Pedro Juan escudriña dramas cubanos de los años 60 y 70

Esas décadas del pasado siglo XX son el período que recrea la última novela del afamado escritor cubano .

La novela de Pedro Juan “está llena de algo que mucha veces le falta a la literatura contemporánea, la sensibilidad y el humanismo”, consideró la escritora cubana, Marilyn Bobes.

Foto: Tomada de eldiario.es

La Habana, 11 feb.- Los efectos humanos del proceso revolucionario cubano en las décadas de los años 60 y 70, que marcó la vida de un país y en especial de miles de homosexuales, son rescatados del olvido por el escritor Pedro Juan Gutiérrez en su novela Fabián y el caos (2017), que ahora se presenta en Cuba.

Lanzada en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el pasado 2 de febrero,  la obra “trata de la marginación social y los graves daños psicológicos que sufrieron los homosexuales en Cuba desde mediados de los 60 hasta principios de los 80 del siglo pasado”, dijo la crítica y escritora Marilyn Bobes.

La experta recordó que “unos estudiosos han denominado `quinquenio gris´ y, otros, `decenio negro´” a esa época compleja de la historia reciente cubana, que en los últimos años ha provocado grandes polémicas y numerosas obras de arte como libros, películas, además de algunas investigaciones y documentales.

Por su parte, Gutiérrez confesó en la presentación que, para él, es “fundamental experimentar e indagar qué paso a nivel humano en esas décadas en Cuba”.

Obras publicadas en Cuba

De los cerca de 20 libros de Gutiérrez, en Cuba se han publicado cinco libros de poesía y las siguientes piezas de narrativa:
Vivir en el espacio. Del sueño a la realidad (1989)
-Polizón a bordo (1990)
-Melancolía de los leones (2000)
-Animal tropical (2002)
-Nuestro GG en La Habana (2006)
-El Rey de La Habana (2009)
-Carne de perro (2012)
-El insaciable hombre araña (2014)
-Viejo loco (2014)
-Diálogo con mi sombra, sobre el oficio del escritor (2015)
-El nido de la serpiente, memorias del hijo del heladero (2016)
Sin embargo, la obra que lo lanzó al mundo, Trilogía sucia de La Habana (1998), todavía no ha sido publicada en la isla caribeña y se espera sea editada por Ediciones Unión para la Feria Internacional del Libro, Cuba 2019.

 

“Lo que me interesa no es el lado heroico, ese que todos los días nos llega a través de la televisión y los medios de comunicación a lo largo de todas estas décadas, me interesa profundizar un poco más y ver el efecto humano de todo ese proceso en personas comunes y corrientes como Fabián”, dijo.

Junto a los personajes protagónicos de Fabián y Pedro Juan (su alter ego), quienes después de años sin verse coinciden en una fábrica de enlatados cárnicos, la época juega un papel importante en la trama.

El mundo occidental identifica esos años como los de “la revolución cubana heroica, enfrentada al imperialismo norteamericano, la década de los hippies, el inicio de las luchas por la liberación de la mujer y de los negros en Estados Unidos, los Beatles, mayo del 68 en París, pero Cuba funcionaba de otra manera”, dijo.

A su juicio, “los que vivimos esa época sabemos que aquí estaban prohibidos los Beatles, porque cantaban en inglés, los Rolling Stone…y había otra realidad, más allá del heroísmo de todos los días, una realidad más humana”.

“Creo que esta no es la última novela que voy a escribir desarrollada en esa época, en los 60-70, creo que falta mucho por escribir”, dijo.

20 años después

Publicada ya en España, Brasil, Grecia, Italia y, luego de dos años, en Cuba, el autor tardó 20 años en decidirse a escribir la novela.

“Estuve más de 20 años pensando si debía o no escribirla, no por razones de estética, sino éticas: Fabián en la vida real se llamaba Fabio, era un gran amigo, desde la secundaria estábamos juntos, él era muy homosexual, y yo era muy macho, pero nos teníamos un cariño especial, como de familia”, recordó el autor, que nació en 1950 en la ciudad de Matanzas.

“Cuando llegó al final de su vida, yo sabía que había una novela ahí”, abundó Gutiérrez, quien dejó pasar dos décadas para escribir el libro, porque “el tiempo siempre juega su papel de ruptura, hay que dejar que las cosas sedimenten para uno poder escribir con suficiente lejanía y convertir la realidad real en realidad literaria”.

Gutiérrez y su obra

Bobes, quien considera esta obra como la mejor lograda de Gutiérrez, apuntó que todos los personajes están excelentemente dibujados, aun cuando hagan su aparición en un solo capítulo de la novela.

“La mayoría son seres enajenados, excéntricos, aberrados, que crean una cosmogonía difícil de ser olvidada y muy verosímil, a pesar de los comportamientos raros”, valoró.

A su juicio, “nos deja la impresión de haber compartido una historia cruda y desgarradora, en cierto sentido, verosímil, aun cuando otros vivieron los años en que transcurre la acción de una manera más luminosa y entregados a una utopía que, en “Fabián y el caos”, es una única construcción de mentiras”.

En el libro aparecen referencias a la música de concierto y popular y “abundantes citas literarias y de ficción, que contrastan con el lenguaje, para algunos soez, que Pedro Juan acostumbra a utilizar y que no ha sido obstáculo para que académicos de todo el mundo lo sostengan como uno de los escritores cubanos más consumidos, traducidos y estudiados de los que viven en la isla y fuera de ella”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.