Retorno de artistas emigrados muestra avances

La flexibilización de la política migratoria en Cuba tiene una expresión directa en el panorama cultural del país.

Tomado de Cubadebate

El proceso de reinserción como artistas en Cuba ha sido

La Habana, 26 oct.- Diversas cubanas y cubanos observan una señal de que se avanza en la normalización de las relaciones entre el país y su emigración, en artistas como los músicos Pancho Céspedes y Descemer Bueno, que se rencontraron con su público local después de una larga ausencia.

Tras mantenerse alejado de los escenarios cubanos por más de dos décadas, el cantante nacionalizado mexicano Pancho Céspedes ofreció un concierto en esta capital durante el Sexto Festival Leo Brouwer de Música de Cámara.

Su regreso al país natal constituyó un acontecimiento de gran significación para el campo de la cultura, pues el artista, ganador de varios premios Grammy y Grammy Latino ha sido considerado uno de los más valiosos intérpretes de la canción cubana tradicional y del bolero.

Céspedes es uno de los músicos reconocidos que en menos de cinco años han decidido volver a este archipiélago caribeño a encontrarse con su público natural y con las matrices culturales que dan sentido a sus creaciones, luego de haberse radicado en el extranjero por largas temporadas.

Otro de los artistas muy seguidos entre los cubanos que volvió a radicarse en su tierra desde hace apenas un lustro es el cantante, bajista y compositor Descemer Bueno, quien se fue a vivir a los Estados Unidos en 2000 tras haber despegado aquí con el grupo Estado de Ánimo.

Anteriormente habían reaparecido en la escena local figuras como Kelvis Ochoa y Raúl Paz, quienes lanzaron sus proyectos personales en España y Francia respectivamente, por la misma fecha en que Bueno hacía carrera con su banda Sieterayo en el extranjero.

Uno de los casos paradigmáticos entre los artistas de la diáspora cubana es el de Habana Abierta, agrupación de culto dentro de la música alternativa, que se formó en Europa a partir de la integración de varios jóvenes que a finales de los años 90 del pasado siglo se presentaban en la peña de 13 y 8, en el barrio capitalino de El Vedado.

Aunque por aquella fecha la música de este colectivo no se pasaba en los medios de comunicación oficiales, su propuesta circuló por vías informales y ganó popularidad al punto de que su concierto único ofrecido en La Habana en 2003 desbordó el espacioso Salón Rosado de La Tropical.

En 2012 la euforia por Habana Abierta se repitió en el mismo centro cultural habanero, cuando se produjo su segundo gran espectáculo en el país. Esta actividad fue además el detonante de que algunos de los músicos que integran la banda hayan decidido seguir haciendo carrera en Cuba.

A pesar de los prejuicios, matices políticos y trabas burocráticas que todavía obstaculizan la actuación de artistas cubanos emigrados en su país, existen evidencias de que muchos de ellos han recibido el apoyo del Ministerio de Cultura y del gremio de creadores para reinsertarse aquí.

En esa situación pudiera incluirse el salsero Isaac Delgado, una de las más prominentes figuras del boom de ese género en la última década de los 90.

Delgado comenzó con discretas presentaciones en centros nocturnos de la capital y ya logró insertarse en la programación de eventos oficiales como Habanarte, celebrado en septiembre pasado.

La mayoría de los músicos que regresan a trabajar en Cuba opta por mantener su condición de residentes en otros países, lo cual les permite tener mayor movilidad en el entorno internacional y llevar adelante varios proyectos.

Además de la flexibilización de la política migratoria cubana a partir de la aprobación de la nueva ley en 2013, el reencuentro de los músicos y de otros muchos artistas con su país ha comenzado a producirse con mayor frecuencia también gracias a los reclamos contantes de la comunidad intelectual en diferentes foros públicos.

La posibilidad del retorno es altamente valorada por una buena parte de los creadores que han salido del territorio nacional en busca de otros horizontes artísticos o de mejoras económicas.

El propio Pancho Céspedes, en declaraciones ofrecidas a la prensa local con motivo del Festival Leo Brouwer, dijo que la oportunidad de realizar el concierto es uno de los acontecimientos más importantes de su vida, luego del nacimiento de sus hijos. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.