Proyecto cultural llevará más arte al malecón habanero

Tras dos ediciones vinculadas a la Bienal de La Habana, Detrás del Muro anuncia nuevos empeños de forma independiente.

Detrás del Muro brindó un espacio para el disfrute de la familia en la XII Bienal de La Habana, efectuada entre el 22 de mayo y el 22 de junio de este año.

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 5 sep.- El proyecto curatorial Detrás del Muro, uno de los más populares en la XII Bienal de La Habana, reveló novedades artísticas que garantizan su continuidad inmediata.

El empresario independiente Juan Delgado, fundador de la iniciativa, compartió las primicias en el espacio cultural Jueves de Embajada, efectuado el pasado 3 de agosto en la sede diplomática española en la nación caribeña.

Según el reconocido curador, ahora laboran en la realización de un evento similar en 2016, sin vínculo directo con la Bienal.

“Queremos realizar otro gran suceso y que el malecón se convierta en un museo o galería urbana”, afirmó Delgado.

Para el director de la iniciativa Cuban Arts Project, esa zona de la capital cubana debería tener “una intensa vida cultural de manera permanente, como ocurre en otras ciudades del mundo”.

No obstante, el equipo de Detrás del Muro manifestó que apuestan por mantener la colaboración con la Bienal.

De igual modo trascendió que próximamente estarán a disposición del público dos libros, publicados por Detrás del Muro Ediciones.

Ya circula el volumen “Los colores del ánimo”, de la crítica de arte Elvia Rosa Castro, y pronto estará impreso otro texto que reúne aportes investigativos y creativos de jóvenes graduados del Instituto Superior de Arte.

Durante el encuentro también se aludió al impacto, los aciertos y las dificultades de la experiencia en la XII Bienal de La Habana, donde adornaron el malecón habanero con más de 50 instalaciones y performances de artistas nacionales y foráneos.

Al respecto, el documentalista Rolando Almirante comentó que “el evento ofrece una posibilidad única para que las personas disfruten y sean parte de la confluencia entre el arte de adentro y afuera de la isla”.

“Lo más importante es el diálogo y la interacción entre los transeúntes, cada uno con su visión y maneras diferentes de relacionarse con el arte”, acotó.

Elvia Rosa Castro, una de las curadoras principales de la iniciativa, destacó “la capacidad para generar continuidades, porque no se queda en el malecón durante la bienal, sino que va más allá en libros, documentales, incluso con la repercusión en los medios de comunicación”.

A propósito del impacto mediático, ponderó que la edición de 2015 ha sido la de mayor presencia en revistas, periódicos y sitios web de varias naciones, incluidos diarios estadounidenses como The New York Times y The Washington Post.

Sin embargo, la especialista advirtió sucesos lamentables que apuntan a debilidades culturales y educativas entre la población.

“En ocasiones vimos como el público fue incapaz de interactuar con las obras de una manera correcta”, dijo en alusión a las agresiones sufridas por algunas obras.

“Cómo en un país que se pretende muy culto y cívico, pueden suceder actos de canibalismo cultural”, reflexionó la filósofa e historiadora del arte.

En el espacio de intercambio se exhibieron, además, fragmentos de los documentales de Rolando Almirante y Lester Hamlet, dedicados a las dos ediciones de Detrás del Muro. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.