos tiempos, en un país en el que se ha avanzado mucho, pero que hay que seguir trabajando por los derechos de la comunidad LGBTI”.

Otros integrantes del staff y el crítico de cine Frank Padrón, moderador del espacio dentro de la jornada, destacaron la labor de investigación y preparación del material que recientemente pasó por un nuevo proceso de posproducción en México y que se presentará en Cuba en el verano.

Mariela Castro, directora del Cenesex, y una de las principales promotoras de la campaña por los derechos de las personas LGBTI, destacó a propósito de la película que “los audiovisuales son un recurso educativo maravillosos para generar la participación de los jóvenes en los proyectos de transformación de la realidad”.

Con el tema “Espacios laborales sin Homofobia ni Transfobia” y el eslogan “Me incluyo”, la octava edición continuará durante el mes de mayo y se extenderá hacia la provincia de Las Tunas, en el oriente del país, que es su sede central este año.

La víspera el programa televisivo Mesa Redonda Informativa, que se transmite a nivel nacional, estuvo dedicado al tema “Diversidad sexual y derechos laborales” y contó con la participación de especialistas y activistas de Cuba y otros países que asisten al programa anual de actividades científicas, educativas, de sensibilización y deportivas.

Los cubanos Mariela Castro, el jurista Manuel Vázquez y la investigadora Yamirka Robert, compartieron ideas con la argentina Diana Sacayán y los uruguayos Andrés Scagliola y Federico Graña sobre la necesidad de unir el activismo LGBTI y los movimientos sindicales en busca de garantizar el derecho pleno al empleo a toda la población.

Por vez primera, la única Central de Trabajadores de Cuba se une a la organización de la actividad realizada alrededor del 17 de mayo, Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia.

Además de por los medios masivos de comunicación e Internet, este año se enviaron mensajes promocionales por teléfonos móviles sobre actividades recreativas y culturales como la feria Me incluyo desarrollada en el capitalino Parque Almendares y la Conga contra la Homofobia, que se celebra este sábado en la céntrica avenida 23. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.