Germina nueva película musical cubana

Llevará música original de cantautor y compositor Gerardo Alfonso.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

La cinta contará la historia de Daniel Martínez, un joven nacido en un pueblo de pescadores de la Ciénaga de Zapata.

La Habana, 4 jun.-   Aún no se ha dado la voz de “luces, cámara y acción”, pero el equipo de la película musical cubana La saga de Daniel continúa trabajando intensamente en el proceso creativo, la preparación del casting, la puesta a punto de la música, la selección de locaciones, previo a la filmación prevista para el primer semestre de 2015.

Concebida por el periodista y realizador Rolando Almirante, el proyecto cuenta la historia de Daniel Martínez, un joven nacido en un pueblo de pescadores de la Ciénaga de Zapata, humedal al sur de la provincia occidental de Matanzas, con condiciones excepcionales para la danza.

Una lectura del guión, acompañada de la música interpretada por el autor de las 14 canciones y otros músicos, reunió en La Habana hace varias semanas a asesores, expertos y colaboradores, como parte del proceso de preparación de la película.

“Como creador sentía que tenía una gran deuda con la danza y fui pensando en la posibilidad de armar este tipo de película que contuviera un espectáculo, lo fui construyendo como un largometraje. Lo empecé a incubar y fui creando situaciones y en una semana escribí el argumento”, declaró Almirante.

“La idea fue creciendo, alimentada con historias de personas que he conocido. Una vez escrita la sinopsis argumental, sabes que es momento de hacer el guión, escrito en una primera versión con la colaboración del realizador  Sebastián Miló (Camioneros); luego entró Fabián Suárez”, agregó.

La saga es como “un volver del personaje y al final, vuelve a sus raíces, siendo ya un bailarín, un profesional, pero tiene que beber de su esencia nuevamente, es esa búsqueda que todos y todas tenemos”, indicó el realizador.  

Desde las vivencias de Daniel en su terruño, su paso efímero por la escuela de arte de su provincia, su amor adolescente por Diana –también estudiante de danza-, el retorno a su medio, su entrada, peripecias y debut en La Habana hasta su presentación exitosa en Madrid y el regreso a la ciénaga, se acompañan de una treintena de coreografías y canciones, con gran peso en la dramaturgia del filme.

Una multiplicidad de géneros empleó el cantautor y compositor Alfonso en la creación y arreglos de la banda sonora de La saga de Daniel. Los números musicales originales incluyen canciones, bolero-house, guayasón (fusión entre guaracha y son), contradanza, bachata y balada, que serán orquestados por el músico Aldo López Gavilán, para las versiones sinfónicas.  

La preparación, durante cerca de dos años, ha implicado encuentros con diferentes compañías de espectáculos, entre ellas Danza Contemporánea,  y audiciones. Según comentó Almirante,  “es una empresa complicada, con muchos retos técnicos y artísticos que habrá que solucionar en el camino, pero hay mucho talento y esperamos poder encontrar a las personas adecuadas tanto para las actuaciones como las coreografías”.

El proyecto contará con varios coreógrafos que asumirán las grandes coreografías, las de los escenarios de la compañía a la que se une Daniel y las de la vida cotidiana.

“La danza no se limita a la compañía, se resuelve en el tejido social y en eso se basa la puesta en escena, por eso para una escena, en la estación de trenes, se ha concebido que haya 120 personas, porque gran parte del espectáculo visual se juega en lo que va a pasar en cuanto al movimiento”, señaló el realizador.

“Me parece que va a ser una película para disfrutar, para que las personas vayan a pasarla bien, a ver un espectáculo, que se acerca a la vida de una persona muy sacrificada, que trata de luchar y se parece mucho a cada uno de los cubanos y cubanas y a cómo llevamos la vida”, declaró Almirante.

Según dijo a la Redacción de IPS Cuba el trovador Gerardo Alfonso, trabajar en este proyecto ha significado un reto, una oportunidad y un placer.

“Un reto porque hacer una película musical cubana es un valor cultural que es importante recuperar, siempre pienso en dejarle al público algo que lo emocione para toda la vida como me ha pasado a mí con las bandas sonoras de las películas clásicas. Por otra parte, es un placer porque no hay nada que me guste más que componer”.

Con estas canciones, agregó, desmitifico la creencia de que las canciones por encargo no son creíbles, pues el arte no siempre viene de la inspiración, puede ser inducido y sí tener valor. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.