La Marca construye un libro diferente en La Habana

Con un taller dirigido a niños y niñas, especialistas de diferentes ramas impartirán técnicas relacionadas con la creación editorial, el diseño y la literatura.

Durante los meses de verano, La Marca acoge en su sede en La Habana Vieja talleres infantiles sobre manualidades y artesanías.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 12 jul.- Como ya es habitual cada año, el estudio-galería de arte corporal La Marca desarrolla un taller de verano para niños y niñas, que en esta edición aborda el diseño y la creación editorial con técnicas artesanales y el uso de materiales reciclados.

Bajo el nombre de “Huelo a Tinta, construyendo un libro diferente”, los encuentros serán todos los miércoles en horas de la tarde, a partir de hoy, 12 de julio, hasta el 30 de agosto venidero.

“Es un espacio que a La Marca siempre le interesa promover”, dijo a la Redacción IPS Cuba el diseñador Roberto Ramos, uno de los organizadores.

“Aquí diariamente vienen los niños y niñas del barrio a jugar, piden un papel y unos lápices y se ponen a dibujar”, añadió. “Tratamos de encauzar sus inquietudes, inculcarles lo que sabemos, darle referentes, pero siempre es bueno contar con más tiempo esas actividades”, señaló.

“Somos vecinos de un barrio de La Habana Vieja y tenemos unas características estéticas, culturales y artísticas muy particulares, también vinculadas con el trabajo que realizamos, el de hacer tatuajes”, agregó.

Resaltó que, “cuando los padres y madres vienen a los talleres, terminan participando en las actividades, y se logran sinergias muy bonitas”.

La convocatoria es abierta pero “generalmente la comunidad es la primera en acercase: las personas del vecindario, los hijos y las hijas de las amistades”, explicó.

Para este diseñador y tatuador, entre lo mejor de los talleres figura la posibilidad de retroalimentarse, “uno se lleva casi siempre mucho más de lo que aporta”. Del mismo modo, consideró que hace falta una gran energía para trabajar con niños y niñas.

“El resultado final de este taller deben ser varios ejemplares de un libro, cuya confección incluye todo, desde la fabricación del papel, hasta el contenido artístico y literario”, reveló.

“Hemos ido acumulando bastante papel, que es parte del desecho generado en el estudio, y como lo guardamos, ahora vamos a aprovecharlo. Queremos que niños y niñas vean de dónde salen muchas de las cosas que utilizan a diario o consumen normalmente”, explicó.

A su juicio, “en un mundo tan industrializado, a veces las personas pierden de vista de dónde vienen las cosas y cuál es su origen”

Pueden participar niños y niñas a partir de los siete años de edad. En dependencia de la participación, el grupo organizador irá creado diferentes grupos para acercarlos al universo editorial y literario según sus intereses y capacidades.

“Siempre estamos pensando en algo nuevo que podamos hacer. A veces, el tema de un taller suele ser solo un punto para arrancar y después, el proyecto va construyendo su propio camino”, detalló el diseñador.

“En estos tiempos de tablet, muy pocas veces se realizan actividades relacionadas con las manualidades y ellas aparecen como tema central de los talleres de La Marca los fines de semana, que han sido de serigrafía, ilustración, confección artesanal…”, subrayó el diseñador.

El taller abarcará varias disciplinas como diseño, encuadernación, escritura, ilustración, grabado, serigrafía y otras técnicas artesanales.

El actor y escritor David Guerra y la periodista Diana Fernández colaboraron para construir el texto de la historia, Peste a tinta, el cual promueve un mundo de inclusión y respeto a las diferencias.

También están implicados en el proyecto el fotógrafo del Caimán Barbudo Racso Morejón, quien cuenta con experiencia en la elaboración artesanal de papel, y dos artistas francesas que tienen un taller itinerante de serigrafía.

Los diseñadores Nelson Ponce, Edel Rodríguez “El Mola” y Roberto Ramos serán los encargados de impartir las técnicas de ilustración y personajes. Mientras la impresión estará a cargo del taller de grabado Cubaneo Arte.

El primero de estos talleres del denominado primer local profesional de tatuaje en Cuba fue sobre recuperación y reparación de juguetes. “Se trajeron los objetos viejos para armar uno nuevo con ayuda de especialistas como joyeros, pintores, restauradores…”, recordó.

Y un segundo curso enseñó cómo confeccionar bolsos y carteras a partir del reciclaje de cajas de jugos.

“También se dan charlas para adolescentes, que ya por sus edades comienzan a acercarse al tatuaje y nos interesa que tengan toda la información al respecto, las cosas buenas y malas”, agregó Ramos. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.