Revista tributa al debate sobre cine y reforma

Profesionales siguen proponiendo transformaciones al sistema de producción audiovisual en Cuba.

Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

El grupo propone reconocer legalmente a las productoras no estatales.

La Habana, 29 ago.- Las críticas y posibles soluciones para mejorar el sistema de producción y distribución del cine cubano centran el dossier del último número de la revista La Gaceta de Cuba, cuando un grupo de realizadores y las autoridades culturales dialogan sobre cambios en ese sentido.

La sección está encabezada por el trabajo “Un nuevo mapa para el cine cubano”, que resume un debate celebrado en 2010, en la tercera Muestra Temática de Cine Pobre “Humberto Solás”, donde se abordaron muchas de las cuestiones que hoy se identifican como frenos al desarrollo del audiovisual en la nación caribeña.

Transformar mecanismos de distribución obsoletos, legitimar a las productoras independientes y crear una ley de cine, son soluciones vertidas en las polémicas del sector desde hace algún tiempo, según se derivó de la publicación de la no gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

Por su parte, la realizadora Magda González explicó la sucesión de acontecimientos que llevaron a la creación, el pasado 4 de mayo, del Grupo de Trabajo (conocido como g-20) que dialoga con el estatal Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) y el Ministerio de Cultura sobre “los cambios que necesariamente tienen que ocurrir en el cine cubano”.

La creadora indicó, en el artículo titulado “Rescatando la confianza”, que desde 2007 conoce sobre las profundas inconformidades de las y los realizadores con respecto a las formas establecidas de pago y derechos de autor, cuando comenzó a presidir la Comisión de Cultura y Economía del VII Congreso de la Uneac.

Asimismo, La Gaceta de Cuba publica en sus páginas dos documentos fundamentales para la comprensión de las demandas del mencionado colectivo de cineastas: su Acta de Nacimiento y Declaración de Principios.

El establecimiento de nuevos mecanismos de distribución y exhibición -nacionales e internacionales-, la legalización de las productoras independientes, la actualización de las formas de producción y el rescate tecnológico y constructivo de las salas de cine del país, encabezan las demandas planteadas por el colectivo.

En sus actas fundacionales, el grupo reiteró su interés por “trabajar en una Ley de Cine cubana como única herramienta capaz de armar ese sistema que necesitamos”.

Nacimiento

La polémica recomenzó con una carta sobre el tema circulada en abril de 2013, bajo la firma del realizador Kike Álvarez. Esta derivó en una reunión de más de 70 personas del audiovisual cubano, realizada el 4 de mayo último, en el capitalino centro cultural Fresa y Chocolate.

En dicho encuentro, se creó el Grupo de Trabajo con 12 cineastas de diferentes generaciones para representar al sector ante instituciones oficiales.

Sus fundadores fueron Kiki Álvarez, Enrique Colina, Rebeca Chávez, Lourdes de los Santos, Daniel Díaz, Pavel Giroud, Magda González, Inti Herrera, Senel Paz, Fernando Pérez, Manuel Pérez y Pedro L. Rodríguez.

Más tarde se ampliaron a 20 personas, con la incorporación de Arturo Arango, Jorge Perugorría, Frank Cabrera, Claudia Calviño, Ernesto Daranas, Luis Ernesto Doñas, Vanesa Portieles y Alexander Rodríguez.

Desde entonces, el g-20 se ha reunido en varias ocasiones con representantes de la cartera de cultura y el Icaic.

Las partes han intercambiado propuestas de documentos legislativos y colegiaron criterios sobre un nuevo Reglamento para el Registro del Creador Cinematográfico y Audiovisual. El colectivo de cineastas solicitó el reconocimiento legal de las productoras independientes.

Ese documento fue presentado ante la asamblea de cineastas el sábado 3 de agosto, que también analizó una Propuesta de Reglamento para las Productoras No Estatales.

El g-20 trabaja ahora en un nuevo borrador de Diagnóstico, que conciba al audiovisual cubano como un conjunto y sistema, dentro del cual el Icaic es un relevante organismo de gestión, pero no el único. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.