Nuevo acercamiento al patrimonio en Centro Histórico

Rutas y Andares incursionará por primera vez en la presencia femenina en los espacios patrimoniales.

Archivo IPS-Cuba

Este año Rutas y Andares incursionará nuevamente en zonas de la ciudad fuera del Centro Histórico

La Habana, 2 jul.- Con novedades y sugerentes propuestas para todas las edades regresa durante julio y agosto al Centro Histórico de La Habana el programa cultural Rutas y Andares, cuyo fin es acercar a las familias cubanas a la recuperación y restauración de ese espacio de alto valor patrimonial.

Organizado por la Oficina del Historiador desde 2001 para la familia y, con posterioridad, con servicio de interpretación para las personas sordas, en su décimo tercera edición apuesta por una mayor inclusión de públicos con opciones para grupos infantiles con necesidades educativas especiales, explicó Katia Cárdenas, directora de Gestión Cultural de la institución.

Las rutas consisten en recorridos temáticos por los museos de la parte más antigua de la ciudad, mientras que los andares proponen visitas a diferentes espacios relacionados con asuntos específicos como la arquitectura, la literatura, los murales, la historia de los bomberos y personalidades relevantes del mundo del arte y la ciencia.

“Nos dedicamos a ofrecerles a las familias un gran número de alternativas para que puedan tener un verano atractivo y diferente. Esto significa el reto de reinventarse cada vez con un proyecto novedoso y lograr alianzas culturales con otras instituciones para que este proyecto crezca”, dijo a la Redacción de IPS Cuba.

Para llegar cada vez más a un público más numeroso, desde 2012 surgieron los andares virtuales dirigidos a las personas de la tercera edad, que consisten en la proyección de documentales en los museos, lo que permite a quienes tienen dificultades para caminar conocer detalles sobre la historia, la arquitectura y la música.

Los talleres para niños y adolescentes, una variante surgida en 2012 con gran aceptación de público, suman este año otros temas hasta llegar a 56 títulos, da continuidad al proyecto Desarrollo social integral y participativo de los adolescentes en La Habana Vieja, que cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea y el acompañamiento de la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Las nuevas propuestas se conformaron a partir de las sugerencias hechas por las familias en las encuestas que desde la investigación sociocultural acompañan este proyecto, explicó Cárdenas.

En esta edición los museos insertarán nuevamente sus colecciones en rutas que tratarán las artesanías populares de diferentes pueblos y regiones, el agua como temática central de los museos de ciencia y, por primera vez, se incursionará en la presencia femenina en los espacios patrimoniales.

Según explicó Michel González, especialista en museología, ocho recorridos por 13 museos con la participación de 25 especialistas estarán involucrados en dar visibilizad a las mujeres en monedas, condecoraciones, pinturas y otros objetos de las colecciones desde una mirada de género.

Como en ediciones anteriores, Rutas y Andares incursionará en zonas de la ciudad fuera del Centro Histórico, entre ellas Miramar, Centro Habana y El Vedado, en esta última locación con la incorporación de la Universidad de La Habana que dedicará sus recorridos a su aniversario 285.

Una novedad de la Casa de las Tejas Verdes son los recorridos por la arquitectura de Miramar, guiados por estudiantes de esa disciplina, que rompen todo esquema al convocar a recorrer la calle 1era en bicicleta.

Según declaró Cárdenas, este programa es un gran esfuerzo de las personas vinculadas a la Oficina del Historiador, quienes dedican su tiempo al proyecto mientras otros disfrutan de vacaciones.

La visualidad de la campaña estuvo a cargo del diseñador Carlos Alberto Masvidal, quien explicó que en esta ocasión decidió acompañar los códigos ya establecidos del proyecto con el personaje costumbrista tal vez más conocido de La Habana: el caballero de París, un hombre pintoresco que deambulaba por las calles de la ciudad en la segunda mitad de la pasada centuria y se ganó un espacio en la memoria de las personas.

El informe de investigación del proyecto correspondiente a 2012 reveló que unas 12. 500 personas disfrutaron de la propuesta durante la pasada etapa vacacional, de las cuales unos 5.900 participaron en las rutas, mientras unas 4.000 prefirieron los andares.

Las opciones con mayor cantidad de participantes fueron los andares por la arquitectura por los espacios de la ciudad antigua y por las maravillas de la ingeniería, entre ellos el túnel de la bahía y el edificio Focsa, en el Vedado. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.