Galerías alternativas acogen al arte joven

Los espacios estatales no tienen capacidad para acoger las creaciones de la nueva hornada de artistas plásticos, según Píter Ortega.

Archivo IPS Cuba

Ortega fue especialista de la Empresa Génesis, del Ministerio de Cultura de Cuba.

La Habana, 28 abr.- “Una oleada de jóvenes artistas talentosos permite hablar hoy de un momento de madurez y efervescencia para las artes plásticas cubanas, que encuentra espacio para sus obras en galerías alternativas”, reveló el curador Píter Ortega.

 

“Muchas veces, lo mejor de la plástica cubana actual se exhibe en las casas y talleres de los artistas y en escuelas de arte”, dijo el graduado de Historia del Arte en la Universidad de La Habana, en conversación exclusiva con la Redacción de IPS Cuba.

El crítico de arte cubano contemporáneo sostuvo que existe “demasiada demanda de los artistas y pocas ofertas por parte de las galerías estatales, publicaciones y mecanismos de promoción (del país) en el más amplio sentido”.

“Eso ha sucedido siempre”, aclaró, pues en muy pocas galerías se exponen obras. “A eso se suma que muchas están cerradas por el deterioro constructivos de sus instalaciones, específicamente por filtraciones, derrumbes y agrietamientos”, abundó.

Así, ejemplificó con el caso de La Casona, “una de las más prestigiosas del país, con una historia enorme”, que permanece cerrada porque se cayó un pedazo del techo. “Es una pena, pues (ese recinto expositivo, en La Habana) posee una nómina de artistas con trabajos de gran impacto en ferias y bienales internacionales de mucho prestigio”.

A su vez, indicó que la galería La Acacia, “una de las más importantes y que comercializa obras de artistas de la vanguardia y la colonia”, también presenta signos de deterioro. En esa entidad estatal se presentó, en enero pasado, “Sex in the city”, una muestra colectiva curada por Ortega y cuyo tema central fue el homoerotismo.

“Por la crisis económica, las instituciones no poseen dinero para enfrentar una reparación capital, ni para funcionar”, valoró.

“Una galería debe invertir en un buen catálogo, montajes, brindis y en el apoyo a los artistas, quienes en estos momentos asumen los gastos del montaje de sus piezas con cristal y marcos, la transportación, el catálogo y el brindis”, profundizó.

Una cantidad creciente de artistas intenta “colarse en estos escasos espacios, por ello la competencia es muy fuerte”, continuó.

Según el crítico, “no siempre los directores de galerías y especialistas tienen un ojo entrenado para detectar el talento. Algunas galerías no se arriesgan mucho con el arte joven y seleccionan mayormente a artistas que cuentan con una legitimación nacional e internacional”.

“En Cuba hay gente con talento”, aseguró, “la mayoría de los críticos y curadores independientes están esperando que se oficialice la apertura de galerías privadas, para que existan más espacios donde acoger las obras de los artistas”.

A su juicio, la plástica cubana actual “se encuentran quizás en su mejor momento” y muestra “un pluralismo interesante”.

Entre los años 80 y 90 del siglo pasado, Cuba vivió una etapa memorable de esas manifestaciones artísticas, cuando jóvenes creadores se pusieron al día con las tendencias mundiales de entonces.

Conocida como “plástica cubana de los 80”, este movimiento crítico, diverso y renovador volteó el rostro hacia el universo cotidiano, popular y marginal de la nación caribeña, dejando una huella indeleble en la historia del arte cubano contemporáneo. (2013)

Un comentario

  1. ROSA MARIA BARRIOS

    ESTOY MUY DE ACUERDO QUISIERA CONTACTOR CON UTEDES SOY ARTISTA Y BUSCO ESPACIOS y promocion quisiera entrar en contacto para si hay oportunidades

    saludos
    rosa

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.