Festival debate sobre participación ciudadana

Realizadores y especialistas valoran la necesidad de integrar más a los públicos a la creación de mensajes radiales y televisivos.

Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Deben producirse mensajes más representativos de las ciudadanías y sus contextos, valoraron especialistas.

La Habana, 10 sep.- “El destinatario principal no es un simple consumidor, sino un espectador con capacidad crítica, activa, frente a los mensajes”, expresó el vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, al inaugurar la víspera el Festival de Radio y Televisión Cuba 2013.

La participación ciudadana en sendos medios, de carácter estatal, fue uno de los temas que trascendieron en las actividades inaugurales de la cita, que sesiona desde el 9 hasta el 13 de este mes en el Palacio de Convenciones de La Habana.

A juicio de Díaz-Canel, la radio y la televisión “garantizan la generación de contenidos de servicio público que interesen al Estado y a nuestro pueblo, como parte de un proceso formativo social”, a pesar de no contar con “abundantes fondos para encargar grandes producciones” y no tener “ánimos lucrativos”.

Asimismo, estimó que “esos contenidos, quienes mejor los pueden expresar de acuerdo con los intereses del país son los realizadores nacionales, por ser ellos entes activos formados en la propia sociedad para la que trabajan y con la que interactúan”.

Como aspecto novedoso de las transformaciones ocurridas en ese ámbito, el vicepresidente resaltó cómo la “incipiente” televisión digital “estimula la capacidad crítica de todo público ante los mensajes que emite”.

“La puesta en marcha  de esta nueva tecnología facilita y facilitará que el espectador pueda acceder cada vez más a una programación que puede regular”, acotó.

Gracias a esa modalidad, las personas “pueden mezclar canales de texto y señales de audio, con varios niveles de presentación de contenidos y, por tanto, participar activamente en el rediseño de su programación”, aseguró.

Más adelante, durante su intervención en el panel “Integración, cultura e identidad en la radio y la televisión públicas”,  la periodista radial Ana Teresa Badía subrayó “la necesidad de entre todos perfeccionar los contenidos” y reconoció que falta aún lograr una mayor participación de las audiencias.

En tal sentido, la también profesora se refirió al “derecho que hay que darle a esa ciudadanía en la gestión y participación de los contenidos mediáticos. Creo que esa debe ser una aspiración esencial de los medios de comunicación, de un modelo contrahegemónico de comunicación”, valoró.

Por su parte, Abel Prieto, asesor del presidente cubano, Raúl Castro, demandó mejorar el periodismo y la televisión. Sobre este último medio, consideró que tienen que hacerla “más auténticamente democrática”, en concordancia con el planteamiento realizado por Badía.

Prieto, que estuvo al frente del Ministerio de Cultura entre 1997 y 2012, indicó que “ahora se nos está pidiendo (…) que efectivamente la prensa acompañe a la dirección del país en la batalla contra la burocracia, la corrupción, la deshumanización de mucha gente”.

También mencionó que los medios están convocados para enfrentar “esa tendencia de barbarie”, en referencia a la falta de educación formal entre la población local, entre otros problemas sociales analizados por el presidente del país en el discurso de clausura de la última reunión del parlamento unicameral cubano.

Como parte de las actividades del festival, en la tarde de la primera jornada se desarrolló un taller donde especialistas del estatal Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Cubano de Radio y Televisión expusieron resultados de estudios sobre los públicos.

En el encuentro, varios realizadores insistieron en que también resulta importante ocuparse de generar productos comunicativos variados, atractivos y con mayor calidad artística.

Para el segundo día de la denominada fiesta del audiovisual contemporáneo, el programa anunció que se hablará sobre género y violencia contra las mujeres y niñas en los medios de comunicación. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.