Piden al Papa apoyo para beatificación de Varela

El sacerdote Félix Varela es considerado el más importante pedagogo y religioso cubano del siglo XIX.

El proceso diocesano para la beatificación de Félix Varela inició en 1986.

Foto: colach de imágenes de Google

La Habana, 2 ago.- Un grupo de intelectuales y actores sociales cubanos vinculados al proyecto Cuba Posible, solicitaron al Papa Francisco interesarse en el proceso de beatificación del padre Félix Varela (1788-1853), previo a su visita a la isla en septiembre próximo.

“Se entregó plenamente, durante la mayor parte de su vida, a servir a los pobres, en especial a los inmigrantes irlandeses en los Estados Unidos, donde consagró tres décadas de su labor pastoral, cuando tuvo que asumir el exilio, hasta el fin de su vida”, subrayó la carta entregada el 30 de julio en la Nunciatura Apostólica de La Habana para ser remitida al Vaticano.

Sostuvo además que la beatificación del padre Félix Varela sería “un acto de justicia que honraría a lo mejor de los cubanos, tanto a los que profesan la fe católica como a aquellos que no la profesan, pero que juntos sienten, como Su Santidad, un compromiso sustantivo con el bienestar del prójimo, en Cuba, y sobre la Tierra”.

“Su vida constituyó un martirio moral por su compromiso radical con Cuba, expresión de su amor al prójimo”, argumentaron los miembros de Cuba Posible, iniciativa de análisis y reflexión con una vocación inclusiva y ecuménica, coordinada por los laicos católicos Roberto Veiga y Lenier González.

Varela es considerado el más importante pedagogo y religioso cubano del siglo XIX, y una figura fundacional en la lucha contra el colonialismo español. También creó el periódico El Habanero, reconocido como tribuna del independentismo y la formación de una conciencia nacional.

José Martí (1853-1895), apóstol de la independencia nacional, al referirse a él en la segunda mitad del siglo XIX lo llamó “el santo cubano”.

El proceso diocesano para la beatificación de Varela, el “hombre que primero nos enseñó en pensar”, como se le valora en Cuba, comenzó en febrero de 1986. El Vaticano lo considera un “hombre de paz y bien” y  un “modelo de humanidad”.

En marzo de 2012, y previo a su visita a Cuba, el papa emérito Benedicto XVI proclamó Venerable Siervo de Dios a este sacerdote nacido en La Habana el 20 de noviembre de 1788 y fallecido en San Agustín de la Florida el 25 de febrero de 1853.

El camino hacia la santidad consta de varios escalones: el primero, ser declarado Venerable Siervo de Dios, el segundo Beato y el tercero Santo, lo que autoriza a rendirle devoción pública el día de su muerte.

Venerable siervo de Dios es un título que se confiere a una persona muerta a la que se reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un Venerable sea beatificado se requiere un milagro por su intercesión debidamente comprobado. Es necesario un segundo milagro para que sea definitivamente canonizado como santo de la Iglesia católica.

Cuba cuenta con dos beatos: Olallo Valdés, enfermero laico consagrado en la Orden de San Juan de Dios, nació en La Habana en 1820 y falleció en Camagüey en 1889.

El otro, el seminarista José López Piteira, nació en Camagüey en 1913 y murió mártir en 1936, durante la Guerra Civil Española.

Los restos de Varela fueron traídos a Cuba en 1911 y depositados en el aula Magna de la Universidad de La Habana.

En enero de 1998, el papa Juan Pablo II le rindió homenaje en ese recinto y lo consideró “hijo preclaro de esta tierra, (…) la mejor síntesis que podemos encontrar entre fe cristiana y cultura cubana. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.