Narradora oral cubana cumple 100 años

Haydée Arteaga nació el 29 de abril de 1915 en Sagua La Grande, en la central provincia de Villa Clara.

El homenaje tuvo lugar en el Museo Casa de la Obra Pía en La Habana Vieja, donde la narradora y promotora desarrolló múltiples proyectos.  

El homenaje tuvo lugar en el Museo Casa de la Obra Pía en La Habana Vieja, donde la narradora y promotora desarrolló múltiples proyectos.  

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 4 may.- Ni las torrenciales lluvias y descargas eléctricas que azotaron a la capital cubana impidieron que decenas de amigos, familiares y artistas festejaran el centenario de Haydée Arteaga, destacada narradora oral conocida como la Señora de los cuentos.

Entre canciones, poemas y representaciones teatrales, las y los asistentes el 29 de abril al Museo Casa de la Obra Pía en La Habana Vieja, conjuraron los embates de un temporal que dejó tres pérdidas humanas y múltiples daños materiales en la capital.

Visiblemente emocionada, Arteaga correspondió con una perenne sonrisa los cánticos afrocubanos y declamaciones –muchas de su autoría-, de quienes le desearon más años de vida y la colmaron de flores, presentes y agradecimientos.

Yanet Quiroga, directora de la institución, aseguró que el lugar fue el ideal para el homenaje, pues “los muros de esta antigua casona han sido espectadores desde hace más de 30 años” de distintos proyectos socioculturales que tuvieron a Haydée como protagonista.

Digna Guerra, directora del Coro Nacional de Cuba, compartió recuerdos y la forma en que la narradora la unió definitivamente al mundo del arte y la música.

“Soy una de las niñas que se formó con Haydée. Me inició en el arte y le agradezco lo que soy. Nos daba clases de piano, representación teatral y literatura. Conocimos a través de ella el alma de maestra, madre, amiga, compañera”, subrayó.

Viviana Thirion, quien vino desde México para participar de la velada, explicó los profundos vínculos que la unen a Arteaga y el respeto que le profesan en tierra azteca, “por muchos narradores que vemos en ella a una persona comprometida con la palabra, con el arte de contar”.

De igual forma Georgina Herrera, poeta popular, mostró su agradecimiento en representación de las mujeres que integran la Articulación Regional Afrodescendiente para las Américas y el Caribe (Araac).

Opinó que la historia no puede ser olvidada, por lo cual “habrá que reconocer la labor de Haydée para imprimirle vida a los relatos de los hijos de África traídos a Cuba, y en especial de las mujeres negras”.

Uno de los momentos más emotivos sobrevino cuando el periodista Fernando Rodríguez Sosa le comunicó la entrega de la condición de miembro extraordinario de honor de la compañía de la imaginación de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica, que dirige el maestro Francisco Garzón.

Otra de las migas entrañables, la destaca actriz radial Carmen Solar, le dio las gracias “por alimentarme la vocación hacia el arte y el medio sonoro”.

Recordó la creación del grupo que Arteaga bautizó como Ecesa (Estímulo Cultural Entre Selectos Am

Haydée Arteaga con su familia

Haydée Arteaga con su familia

Foto: Archivo IPS Cuba

igos), que celebró tertulias entre amigos y parientes con el fin de dialogar sobre distintas manifestaciones artísticas e interpretar guiones.

“Allí di mis primeros pasos como actriz radial, con los libretos manuscritos que ella nos ponía en las manos y los dramatizábamos como un divertimento, mientras pasábamos un rato feliz”, rememoró Solar.

Haydée Arteaga Rojas nació el 29 de abril de 1915 en Sagua La Grande, en la central provincia de Villa Clara.

Gracias a su abuela aprendió a leer y a escribir a los cuatro años, y también el arte de contar historias. Un año después debutó públicamente en una representación en su natal ciudad, meses antes de que la familia se trasladara para La Habana.

Realizó estudios de música, declamación, teatro y letras.

En 1935 creó y dirigió el Grupo artístico cultural Charlas Culturales Infantiles para los niños de zonas marginales de La Habana, el cual se fue ampliando y llegó a integrar a adolescentes de otros lugares del país, hasta desaparecer en 1962.

Concibió y dirigió el Grupo Artístico Cultural Infantil “Haydée y los niños”, enfocado en la formación tanto de actores y representantes de la cultura, como de profesores universitarios.

Algunas de sus obras teatrales han sido llevadas a escena. También ha escrito libretos de programas infantiles para radio y televisión, así como libros de relatos y secciones de páginas de revistas.

Entre las múltiples distinciones destacan el Premio Nacional Cultura Comunitaria 2000; el Premio “Memoria Viva”, entregado por el Centro de Investigación de la Cultura Cubana “Juan Marinello”, por toda una vida de trabajo y el Reconocimiento por su meritoria y dedicada contribución a la cultura cubana, entregado por el ministerio de Cultura. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.