Pérdidas para la cultura cubana

Fallecen en una semana tres importante figuras del periodismo, el teatro y la música en Cuba.

Archivo IPS Cuba

La muerte de Revuelta, García Luis y Becker significó una profunda pérdida para la cultura cubana

La Habana, 15 ene.- Mientras la cultura cubana sentía la pérdida esta semana de Vicente Revuelta, una de las figuras más importantes del teatro durante más de medio siglo, varias generaciones de periodistas jóvenes lamentaban la inesperada muerte de su maestro Julio García Luis, Premio Nacional de Periodismo José Martí (2011).

Las noticias también tocaron al mundo de la música popular con el fallecimiento de Remberto Becker, conocido como el compositor más longevo de Cuba.

Vicente Revuelta

Al morir en La Habana, el 10 de enero de este año a los 82 años, Vicente Revuelta seguía siendo uno de los grandes mitos de la escena cubana, maestro de incontables generaciones, renovador de las tablas, pero también uno de los tantos artistas que sufrieron las consecuencias de políticas culturales erradas, como la “parametración” de los años 70’s del siglo XX.

En un intento por situar su legado en su justo lugar, el dramaturgo Amado del Pino escribió esta semana que casi siempre que actores cubanos, en la isla o en cualquier otro país, dan “síntoma de mayoría de edad en el ámbito teatral, anda cerca la mano nerviosa pero firme, clásica y vanguardista a la vez de Vicente Revuelta”.

Nacido en La Habana el 5 de junio de 1929, podría decirse que se inicia como artista a los siete años en un concurso de canto aficionado, pero no fue hasta 1946 que se estrena como actor en la obra “Prohibido suicidarse en primavera”. Cuatro años después, a los 21 años de edad, dirige su primera puesta en escena con el grupo Escénico Libre.

Tras una estancia de estudios en París en la primera mitad de la década de los años 50’s, se une a su hermana Raquel Revuelta, reconocida actriz del teatro y la televisión, para fundar en 1958 el grupo Teatro Estudio e iniciar una larga lista de puestas en escena recordadas como imprescindibles en la historia de la cultura nacional.

En medio del “boom” teatral que sucedió al triunfo de la Revolución en 1959, Revuelta empezó a destacarse como la figura principal de una tendencia que apostaba por un teatro experimental y libre, frente a otra -lidereada por el actor y director también fallecido Sergio Corrieri-, más vinculada a la coyuntura social y las grandes masas de público.

En este contexto, fundó en 1968 el Grupo Los Doce, una interesante propuesta centrada en las investigaciones de la forma teatral a partir de las teorías del polaco Jerzy Grotowski. El afán experimentador, bastante mal visto en los sectores más dogmáticos de la época y quizás el último intento de su tipo hasta la década de los 80´s, desapareció tras su primera puesta en escena.

“Para las mayoría era ‘el hermano de Raquel Revuelta’. La gente de teatro–comenzando por Raquel, claro- sabían que Vicente fue el pionero, el que equilibró legados diversos: (Berthold) Brecht, (Konstantin) Stanislavski, Grotowski. En este creador fue auténtica e insaciable la vocación de ir de un estilo a otro, la negativa a repetir logros o generar retórica”, afirmó Del Pino.

Profesor del Instituto Superior de Arte, actor en películas como Los sobrevivientes (Tomás Gutiérrez Alea, 1978) y El siglo de las luces (Humberto Solás,1992) y Premio Nacional de Teatro (1999), tuvo entre sus propuestas más significativas “El alma buena de Se-Chuan”, “La noche de los asesinos”, “Madre coraje”, “El Precio”, “La duodécima noche” y “Galileo Galilei”.

Julio García Luis

Escoltado por estudiantes de sus 12 años como decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, los restos del profe Julio, como le llamaba afectuosamente su alumnado, fueron sepultados en la tarde del 13 de enero en la capitalina Necrópolis de Colón.

El Premio Nacional de Periodismo “José Martí” (2011), máximo reconocimiento en el sector de la prensa cubana, falleció el 12 de enero víctima de un infarto cardíaco, dejando una estela de recuerdos entre sus colegas y las múltiples generaciones de periodistas que formó.

“Con la puerta de su oficina casi siempre abierta, aparentemente en calma incluso ante la situación más tensa, combinó su conocimiento práctico del periodismo con el rigor científico de la academia, y la valentía del revolucionario incómodo que —en mi criterio— siempre supo ser”, escribió el bloguero Francisco Rodríguez Cruz, en su bitácora Paquito el de Cuba.

En redes sociales como Facebook y Twitter, colegas y pupilos publicaron fotos de García Luis y mensajes de agradecimiento al maestro, que también fue presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y redactor de los oficiales diario Granma y el semanario Trabajadores.

El sector periodístico cubano valora, especialmente, los debates sobre la prensa cubana que García Luis alentó durante sus años al frente de la Upec.

Como académico, dejó aportes en el área de la Ética y Deontología del periodismo, en especial sobre las características y regulaciones de la prensa cubana y destacó como un pensador agudo sobre el rol de los medios de comunicación masiva en el socialismo.

Así, quedó en proceso editorial una propuesta de volumen titulada “Revolución, socialismo, periodismo”, del también maestro voluntario y agudo cronista y editorialista, que nació el 18 de mayo de 1942.

Remberto Becker

Conocido como el compositor más longevo de Cuba, Remberto Becker murió a los 101 años de edad, también el 10 de enero de 2012. Con su guaracha “A toda Cuba le gusta” (1943), se inmortalizó este autor, que legó a la música popular de la isla caribeña piezas como “De ti enamorado” (1965), “Como cambian los tiempos” (1962) y “Aquí nacen los soneros” (1976), entre otras.

Los géneros que más cultivó fueron el bolero, la guajira y la guaracha. Varias de sus obras constituyeron éxitos de los años 50 del pasado siglo XX y quedan hoy como clásicos de este arte en el país. Después de desempeñarse como pintor, decorador y boxeador, se adentró en la música y fundó, en 1943, el cuarteto “Becker”, junto con el renombrado bolerista ya fallecido Orlando Vallejo.

Fue condecorado en 2010 con el Premio Autor de la Agencia Cubana de Derecho de Autor Musical.

Las composiciones de este hombre nacido en La Habana el 4 de febrero de 1910, continuaron ganando aplausos, al ser incluidas en el repertorio de cantantes internacionales como el salsero venezolano Oscar D’León y en iniciativas como el internacionalmente reconocido primer disco del Proyecto Musical Buena Vista Social Club, creado en 1996 por el cubano Juan de Marcos y el guitarrista estadounidense Ry Cooder. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.