Festival de Cine Latinoamericano: repensando el adjetivo “nuevo”

La ausencia de Alfredo Guevara, algunos cambios de estructura y debates sobre el futuro del audiovisual en la región, caracterizan la edición 35 de esta cita anual.

Archivo IPS Cuba

Más de 300 mil espectadores asisten cada año al Festival.

La Habana, 6 dic-. Realizadores y artistas de varias latitudes confluyen una vez más en esta capital para asistir al Festival de Nuevo Cine Latinoamericano, que enfrenta este 2013 un cambio de liderazgo y la competencia creciente de plataformas alternativas a los circuitos tradicionales de difusión artística.

El encuentro cultural, que celebra sus 35 años de fundado, es el primero en realizarse tras la muerte el pasado 19 de abril de su presidente fundador, Alfredo Guevara, considerado como una figura que ayudó a que cineastas e intelectuales de la región consolidaran vínculos muy fructíferos para el audiovisual latinoamericano.

Iván Giruod, quien ha sido el segundo de Guevara en otras ediciones, asumió la conducción del Festival con la intención de contribuir a su renovación constante y a la preservación de sus presupuestos fundacionales.

Así lo anunció en una entrevista concedida al periódico oficial del encuentro, en la que añadió que será un objetivo de la edición 35 “ver cuánto hemos avanzado o retrocedido, reconocer en qué punto nos encontramos”.

Varias acciones traslucen la prioridad que le conceden a estos temas los organizadores de la cita, entre ellas, un foro de discusión que han titulado “¿Nuevo? ¿Cine? ¿Latinoamericano?”, que tendrá lugar los días 9 y 10 de diciembre y el espacio reservado a los debates sobre el cine digital y las nuevas tecnologías en el Día de la Crítica.

El propio Festival se ha replanteado su organización interna al eliminar algunas secciones como la polémica Hecho en Cuba, donde solían proyectarse filmes realizados en este país que el comité de selección decidía no incluir en la competencia.

A pesar de que muchos realizadores cubanos se preguntan por qué no tendrán más la oportunidad de mostrar sus filmes en este apartado, algunos han logrado clasificar para Latinoamérica en Perspectiva, un acápite donde se proyecta lo mismo cine de horror que documentales, producidos en la región.

En el programa se anuncia que los artistas nacionales del mundo del audiovisual tendrán una importante presencia en esta edición, sobre todo a partir de la presentación de un proyecto de Ley de cine que complementa el proceso de transformaciones internas que vive desde hace algunos meses el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Los homenajes que recibirán el director Daniel Díaz Torres, el productor Camilo Vives y el propio Guevara, los tres fallecidos este 2013, son otra manera que han encontrado los gestores del Festival para repensar la evolución del encuentro y del cine nacional en un momento en que constituye una prioridad abrir nuevos canales de diálogo con la cinematografía internacional.

Aunque paradójicamente en esta edición no se convocó al seminario Puentes y más Puentes, una idea alentada por Guevara para pensar estrategias en ese sentido, la cita sí cuenta con amplias muestras de cine español polaco, caribeño y estadounidense, así como con selecciones de otros festivales del mundo.

Una mayor presencia de cinematografías emergentes de la región latinoamericana como las de Bolivia y Ecuador, y la participación de autores con carreras ascendentes a nivel internacional, como Lucía Puenzo, Santiago Loza, Amat Escalante y Mariana Rondón, son otros de los rasgos más notorios de la cita número 35.

El Festival mantiene espacios de amplia trayectoria como el del Universo Audiovisual de la Niñez Latinoamericana y Caribeña y las exposiciones de artes plásticas.

Después de la inauguración este jueves y hasta el 15 de diciembre, los filmes del Festival coparán las funciones de nueve salas en la capital. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.