Ministro de cultura recibe la liberación del cargo

Abel Prieto solicitaba hacía años el cese de sus funciones al frente de la cartera de cultura, según fuentes cercanas al narrador y ensayista.

Jorge Luis Baños - IPS

El período de mandato de Prieto en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (1988-1991) es recordado por el dinamismo y sentido crítico que adquirió la organización

La Habana, 7 mar.- Reconocido por su capacidad de diálogo y compromiso con la comunidad de artistas e intelectuales de Cuba, el escritor Abel Prieto Jiménez marcó pautas con su estilo atípico entre las más altas esferas del Partido Comunista de Cuba (Pcc) y al frente del Ministerio de Cultura, donde estuvo durante 15 años.

De acuerdo con una nota oficial publicada en el diario nacional Granma el 6 de marzo de 2012, el funcionario fue liberado de esa responsabilidad y designado asesor del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, “atendiendo a su experiencia y los resultados positivos obtenidos en el ejercicio de su cargo”.

Según fuentes cercanas al ex ministro, a las que la Redacción de IPS en Cuba tuvo acceso, Prieto había solicitado de forma sostenida, desde hace varios años, la liberación de su puesto al frente de la cartera de cultura por razones de salud.

Asciende ahora al puesto dejado por el autor de novelas como “El vuelo del gato”, Rafael Bernal, quien se desempeñaba como viceministro primero de este organismo desde 1997, informó el órgano oficial del Comité Central del Pcc.

Su forma peculiar de dirigir, capacidad para abordar temas espinosos, la inusual melena que lleva y su aguzado sentido del humor, le granjearon popularidad entre la población cubana al narrador y ensayista, uno de los integrantes de menor edad de las más altas esferas del país.

Como figura pública y con perfil de liderazgo, Prieto descolló al ser electo, en 1988, como presidente de la no gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), donde desempeñó una labor de dirección diferente y llegó a convertir a la organización artística en una entidad activa, presente y dinámica en la vida cultural cubana.

Bajo su mandato, la Uneac manifestó una actitud en defensa de intelectuales y artistas frente a conflictos como la polémica alrededor del estreno de la película “Alicia en el pueblo de Maravillas”, del director Daniel Díaz Torres.

Así, en 1991, el creador se convirtió en el primer representante del sector cultural en formar parte del Buró Político del Pcc, sin tener antecedentes de dirigente partidista o gubernamental, y ni siquiera integrar el Comité Central de la organización política antes de la celebración ese mismo año de su IV Congreso.

De los momentos más duros de la crisis económica de esa década de los años 90’s, se recuerda especialmente su réplica a una crítica del entonces presidente Fidel Castro a la decisión de no pocos artistas de buscar contratos de trabajo y residencia en otros países.

En 1997, Prieto fue nombrado ministro de Cultura, en sustitución del otrora integrante y líder del movimiento armado que protagonizó la Revolución Cubana de 1959 Armando Hart Dávalos.

Nacido en 1950, el ex ministro cuenta con una obra literaria como autor de novelas y relatos cortos, salpicados de humor, sobre la actualidad nacional; y de ensayos sobre la prosa del gran escritor cubano José Lezama Lima. También estuvo al frente de las editoriales Arte y Literatura y Letras Cubanas, así como del Centro de Investigación Cultural “Juan Marinello”. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.