Rapero logra campaña de pequeños mecenazgos

Al cierre de campaña, el 7 de abril pasado, Kamankola tuvo 79 mecenas que aportaron 3.012 euros.

El artista definió la campaña como “los 40 días más largos” de su vida.

La Habana, 10 ago.- Al cantautor y rapero Jorgito Kamankola le han sucedido muchas cosas desde que en febrero de 2014 inició con un grupo de amigos la primera campaña hecha desde Cuba de micromecenazgo o crowdfunding para reproducir copias de su primer álbum, “Antes que lo prohíban”.

Al cierre de campaña, el 7 de abril pasado, Kamankola tuvo 79 mecenas que aportaron 3.012 euros, 12 más que su petición en la página de Verkami, sitio especializado en este tipo de financiación que solo había sido utilizada en Cuba por cineastas, con mejor o peor desenlace.
 
Justo cuando se convertía en el primer músico cubano en lograr la hazaña, fue reconocido como profesional de la Agencia Cubana de Rap, título que le permite dar de comer a su banda y a sí mismo con la música, lo único que sabe hacer.

Luego se fue de gira con el cantautor Perrozompopo por Nicaragua.

Con presentaciones habituales en La Habana sacia sus ganas de cantar, cada jueves, a las 10 p.m. en el Somavilla, sito en la barriada capitalina del Vedado, o donde lo inviten a descargar. Mientras paga las recompensas prometidas a sus mecenas de Verkami y espera la fabricación de los ejemplares para repartirlos o venderlos entre sus seguidores dentro y fuera de Cuba, cuenta a la Redacción IPS Cuba su experiencia en el inédito micromecenazgo.

Redacción IPS Cuba: ¿Cómo fue el proceso del crowdfunding?

Kamankola: Han sido los 40 días más largos de mi vida. También fueron un poco decepcionantes porque fallaron tantos y tantos amigos que yo pensé que serían los primeros en aportar. Pero los que sí lo hicieron me dieron la fuerza espiritual para seguir y me hicieron muy feliz.

Hubo momentos en que las aportaciones se detenían. Al final, ya no sabía qué escribir en las redes sociales para animar a las personas y convencerlas de que colaboraran. Estaba harto. Ya no tenía cabeza. Lo confieso.

A esto súmale que pasamos miles de trabajos para acceder a Internet porque no tengo dinero para pagarme la conexión (en los puntos de acceso estatales que la hora cuesta poco más de cuatro dólares).

Hoy estoy seguro que todo salió bien gracias a las personas que nos apoyaron y demostraron que tienen un corazón grande. Tengo que agradecerle sobre todo a Rosario Bonet y al equipo inigualable de Robertico Ramos, Marta María Ramírez, Paloma y Lupe Pérez, que hicieron muchísimo en las redes sociales y otros espacios.

Redacción IPS Cuba: Además del agotamiento, de los problemas para acceder a Internet desde Cuba, ¿qué otras rutinas de la acometida consideras negativas?

Kamakola: Hubo respuestas como “tengo otras prioridades”. Entiendo que realmente el mundo está en crisis, pero 15 pesos son 15 pesos en Cuba y en Hong Kong. Tampoco es que le haya pedido a la gente que te dé la mitad de su vida ni nada por el estilo. Además, estás ofreciendo recompensas que van desde el envío del CD terminado con sus créditos en el librito.

Otras personas me escribían preguntando simplemente: “¿cómo estoy seguro de que eres tú?”. Ahí tienes que hacer nueva estrategia.

Redacción IPS Cuba: ¿Un hecho puntual o algo replicable? ¿Cómo ves este crowdfunding en el contexto cubano?

Kamankola: Creo que sí es replicable. Tenemos la mala costumbre de creernos que merecemos ayuda porque sí y obviamos las responsabilidades.

Todo está en proyectarte y estar consciente de lo que vas a hacer. Y no olvidar cómo te vas a conectar a Internet y buscar a alguien de confianza que te preste una cuenta en el exterior para que depositen la plata.

Yo quería tener mi primer disco físicamente y esta fue la manera que encontré. Pero también creo que los proyectos musicales necesitan nuevas dinámicas. Hay que darse cuenta de que hay que hacer conciertos, conectar con la gente, presentarse y mostrarle tu música. Creo que estamos en un momento en que debemos explotar más lo personal, estar cara a cara con nuestro público. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.