Papa llama a luchar por una Cuba más abierta

El Sumo Pontífice expresó que la nación caribeña necesita defender su libertad y unidad.

Tomado de Trabajadores

El papa entregó La Rosa de Oro a la Virgen de la Caridad del Cobre, una condecoración por los cuatro siglos de presencia entre el pueblo de Cuba

La Habana, 26 mar.- Benedicto XVI llamó a las personas de Cuba a que luchen por “una sociedad abierta y renovada, una sociedad mejor, más digna del hombre”, en su primera misa oficiada en el país, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo de la ciudad oriental de Santiago de Cuba, a 860 kilómetros al sureste de la capital.

Asimismo, en la homilía para celebrar la solemnidad de la anunciación de Jesús, el Papa afirmó que la nación caribeña necesita defender su libertad y unidad, así como “su capacidad de apoyar la vida humana, especialmente la más indefensa y necesitada”.

En el catolicismo, la anunciación significa el momento en que el arcángel Gabriel le propone a la virgen María ser la madre del Señor y ella acepta. De hecho, la liturgia estuvo dedicada a y presidida por la imagen original de la Virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de Cuba, cuando se cumple el 400 aniversario de su presencia entre la población cubana.

Como parte de la celebración, .- Benedicto XVI entregó La Rosa de Oro, una condecoración que solo entrega el Sumo Pontífice a personalidades católicas y algunas representaciones de la Virgen María, a la Patrona de Cuba, cuya imagen fue encontrada, en 1612, por tres pescadores en las aguas de la oriental Bahía de Nipe.

Por su parte, antes del inicio de la misa, el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, agradeció al Pontífice su visita al Santuario del Cobre, prevista para la mañana del 27 de marzo, para rendirle tributo a la también conocida como Virgen Mambisa, en recordación a las personas que lucharon por la independencia nacional.

En sus palabras al líder de la Iglesia Católica, García especificó que la nación caribeña trabaja para conseguir que el bienestar y la justicia llegue a todo su pueblo, y por lograr “una República próspera, incluyente y participativa”. “Somos un solo pueblo, pero con diferentes criterios a seguir para lograr un futuro mejor”, comentó.

“Es necesario separar las barreras que separa a los cubanos entre sí”, expresó el también presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. La historia del país, dijo, ha estado marcada por “egoísmos, incapacidad de diálogo y respeto al otro, la presencia de intereses ajenos a los nuestros, la exclusión y la intolerancia, que acentuaron las diferencias hasta llegar a ser irreconciliables”.

También, insistió en que se ha llegado a “la violencia entre cubanos, que hace sufrir a todos, no beneficia a nadie, hiere la dignidad y dificulta el verdadero desarrollo material y espiritual de nuestro pueblo”.

Benedicto XVI llegó este lunes 26 a la ciudad de Santiago de Cuba, aproximadamente a las 2:35 de la tarde (hora local), procedente de México, país que recorrió como parte de su segundo periplo por el área de América Latina. Para mañana, el Sumo Pontífice tiene programada una visita al Santuario del Cobre y encuentros con autoridades cubanas como parte de su agenda oficial. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.