Jóvenes cineastas opinan sobre cambios al Festival de Gibara

La cita se llama a partir de ahora Festival Internacional de Cine de Gibara, anunció el comité organizador.

La convocatoria actual está abierta hasta el próximo 15 de marzo, para propuestas de ficción, documental y cine en construcción realizadas después de 2015.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 3 feb.- Cuando del 15 al 21 de abril próximos el poblado de Gibara, en el oriente cubano, abra sus puertas a su habitual cita fílmica, no lo hará como el Festival Internacional de Cine Pobre que fundara en 2003 el desaparecido director cubano Humberto Solás (1941-2008).

A partir de esta edición, el certamen único de su tipo en la isla suprimirá el apelativo “pobre”, según se dio a conocer en la convocatoria oficial divulgada a fines de enero último.

El cambio de nombre y la intención de ampliar el espectro del festival genera comentarios diversos entre la comunidad cinematográfica, especialmente en jóvenes realizadores.

La Familia Solás saluda al Festival Internacional de Cine de Gibara, evento que como Cine Pobre será un certamen anual, y que preside el cineasta Jorge Perugorría, un certamen nuevo que se erige como heredero del prestigioso proyecto ¨Cine Pobre Humberto Solás 2001-2011¨.
Los premios que llevan el nombre de Solás y de su filme Lucía son un tributo e Gibara al cineasta. Gibara, ciudad que día a día progresa, siempre será el lugar donde Solás filmó importantes escenas de
Lucía(1968) y Miel para Oshún (2001) y donde en 2003 Humberto Solás y su staff inauguramos el 1er Festival Internacional del Cine Pobre, iniciándose una etapa nueva para su Comunidad.

“Pobre es un adjetivo problemático que siempre obligaba al propio Solás a hacer una aclaración del tipo: `pobre en recursos, pero rico en vuelo poético´”, declaró a la Redacción IPS Cuba el realizador Carlos Melián, desde la oriental ciudad de Santiago de Cuba.

“Recuerdo que el año pasado mi guión estaba en concurso y pensé si sería bueno que se le asociara a un evento con ese denominador”, explicó.

“Mi película no es pobre. Se va a hacer con bajo presupuesto pero de ´pobre´ no tiene nada”, insistió.

Para el artista, un filme es bueno o malo, más allá de los recursos materiales con que disponga.

“Nunca me detengo a hablar de todo el trabajo que pasé y si lo hice con poco o mucho dinero”, acotó.

A otros jóvenes artistas les preocupa que con la modificación del nombre se pierda el carácter alternativo del encuentro.

Al documentalista Lázaro González no le molestaba el apellido de “pobre”. “Esa noción fue un concepto esencial en nuestra cinematografía”, recordó.

González valoró que un nombre más neutral no es garantía tampoco de mejor calidad y prestigio para el festival.

“Solo espero que siga siendo inclusivo para ese cine realizado al margen de las industrias culturales, con menos recursos, pero más libertad creativa, en muchas ocasiones”, apuntó.

Con las modificaciones, el certamen pretende “establecer un diálogo más amplio y plural entre todas las zonas fílmicas posibles del mundo”, según una nota del comité organizador al respecto.

Aseguró que “el fomento directo del cine más necesitado seguirá siendo una de las prioridades”.

En el comunicado, Jorge Perugorría, presidente del festival, insistió en que la decisión pretende eliminar etiquetas “siempre discriminatorias” como “cine independiente” e “industria”, “de primer o tercer mundo”.

“Creemos que la verdadera y sostenible utopía resultará cuando se diluyan las fronteras establecidas de una y otra parte, ya por la hegemonía o ya por la resistencia que esta genera”, continúa el editorial.

El documento informó, además, como otros de los cambios, el nombramiento de los premios Lucía, en homenaje a una de las piezas iconográficas de Solás y para mantener vivo su legado.

Solás, fundador de la cita, aclaró en su Manifiesto del Cine Pobre, que el adjetivo no significaba carencia de ideas o de calidad artística.

“Se refiere a un cine de restringida economía que se ejecuta (…) dentro de programas de producción oficiales, ya sea a través del cine independiente o alternativo”, explicó el cineasta cubano.

Luego de su fallecimiento, el festival se mantuvo dirigido por integrantes de su familia hasta 2011, más tarde fue presidido por el realizador Lester Hamlet y, desde 2015, está coordinado por el actor y director Jorge Perugorría. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.