Letra del año vaticina cambios y trastornos en 2012

La lectura se realiza cada 31 de diciembre y sus pronósticos son muy esperados por la población cubana.

Patricia Grogg - IPS

Los babalawos atiende a alrededor de un 80 por ciento de la población cubana según estimados de Lázaro Cuesta

La Habana, 3 ene.- Babalawos o sacerdotes de la religión yoruba de origen africano pronosticaron en Cuba que este año será de cambios y grandes trastornos, aunque descartaron las profecías catastróficas de destrucción del mundo antes de finalizar 2012.

Lo que se tiene que acabar es “la forma” en que se ha vivido hasta hoy, en medio de “confrontaciones, guerras, insidias, discriminación, desconocimiento del derecho ajeno, irrespeto”, dijo este lunes a periodistas Lázaro Cuesta de la comisión organizadora de la “Letra del año”.

Añadió que las transformaciones que debe realizar la sociedad harán posible que surja un mundo con nuevas esperanzas de vida, en lo social, económico y familiar. “Tiene que morir   todo lo que fue de ayer para que nazca la luz de un presente, la posibilidad de un mundo mejor”, señaló.

La comisión reúne a babalawos, máximas autoridades del culto de origen africano Regla de Ocha o Santería, que cada 31 de diciembre realizan la tradicional lectura de la “Letra del Año”, especie de oráculo que determina las divinidades (orishas) que regirán durante los 12 meses, así como los consejos y tareas a realizar en ese período.

Cuesta dijo que el signo regente es Baba irete meyi, (la sombra del niño de corta vida), que indica “grandes cambios y grandes trastornos”. “Es un signo que no había salido nunca antes y no me alarma (….) yo digo que cuando un signo se repite es porque no fuimos capaces de entender el mensaje que nos trajo”, comentó.

El pasado año dominó Baba Eyiobe (doble salvación), un signo que ha regido en años considerados clave en la historia de Cuba, como 1959, inicio del proceso revolucionario encabezado por Fidel Castro. Se repitió en 1989, 1998, 2004 y 2010.

La divinidad regente durante el año que comienza es Oya, diosa de las tormentas y los suaves vientos, identificada con el espíritu de los antepasados, acompañada de Oggun, patrón de los militares y herreros.

Cuesta recordó que estas predicciones son para todo el mundo, aunque los babalawos se sentirían satisfechos de haber contribuido con sus criterios en el caso de Cuba.

Entre los acontecimientos de interés social, la letra menciona signos de guerras y confrontaciones, pérdidas por ancianidad (envejecimiento poblacional), aumento de movimientos sísmicos, atención a problemas de vivienda y peligroso aumento de las temperaturas.

Las recomendaciones incluyen incremento de la higiene en hospitales y del aprendizaje de oficios manuales, poner atención especial a la agricultura y distribución organizada de sus productos, brindar a la mujer la consideración que merece en todos los aspectos, evitar el aumento de la promiscuidad y preservar el medio ambiente.

Para la Asociación Cultural Yoruba, la otra mayor agrupación de la isla que efectúa esta ceremonia, el signo regente de 2012 es “Ogbeche” y las deidades Ochun (patrona de las aguas dulces y la sensualidad femenina) y Chango (el señor de la guerra).

Según esta “letra”, el año será difícil para la salud, se debe tener mucho cuidado con estrés, problemas estomacales, circulatorios, afecciones en las piernas y la vista. Alertó también que puede haber un aumento de enfermedades cancerígenas y recomendó a las mujeres cuidarse de problemas ginecológicos. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.