Jóvenes de Casa de las Américas reconstruyen su próximo encuentro

Casa Tomada es un espacio para el debate, el pensamiento y la creación joven.

A pesar de que el encuentro se llama Casa Tomada, se quiere sacar un poco la cita de los salones, ir a algunas calles y barrios.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 25 jul.- La urgencia de crear redes, traer a debate experiencias y temas como la privacidad en las redes virtuales y las alternativas al monopolio de la información, son aspectos que estarán sobre el tapete de la edición de 2020 del encuentro Casa Tomada.

Revisar los encuentros anteriores, identificar carencias para superarlas y responder cada vez más a las expectativas de jóvenes investigadores, escritores, artistas de la plástica y periodistas, entre otros, en próximas ediciones, es la meta de las y los organizadores de taller apoyado por la institución cultural Casa de las Américas.

Este trabajo de balance comenzó durante el II Taller Casa Tomada, Cartografías del pensamiento y la creación joven en el siglo XXI, que construyó, del 17 al 20 de julio, un mapa de lo acontecido en los tres encuentros internacionales anteriores (2009, 2013 y 2017) para generar la plataforma de la edición de 2020.

“Hemos ido pasando por los diferentes núcleos que han estado funcionando dentro de Casa Tomada, de ahí que hiciéramos una cartografía de los artistas plásticos que han estado en el encuentro y lo que han venido a exponer, debatir o mostrar. Hicimos lo mismo con el teatro y las ciencias sociales”, explicó Diana Ferreiro, del departamento de comunicación e imagen de Casa de las Américas.

Este espacio fue especialmente pensado por y para los jóvenes del continente americano.

El nombre de Casa Tomada alude al cuento escrito por el argentino Julio Cortázar (1914-1984) y fue especialmente pensado por y para los jóvenes del continente.

Lo primero “era mostrar lo que hemos venido haciendo desde 2009 y es un trabajo que ya tenemos adelantado para ver qué hemos hecho y hacia dónde queremos ir a partir de estos análisis”, declaró Ferreiro.

En cada encuentro, explicó, el último día se dedica a los cruces de prensa, teatro y artes visuales, que consisten en un diálogo entre los participantes de esos sectores específicos para intercambiar acerca de qué paso durante el encuentro y qué queremos que suceda en los próximos.

En el panel “Creación literaria, gestión editorial, periodismo”, las jóvenes Lorena Sánchez, Camila Cabrera y Ferreiro, expusieron, el 19 de julio, los rumbos por los que han transitado esos núcleos en las citas realizadas desde 2009.

“Una de las demandas es la necesidad de crear redes que luego funcionen, cambien algo y podamos retroalimentarnos de las experiencias de unos y otros”, apuntó Ferreiro.

Pero no se trata de “usar redes porque es más fácil y rápida la comunicación, sino para indagar qué estamos buscando con esa conexión, hacia dónde vamos y qué va a generar”, consideró la joven periodista de Casa de las Américas.

Otra de las demandas es el trabajo comunitario y, a pesar de que el encuentro se llama Casa Tomada, se quiere sacar un poco la cita de los salones, “ir a algunas calles y barrios, ver algunas experiencias de comunicación comunitaria o que tuvieran que ver con el trabajo comunitario de forma general”, de manera que “los participantes de tantos países de América conozcan de la vida cotidiana fuera de la Casa”.

El debate acerca de los medios independientes en Cuba, cómo se pueden trazar estrategias para que entren en diálogo con los tradicionales o con medios alternativos de otros países, es otra de las demandas que serían tomadas en cuenta por el comité organizador de la cita de 2020. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.