Humberto Solás dialoga con el presente

La corrupción y el oportunismo son temas que trae al debate contemporáneo la obra del cineasta cubano.

Jorge Luis Baños - IPS

El homenaje recordó la vigencia de la obra de Solás, uno de los principales creadores de la tradición cinematográfica cubana

La Habana, 20 dic.- A casi treinta años de su estreno, Un hombre de éxito (1986), película del director cubano Humberto Solás (1941-2008), tiene mucho que decir en el presente según especialistas y cineastas convocados a una proyección especial organizada en el Complejo Cultural Raquel Revuelta, de la capital cubana.

Para el productor Sergio Benvenuto Solás, desde el momento de su estreno resultó irrefutable que la película se extiende más allá del supuesto final de 1959 y se adentra críticamente en todo el siglo XX cubano.

“Lo hacía tocando la realidad cubana de los ochenta (siglo XX), cuestionando la corrupción y el oportunismo que proliferaba en medio de relativa bonanza del país”, señaló este martes 18,   en sus palabras de presentación del homenaje.

Temas como la doble moral, el poder y los falsos valores de la familia tradicional se entrecruzan en la obra, que narra la historia de un clan de la aristocracia habanera desde la década del 30 hasta el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

Los dos hermanos Argüelles eligen caminos contrapuestos: uno sigue los ideales revolucionarios de la época y el otro, más ambicioso, opta por escalar en el poder económico y político de su clase con actos oportunistas, al tiempo que se desmoronan sus relaciones afectivas y familiares.

Al centrarse en el hombre de comportamiento reprobable, el director de Cecilia (1981) marca una ruptura con el cine cubano de entonces “al abrirse hacia la antiépica, a la exploración en la realidad desde la perspectiva del antihéroe”, opinó el periodista y crítico Rafael Grillo,

El propio Solás reconoció en este filme un paso de transición en su carrera, etapa que definiría como menos complaciente y lírica: “Menos complaciente porque no me siento convocado a la celebración y sí al cuestionamiento y a la polémica. Menos lírica, por tanto, en todo caso, de una lírica subyacente e inevitablemente explícita”, afirmó en una entrevista.

La familia como eje de la historia viene a ser un escrutinio moral de la nación cubana “en virtud de la contraposición de mezquinos intereses versus ideales revolucionarios”, sostuvo Benvenuto.

Un hombre de éxito logra preservar una capacidad discursiva que la convierte en un eterno filme contemporáneo gracias a la profundidad intelectual y mirada anticipatoria del director, añadió.

El filme, protagonizado por el actor cubano César Évora, contó además con las interpretaciones de actrices como Daysi Granados, Mabel Roch y Raquel Revuelta. A esta última se le recordó también como una de las grandes figuras del teatro y el cine cubanos.

A pesar de haberse filmado con un mínimo de recursos, la película logra imprimirle un aire de superproducción gracias al talento de Solás, reconoció Livio Delgado, director de fotografía.

Entre los reconocimientos obtenidos por la obra se encuentran el Premio Coral en el VIII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y la distinción de hacer sido el primer filme cubano escogido en la candidatura al Oscar a la Mejor Película Extranjera (1987).

En el lobby del Complejo Cultural Raquel Revuelta se inauguró además la exposición “Solás, convergencias y susurros”, con 13 fotografías inéditas del stillman José Luis Rodríguez (Tom Mix), quien acompañó al director en varios de sus filmes antológicos.

Humberto Solás es uno de los fundadores del nuevo cine cubano surgido a partir de 1959 con la fundación del Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográficos, donde realizó obras antológicas como Lucía (1968), El siglo de las Luces (1991) y Barrio Cuba (2005).

En los últimos años de su vida llevó adelante el Festival de Cine Pobre en la localidad oriental de Gibara, para promocionar un cine de bajo presupuesto, ajeno a los grandes circuitos comerciales de la industria cinematográfica (2012).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.