Pablo Milanés en el ojo del huracán

Trovador cubano protagoniza un histórico concierto en la ciudad estadounidense de Miami y genera fuerte polémica.

Terra

El público de pie le gritaba

La Habana, 31 ago.- A varios días de lo que pasará a la historia como el primer concierto de uno de los fundadores de la Nueva Trova ante la comunidad cubana de la ciudad estadounidense de Miami, el trovador cubano Pablo Milanés permanece en el centro de la tormenta entre las posiciones más extremistas.

Sin embargo, las voces que suelen oírse más alto y que van de la tradicional acusación de “agente” del gobierno cubano a las sospechas de “traición” a la Revolución, se matizan esta vez por las opiniones de una amplia cantidad de personas que vieron en la presentación de Milanés un mensaje de reconciliación.

“No hay palabras para describir las emociones anoche en el concierto de Pablo en Miami. Fue realmente único, histórico e icónico, como decía el slogan. Una noche que marcará un antes y un después para los cubanos de una y otra orilla”, escribió el día 28 en su muro en Facebook la periodista Natacha Vázquez, del equipo del cantante.

La sensación fue compartida por la también periodista cubana Ivette Leyva en su crónica para el sitio web Café Fuerte, un espacio que publicó una extensa a Milanés sobre su gira estadounidense, reportó el concierto de la noche del 27 de agosto en el American Airlines Arena (AAA) y le ha dado seguimiento a los ecos del mismo.

“Tuvimos la sensación de asomarnos a ese futuro en que los cubanos podremos disfrutar de los íconos de nuestra cultura con absoluta normalidad, al margen de las diferencias políticas y la geografía donde viven. Fue una hora y 35 minutos de comunicación entre las dos orillas, como si fueran una”, afirmó Leyva.

Asimismo, la periodista comparó la protesta de un centenar de personas pertenecientes al grupo Vigilia Mambisa, representante de los sectores más radicales del exilio cubano en Estados Unidos, con la protagonizada en 1999 por unas 3.000 personas contra un concierto de la orquesta Los Van Van en la antigua Miami Arena.

Aproximadamente 3.500 personas pagaron entre 85 y 195 dólares para asistir al concierto que evadió temas que pudieran herir la sensibilidad del público.

Pocas horas después de la cita, numerosos videos aparecieron en la red social Youtube. “Estuve en el concierto con mi familia y mi mamá no dejó de llorar ni un momento. Fue algo muy especial y solo esperamos que vuelva para ir a verlo otra vez”, cuenta @gj518 en un video donde los asistentes coreaban la letra de Años.

Para @elcautoysuvoz, “en el concierto hubo un choque generacional. Gente de varios países, cubanos de mi generación, otros más jóvenes fueron a encontrarse con un ícono de nuestra cultura que lleva más de 40 años cantando al amor temas como ‘El breve espacio…’ ‘Yolanda’ y otros, aún vigentes para seguir nuestros sueños”.

El usuario de Youtube @elcautoysuvoz opinó que “cada día son menos los que se unen a ellos [Vigilia Mambisa] para degradar la cultura cubana y a nuestros músicos que nada tienen que ver con el gobierno”.

Quienes no pudieron asistir al concierto, agradecieron los numerosos videos compartidos. “Si me faltaran los latidos del corazón que ahora acelerados escuchan, gracias a ti, compa, a la retina insomne que capta la imagen por ti tomada, de un encuentro entre dos tiempos…”, revela @MsDespertares parafraseando la letra de la antológica canción “Si ella me faltara alguna vez”.

Más allá del concierto en sí, la polémica política se ha centrado en determinadas declaraciones del trovador que implican señalamientos críticos a la Cuba actual, incluida su expresión de solidaridad hacia el grupo de mujeres opositoras conocido como las Damas de Blanco.

“Mis 53 años de militancia revolucionaria me otorgan el derecho, que muy pocos ejercen en Cuba, de manifestarme con la libertad que requieran mis principios”, afirmó Milanés en una carta de respuesta a un artículo publicado en el diario El Nuevo Herald por el conductor de televisión Edmundo García. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.