Plataforma multimedia cubana promueve la lectura en niños y jóvenes

Se llama Claustrofobias, es autogestionada y radica en la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

La Habana, 31 dic.- En busca de desarrollar un nuevo tipo de lector en la isla caribeña, el proyecto cultural autofinanciado Claustrofobias. Promociones Literarias se consolida en la oriental ciudad de Santiago de Cuba como una plataforma que agrupa diversos medios.

Surgida en 2012 bajo el slogan “Todo comienza en las páginas de un libro”, la iniciativa resulta inusual en el entorno cultural del país.

Con el objetivo de promocionar libros, escritores, revistas y casas editoras, la alternativa engloba un sitio web, una tienda física, un sello editorial y un amplio programa de acciones comunitarias.

En su haber está la creación de una ambiciosa biblioteca digital de autores cubanos contemporáneos y sostiene una variada divulgación en las redes sociales sobre el quehacer literario en la nación caribeña.

“Pretendemos acercar a las nuevas generaciones, compuestas por nativos digitales, a la literatura cubana contemporánea”, insistió vía correo electrónico Naskicet Domínguez, quien coordina, junto a Yunier Riquenes, la iniciativa.

“Claustrofobias trabaja con los conectados y desconectados: la comunidad tradicional y la comunidad virtual”, explicó Domínguez.

Los fundadores piensan que la isla se mueve desde las publicaciones. Pero, “¿cómo saber lo que se publica diariamente en Cuba?”, se preguntó Domínguez.

Promover la lectura entre los más pequeños es también un empeño de Claustrofobias.

Promover la lectura entre los más pequeños es también un empeño de Claustrofobias.

Foto: Archivo IPS Cuba

En función de ello, implementaron un portal interactivo para la divulgación de textos y creadores, y la publicación de reseñas, entrevistas y convocatorias.

A la par, potencian foros y encuestas sobre esta manifestación artística.

“Ese es nuestro objetivo, revelar los contenidos que circulan en las publicaciones cubanas, desde cualquier soporte. Darlos a conocer, moverlos, circularlos”, aportó Riquenes.

Para el artista santiaguero en la actualidad se lee y se vive diferente. “Hay otros modos de apropiación literaria y nosotros los aplicamos”, explicó.

En ese sentido, el proyecto asume interesantes fórmulas de promoción y publicidad, novedosas y poco practicadas en el entorno editorial cubano.

“La divulgación debe ser atractiva, debe entrar por los ojos, y llegar hasta lo más profundo. En este aspecto trabajamos”, añadió.

También llevan Ediciones Claustrofobias, donde realizan sus propios libros digitales y proyectos promocionales.

“Publicamos de todo un poco, para todas las edades y con diversos géneros”, expresó Riquenes.

El joven creador refirió que el sueño es concebir textos digitales con su afiches, anuncios y videos para enamorar a los posibles lectores.

A la par, mantienen una librería física de nuevo tipo, completamente automatizada y con precios módicos.

Bajo el pensamiento Desde Cuba cabe el mundo, el equipo interdisciplinario de cuatro jóvenes lleva adelante esta alternativa autogestionada, aunque sin renunciar a los vínculos institucionales y estatales.

Lo recaudado en las diferentes variantes del proyecto se distribuye entre las diferentes acciones.

Además, mantienen vínculos con editoriales cubanas, instituciones estatales y organizaciones artísticas no gubernamentales,

Cuentan también con espacios en emisoras radiales del oriente cubano, boletines digitales e impresos para la promoción de las actividades y un diverso cronograma de talleres literarios infantiles.

“Claustrofobias cumple cinco años y no ha sido fácil. A veces no hemos sido bien comprendidos”, agregó Riquenes.

El escritor concluyó que no les han frenado los esquematismos ni los “encierros de mente. Ahí está el mundo y ahí estamos todos”. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.